La Escuela en la Era Digital

Por: Jorge Salazar García

Sin duda, la digitalización de los medios informativos fue un factor decisivo en la difusión de la noticia sobre el Covid-19. Tal información se globalizó de la misma manera que sucede con la idea de que nada será igual después de la Pandemia. Es una certeza; habrá grandes transformaciones, ya sea por la Revolución Digital, por la crisis económica o por el confinamiento; lo complejo será saber cómo modificarán las relaciones personales; si son inevitables los despidos o como impactan al sistema educativo. De algún modo la respuestas están conectadas por la misma causa: la hiperconectividad.

A pesar de disponer de información masiva, la sociedad no podrá a corto plazo detener a ese 1 % de la población mundial que impuso sus políticas al otro 99%. Esos privilegiados se opondrán a que la nueva escuela sea destinada a la formación de generaciones socialmente solidarias y respetuosas del planeta que nos alberga. En México, ese sector de poderosos, se organiza para evitar que la actual administración cumpla con  recomendaciones del FMI, BM, ONU, UNESCO  incluso del Foro Económico Mundial, relativas a la Educación. A pesar de ello la 4T avanzó en el sentido correcto pero no pudo extraer la esencia empresarial ni el carácter individualista transmitidas desde la generación z (1994-2010). Hasta el presente toda la Educación se imparte repitiéndoles sin cesar a niños y jóvenes que el objetivo de la vida es ser millonarios (exitosos, le llaman). Así se formaron profesionistas narcisistas para quienes el respeto al otro y a la Ecología es cosa de perdedores. En lo inmediato, esa visión de negocios continuará dominando en la Educación. Por lo cual educar para la vida, el trabajo y la felicidad quedará a la espera de futuros tiempos.

Por otro lado, el Estado, acorde con la digitalización de la industria, se ha propuesto hacer lo mismo en la Educación Pública, ya que la convergencia de medios, tecnologías digitales y sistemas de producción obliga también a revolucionar el sistema educativo. Ese fue el mensaje del secretario de Educación (Moctezuma Barragán) quien al explicar las medidas implementadas para iniciar el siguiente curso escolar, dijo: “…el futuro, será un modelo híbrido en donde esté presente tanto la educación a distancia como la educación presencial (Jornada 22/07). Advertido está; habrá cambios y la digitalización de la enseñanza serán progresiva. Es de esperarse, entonces, que esta vorágine de mutaciones provocadas por el desarrollo de la inteligencia artificial y el internet borrará las fronteras entre los tipos de aprendizaje (dirigido, autónomo y automatizado) y, consecuentemente lo mismo sucederá con las relaciones  escolares (maestro-alumno-padres-personal). En lo inmediato, el nuevo modelo será enfocado a formar ciudadanos competentes en tecnologías digitales,  analíticos como consumidores y prosumidores[1]. Aquella frase de renovarse o morir ya no es retórica, el vértigo de herramientas audiovisuales y digitales modifican ya la manera de Ser, Conocer y Hacer en el Mundo.

Para realizar el cambio en la escuela pública, el gobierno de la 4T tendrá que emprender la  alfabetización mediática [2] entendida «como la enseñanza de la habilidad de acceder, analizar y evaluar el poder de las imágenes, sonidos y mensajes, así como la habilidad de comunicar empleando cualquier otro tipo de tecnologías digitales diseñadas para la comunicación» primero capacitando a los maestros; de otro modo estos no podrán lidiar con la generación que nació sumergida en la tecnología digital ni con las alteraciones psicológicas, tales como el síndrome FOMO (Fear Of Missing Out): temor a perderse algo por estar sin internet o la Nomofobia entendida como la ansiedad causada por el miedo a separarse del teléfono móvil.

La nueva escuela en Veracruz: ¿fracaso garantizado?

El sistema educativo neoliberal, con el objetivo de mantener controlados a los actores educativo, fue excelente promotor de analfabetas funcionales y de la corrupción. Salvo honrosas excepciones, podrían entrar en ambos conjuntos algunos jefes de sector, enseñanza, inspectores, coordinadores, subdirectores y directores dedicados, sobre todo a servir al charrismo sindical veracruzano. Fueron ellos, en gran medida, cómplices de quienes aniquilaron el espíritu original del articulo 3º Constitucional. Si esa burocracia rancia se mantiene en Veracruz, los rezagos educativos se profundizarán y por supuesto serán un imbatible obstáculo para cumplir con los buenos propósitos de la nueva escuela impulsada por el Presidente. Conocí al monstruo durante 35 años: simulan trabajar, NO ESCUCHAN ni CONSULTAN a padres ni maestros, si acaso repiten como loros frases aprendidas en sus cursos de capacitación. Son personajes quienes además de su galante analfabetismo funcional son analfabetos digitales. De no mandarlos a sus casas continuarán siendo lastre en la educación y pesada carga para el erario público por los altos sueldos y gastos injustificables que representan las instalaciones, personal, equipo y materiales que están a su disposición.

Aquel personal digno, honesto, comprometido con los alumnos y padres de familia, con real vocación de servicio, si no desea ver frustrados sus esfuerzos debe alzar la voz señalando los errores y desviaciones, proponiendo soluciones y reconociendo errores propios. Pero sobre todo, tener valor para denunciar el acoso, la amenaza, las corruptelas y simulaciones de cualquiera que traicione la confianza que la nación les depositó al concederles la formación de los niños y jóvenes de México.

Dijo AMLO alguna vez: “Que se oiga fuerte y lejos” ¿De verdad creen que la nueva normalidad escolar va a funcionar en Veracruz con un secretario de educación simulador y analfabeta funcional? Ojalá y el Gobernador emendara a tiempo su error de nombrar a tal sujeto recordando aquel refrán que dice: “lo que mal comienza mal termina”.


[1] Consumidor generador de contenidos y creador de ideas y opiniones para ejercer influencia en la comunidad de compradores de una marca o un producto.

[2] Daniel,Jordi Sánchez Jordi-Congreso: II Internacional Educación Mediática y Competencia Digital Navarro (2013) p. 783

Fuente:

La Escuela en la Era Digital.

Deja un comentario

La Escuela en la Era Digital – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: