Axel Rivas: “Hay que reforzar todos los mecanismos de reconexión de los alumnos con el sistema educativo”

  Por: http://www.clarin.com

El especialista Axel Rivas fue nombrado esta semana como presidente del nuevo “Consejo Nacional de Calidad de la Educación”, una especie de “consejo de expertos” en el ámbito del Ministerio de Educación -formado por 35 personas- que seguirá los temas vinculados a la emergencia educativa.

Axel Rivas (a la derecha), junto al ministro Nicolás Trotta y la secretaria Gabriel Diker, esta semana en la presentación del Consejo Nacional de Calidad de la Educación.

Si bien la función principal de este consejo -previsto en la ley de Educación de 2006 y que nunca se había implementado- es ocuparse de las evaluaciones de calidad, Rivas dijo que eso quedará para más adelante, cuando se supere esta emergencia.

– ¿Para qué sirve el Consejo Nacional de Calidad de la Educación?

  • Tiene el propósito central de generar consensos y una visión más amplia de la política educativa que no sea solamente la del gobierno de turno, sino que esté ampliada por otras voces del sistema educativo que representan al federalismo, a distintas visiones dentro y fuera de la educación, de la industria, del campo de la producción, de los sindicatos y, en particular, de distintos especialistas de la educación con visiones distintas muy plurales. Es, básicamente, tratar de darle más legitimidad a las decisiones de políticas, que puedan estar acompañadas por la visión de distintas voces y que puedan darles más robustez a las políticas.

Es una instancia que invita a pensar el largo plazo. No sólo cómo diseñar políticas para el presente sino ir pensando, en base a la consulta de estos actores, el diseño de políticas de más largo plazo. La idea es que pueda continuar en el tiempo. Que los representantes sean lo suficientemente plurales como para que si el día de mañana hay un cambio de gobierno no representen ni al gobierno que se va ni al que entra, sino que tienen su legitimidad propia para poder acompañar a cualquier gobierno desde un lugar de dialogo. Obviamente, es totalmente consultivo: el Gobierno no va a hacer lo que diga el consejo. Es un espacio de consulta, de reflexión, de discusión.

– ¿A qué tipo de políticas podemos esperar que le de legitimidad este Consejo?

  • El Consejo no va a definir políticas, va a tratar de dar recomendaciones y también hacer un análisis de las políticas en marcha. Entonces, si esas políticas toman en consideración las sugerencias del Consejo creo que van a salir fortalecidas. Si van en dirección distinta, el Consejo no las va a estar fortaleciendo. Pone un poco más en juego que las políticas necesitan consultas y consensos para que funcionen.

Estoy convencido que es un aspecto necesario pero no suficiente, no es lo único. Las políticas educativas necesitan mucho tiempo, consolidación. Necesitan además ser interiorizadas por muchos actores del sistema educativo. Son políticas muy complejas. Son “políticas de subjetividad”, es decir, que no funcionan si las personas no saben de qué se tratan y no están apropiándose de ellas.

– Este Consejo fue creado por Ley en 2006, pero en 14 años nunca se implementó. ¿Por qué?

  • No puedo dar una interpretación de por qué no lo hicieron otros. No estoy en la cabeza de los que gobernaron, pero creo que una posible lectura es que implica un costo político consultar a otro en forma institucionalizada.

– El Operativo Aprender fue un caballito de batalla de la gestión anterior, ¿qué van a recomendar hacer con esta evaluación?

  • No voy a opinar porque apenas tuvimos una reunión de presentación, así que cuando haya alguna decisión la vamos a comunicar como decisión del Consejo. Vamos a tratar de acordar por consenso y de reflejar los disensos. Si se discute el tema de la evaluación Aprender, posteriormente se hará un comunicado que diga, “bueno, en esto o todos los integrantes están de acuerdo en estos puntos, pero hubo disenso en este otro”. No va a ser mi voz, yo voy a ser el que coordina esas voces para tratar de darle coherencia. Entiendo que esto sería para consultarlo con la secretaria de evaluación Gabriela Diker y que el Ministerio decidió la continuidad de todas las pruebas, internacionales y nacionales.

– Pero como el Consejo debe ocuparse de hacer recomendaciones relacionadas con las evaluaciones de calidad…

  • Va a ser uno de los temas a tratar. Lo que pasa es que con la pandemia no va a ser de los primeros. Si no hubiera pandemia probablemente sería uno de los primeros, por la misma función del Consejo.
– ¿Entonces cuáles van a ser los temas?
  • Hemos definido que vamos a tener dos agendas que son siempre paralelas. Una tiene que ver con todos los aspectos vinculados a las implicancias de la situación que estamos viviendo en términos de las dimensiones organizacionales, pedagógicas y curriculares. No vamos a opinar en términos epidemiólogos, para eso hay otro consejo con especialistas que tiene que ver con la reapertura de las clases, no es función de este Consejo. Pero si tratar de pensar, por ejemplo, los temas que tienen que ver con reorganización curricular, con promoción de los alumnos, con cómo se va a conformar el ciclo lectivo 2021 con la situación actual. Tratar de pensar estrategias de política en el país federal, respetando las decisiones de las provincias. Esta va a ser una dimensión.

La otra es pensar cómo estas políticas pueden ser parte de una visión de mediano y largo plazo. Entonces, tratar de ir creando una especie de doble foco, donde las miradas y sugerencias del Consejo puedan también alimentar una mirada más allá de la pandemia. Por ejemplo, si hay que pensar en una instancia de aprendizaje virtual, una plataforma, cómo esa plataforma podría también servir más allá de la pandemia, como una forma de expansión del derecho a la educación. Tratar de pensar que las decisiones que se tomen ahora, además van a afectar al futuro, y tratar de ir dándoles forma, porque también son enormes esfuerzos que se hacen.

– Muchas de las cuestiones que se plantean hoy van a requerir de un financiamiento superior al actual, ¿lo están analizando?

  • No sería serio y responsable hacer recomendaciones sin entender los costos que tienen. Llegado el caso se discutirá, si se hace alguna sugerencia, cuáles son sus implicancias, no solo en costo económico sino también en términos de capacidades estatales, de diversidad de federalismo. Vamos a tratar de hacer sugerencia que tengan un costo de viabilidad.

Si algunas de las sugerencias implican cambios presupuestarios, eso va a ser parte de la conversación y obviamente uno va a tener que considerar el efecto en términos presupuestarios. Será una decisión de las autoridades políticas decir si es una prioridad o no, si están los recursos necesarios. Eso no tiene que ver con el Consejo. Nosotros no vamos a hacer un plan de gobierno, van a ser sugerencias, que en algunos casos van a tener más consenso o menos.

– ¿Cuándo van a ser las primeras reuniones?

  • Tenemos pensada una reunión de contenido para mediados de agosto.

– ¿Y las primeras recomendaciones?

  • No tenemos fecha ni definido cual será el formato. Tenemos que tener las primeras conversaciones. Mi idea es que se puedan reflejar tanto los consensos como los disensos y que cada uno de los integrantes del Consejo pueda enviar sugerencias por escrito. El rol será compaginar esas sugerencias y darle forma y sentido.

– En término de leyes educativas todavía quedan temas pendientes, como la jornada extendida…

  • Todos van a ser importantes, pero hoy un tema central es llegar a todos los alumnos, que no se quede ningún alumno fuera del sistema, la conectividad. El riesgo de que la desconexión implique un posterior abandono. Este es un tema central hoy. Y detrás de la conectividad hay otras cosas, no solo la infraestructura. La pandemia nos ha obligado a repensarlo todo. Hay que reforzar todos los mecanismos de reconexión con el sistema educativo, y esa va a ser un componente central de lo que discutamos en el Consejo, e ir acompañando las políticas que ya están en marcha.

– ¿Ven alguna experiencia internacional en la cual reflejarse?

  • En varios países hay experiencias interesantes: está el caso de Perú, de Chile, que hicieron una convocatoria muy amplia a personas con distintas visiones políticas. Y no se los convoca sólo una vez a una reunión. Lo institucionalizaron. Las reuniones periódicas generan las rutinas del diálogo.

Fuente de la entrevista: https://www.clarin.com/sociedad/axel-rivas-reforzar-mecanismos-reconexion-alumnos-sistema-educativo-_0_vuIyoJUUW.html

 

 

 

Deja un comentario

Axel Rivas: “Hay que reforzar todos los mecanismos de reconexión de los alumnos con el sistema educativo” – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: