La “soledad” del “alumno que aprende en casa”

JESÚS GARRIDO | 25/05/2020

Recordemos algunos términos básicos:
-Casera: Que se hace o cría en casa o pertenece a ella / Que se logra según el saber popular, sin especial dificultad o ciencia, aunque siempre eficaz.
-Aula: Sala o salón de un edificio -en este caso, en casa propia- que se destina a actividades de enseñanza, recinto dedicado a la educación.
-Recursos: libros, cuadernos, lápices, bolígrafos, reglas, ambiente para poder estudiar… etc.
ProfesorAlumno: Exigen una imprescindible conexión con el profesor, siguiendo sus instrucciones, procedimientos y normativas planificadas, escritas normalmente y de fácil y comprensible aplicación…

Doble juego y figura: ¿El alumno, solo, y protagonista de sí mismo?
Tal vez nunca se ha estudiado tan a fondo toda la dinámica, situaciones, dudas, programación de recursos que “el trabajo escolar en casa” ha llevado y sigue llevando consigo.
-Pero, sobre todo, el papel, la nueva figura y entidad que define al alumno, no solo como cumplidor de tareas – deberes que le ponían en el colegio y llevaba para casa sino también como “coprotagonista” de su propio aprendizaje que tiene que realizar en su “aula casera”.
-Sin restar importancia alguna al trabajo y dirección del profesor, el alumno – dada su situación física distante – se convierte en “doble juego y figura”: solo y protagonista.

 

 

Fuente del artículo:

La “soledad” del “alumno que aprende en casa”

Fuente de la imagen:

La “soledad” del “alumno que aprende en casa”

Deja un comentario

La “soledad” del “alumno que aprende en casa” – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: