España:La Junta aclara: «La dirección de los centros educativos no será responsable en caso de contagio

La Junta aclara: «La dirección de los centros educativos no será responsable en caso de contagio»

Por:TERESA LÓPEZ PAVÓN

Sevilla

La Consejería de Educación despeja las dudas de los equipos educativos ante las incertidumbres generadas por el comienzo presencial del curso. “Los docentes no son ni canguros ni sanitarios”, subraya el consejero, Javier Imbroda. La Junta realizará test de diagnóstico a 143.000 trabajadores de la enseñanza en Andalucía y calcula que necesitará 3 millones de mascarillas y 300.000 litros de gel hidroalcohólico al mes

«Ante la sospecha de un contagio o la existencia de alguno, la responsabilidad de la dirección de los centros se limita a la comunicación del mismo a la autoridad sanitaria y a actuar conforme a las pautas que ésta determine». La Consejería de Educación ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los equipos docentes de cara al comienzo del curso y ha puesto especial énfasis en descargar de responsabilidad a los equipos directivos, quejosos porque se haya dejado en sus manos, con medios muy limitados, la complicada planificación de un curso lleno de incertidumbres.

Para frenar el malestar que ha crecido en las últimas semanas entre los equipos educativos, el consejero de Educación, Javier Imbroda, daba a conocer este miércoles un informe de la Inspección General de Educación con el que se da respuesta a las preguntas más frecuentes que han surgido y se despejan las principales dudas que siguen teniendo las direcciones sobre su papel en la seguridad y la salud tanto de los alumnos como de los trabajadores.

«La responsabilidad de un contagio en ningún caso se puede achacar a los centros o a sus equipos directivos. En primer lugar, habría que determinar, supuesto muy difícil, dónde se contagió la persona en cuestión, a lo que habría que añadir que el riesgo cero, como así señalan todas las autoridades y expertos en la materia, no existe», insiste la Consejería de Educación en el documento elaborado. Su titular, Javier Imbroda, y la viceconsejera, Carmen Castillo, desgranaron el documento en una comparecencia de prensa en la que también precisaron que se realizarán test de diagnóstico a un total de 143.000 trabajadores de la enseñanza en Andalucía (incluidos centros concertados y escuelas infantiles) antes del inicio del curso.

Además, se ha calculado, y así se ha trasladado a la Consejería de Salud (que es la encargada de facilitar el material), que los centros educativos necesitarán cada mes en torno a 3 millones de mascarillas y 300.000 litros de gel hidroalcohólico.Las mascarillas estarán disponibles para los docentes (a razón de una diaria) y para facilitarlas a los alumnos en caso de olvido, pérdida o deterioro, aunque será obligación de los estudiantes llevar su propia mascarilla cada día al colegio o instituto y no hacerlo tendrá sus consecuencias en la misma medida en que la tiene incumplir cualquier otra norma interna del centro, con la sanción que se determine dentro del plan de convivencia.

De momento se ha descartado tomarle la temperatura diariamente a los alumnos al inicio de la jornada escolar o disponer de alfombras para la desinfección del calzado, porque en los protocolos elaborados por Sanidad no se ha incluido nada al respecto.

Sin embargo, sí se precisa que, cuando un alumno presente síntomas compatibles con el coronavirus, se le sacará de la clase y se le aislará debidamente en un espacio determinado hasta que pueda recogerle su familia.

“No se está pidiendo en este caso que los centros tengan que hacer un prediagnóstico, como se viene difundiendo por algunos colectivos, tan solo actuar siempre ante un alumno que se encuentre indispuesto, pues tan solo corresponde determinar a los responsables sanitarios el estado de salud del alumno o alumna en cuestión”, afirma a este respecto el documento de la Inspección.

En caso de que se confirme el contagio y esa confirmación llegue al centro durante el horario escolar, se avisará a las familias para que recojan a sus hijos si estos forman parte del mismo grupo que el contagiado. De la misma forma, si la confirmación llega al centro fuera del horario lectivo, se llamará igualmente a las familias para que no lleven a sus hijos a clase al día siguiente.

Los niños permanecerán en casa sin acudir al centro hasta que lo determinen las autoridades sanitarias que, junto a la Delegación Territorial de Educación, determinarán para qué grupos será necesario suspender las clases presenciales y durante cuánto tiempo.

«Los docentes no son canguros ni son sanitarios», afirmó categórico Imbroda, para remarcar el ámbito de la responsabilidad que les corresponde en una crisis que es sanitaria. «La responsabilidad de la dirección de los centros es por tanto meramente organizativa», subrayó. Estos sí deberán tener un plan para darle continuidad a la enseñanza de forma no presencial durante el tiempo en el que se mantenga la cuarentena.

Los equipos directivos han hecho llegar a la Consejería de Educación un total de 317 dudas que la Junta ha reducido a 91 por ser muchas de ellas recurrentes. A continuación se reproduce una selección de las respuestas ofrecidas por la Consejería.

ABSENTISMO

Salvo casos justificados las familias no pueden decidir por su cuenta no llevar a sus hijos a clase y pretender que la formación de sus hijos sea únicamente telemática. «En el caso de la negativa de una familia a que su hijo acuda al centro, salvo situaciones debidamente justificadas que ya están contempladas de cursos anteriores, se activaría el protocolo de absentismo».

ALUMNOS VULNERABLES

Cada caso tendrá que ser evaluado por el médico del alumno, que será quien determine si puede asistir al centro y qué medidas especiales requeriría para ello. Como norma general, habría que extremar, en los grupos en los que se integre este alumnado, las medidas de higiene y separación social y tenerlos en cuenta prioritariamente si hay posibilidad de hacer algún desdoble u agrupamiento flexible. Para quienes se determine que no pueden acudir a clase, se les facilitará atención domiciliaria, como viene sucediendo con el alumnado que por razones de salud no puede acudir al centro docente durante un periodo determinado.

SOSPECHA DE POSITIVO

Se facilitará a cada centro y servicio educativo una persona de contacto dependiente de la Administración sanitaria (del centro de salud de referencia). Por tanto, y ante cualquier sospecha por la situación sanitaria de un alumno que no se pueda resolver con las familias, se dirigirán las dudas a estos responsables, que darán las instrucciones a seguir.

HERMANOS

Si un alumno da positivo y tiene hermanos en otros grupos será en todo caso la autoridad sanitaria la que determine las medidas a adoptar, incluida, en su caso, la suspensión de la actividad lectiva presencial para uno o varios grupos de convivencia escolar del centro o para todo el alumnado del mismo. También si los contactos pudieran afectar a otros centros de la localidad.

LIMPIEZA

Hasta el pasado curso la limpieza de los centros se hacía siempre fuera del horario lectivo. Este año, los centros podrán solicitar una modificación de los horarios de limpieza «atendiendo para ello a la distinta naturaleza jurídica de la relación contractual con dicho personal». «Si a tal respecto surgiera algún problema, sería necesario comunicarlo a la Delegación Territorial correspondiente para realizar las oportunas gestiones».

COORDINADOR COVID

El coordinador Covid (habrá uno por centro nombrado por el director) tendrá entre sus funciones las que le delegue la dirección del centro y que tienen que ver con la necesidad de conocer de primera mano la información oficial disponible sobre la covid-19 y cuantas novedades se den, detectando y contrarrestando la información falsa y trasladándola al resto de la comunidad educativa. También podrá delegarle el director funciones derivadas de la prevención, detección e intervención en el centro, o el impulso y desarrollo de actuaciones de promoción y educación para la salud. Los coordinadores recibirán formación específica y tendrán derecho a una reducción del horario de clase de entre 3 y 7 horas semanales. Para cubrir esas horas se contratará a 826 docentes extra.

INCORPORACIÓN A LOS CENTROS

En los primeros días del mes de agosto se publicarán los destinos definitivos del personal que ha participado en los procedimientos de provisión de puestos, en los que ya estará el personal de nueva incorporación vinculado a la disponibilidad horaria para la coordinación covid-19, así como para la coordinación TIC en determinados centros educativos. Dicho personal, conforme a las Instrucciones de 6 de julio de 2020, deberá incorporarse el 1 de septiembre a su destino. En cuanto al personal de refuerzo específico para la enseñanza básica, se

incorporará a los centros educativos en los primeros días de septiembre, y en todo caso, antes del inicio de la actividad lectiva presencial para la respectiva enseñanza.

REFUERZOS DE PLANTILLA

El incremento de la plantilla de funcionamiento con el profesorado de apoyo se hará conforme a los siguientes criterios:

En Educación Primaria, se incorporará a los centros cuyas unidades contengan más de 20 alumnos y alumnas matriculados, con la siguiente distribución:

  • Entre 5 y 10 unidades, ambas incluidas: 1 maestro adicional de la especialidad de educación primaria.
  • Entre 11 y 16 unidades: 2 maestros adicionales.
  • Entre 17 y 23 unidades: 3 maestros adicionales.
  • 24 ó más unidades: 4 maestros adicionales.

En la Educación Secundaria Obligatoria, se incorporará a centros cuyas unidades contengan más de 22 alumnos y alumnas matriculados, con la siguiente distribución:

  • Entre 5 y 10 grupos, ambos incluidos: 1 profesor del ámbito sociolingüístico y 1 profesor del ámbito científico-tecnológico.
  • Entre 11 y 16 grupos: 2 profesores del ámbito sociolingüístico y 1 profesor del ámbito científico-tecnológico.
  • 17 ó más grupos: 2 profesores del ámbito sociolingüístico y 2 profesores del ámbito científico-tecnológico.

DOTACIÓN DE HERRAMIENTAS

Está prevista la adquisición de 150.000 dispositivos electrónicos, destinados a los centros docentes públicos, que llegará a los mismos al inicio del curso escolar. Todos los centros recibirán al menos un número de dispositivos igual al de los profesores que prestan servicios en los mismos, distribuyéndose el resto en función del alumnado que atiendan y que esté en riesgo de “vulnerabilidad digital”, o sea, que carezcan de medios propios.

La dotación de dispositivos electrónicos para los centros educativos prevista por la Consejería de Educación y Deporte, dirigida a los centros docentes públicos, y los que pudieran facilitarse en el marco del convenio de colaboración con el Ministerio de Educación y Formación Profesional y Red.es, podrá utilizarse durante la práctica docente ordinaria, “favoreciendo nuevas propuestas metodológicas e incorporando a la misma las experiencias desarrolladas durante este periodo”. En caso de suspensión de la actividad lectiva presencial, podrán ponerse a disposición del profesorado y del alumnado, de acuerdo a lo que establezca el proyecto educativo del centro.

AUSENCIA POR CONFINAMIENTO

En el caso de que uno o varios profesores tengan que quedarse en casa por confinamiento, el centro tiene que tener elaborado su Plan de Sustituciones, y recoger todas las medidas posibles para atender al alumnado en su conjunto, lo que primará sobre cualquier otro tipo de previsión horaria que se pudiese tener, incluida la coordinación o labores administrativas o de dirección, en caso de que, en un momento dado, el personal previsto para la atención del alumnado en un horario concreto no estuviera disponible.

TURNOS DE TARDE

Los centros podrán, en el uso de su autonomía, establecer horarios de algunas enseñanzas por la tarde, siempre persiguiendo como objetivo la creación de entornos más seguros. A su vez, habrá que tener en cuenta la conciliación familiar y laboral, por lo que los grupos de alumnado de menor edad tendrían que mantener su horario.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

La realización de actividades complementarias y actividades extraescolares es decisión de los centros docentes, que, en el uso de su autonomía, establecen aquellas actividades que consideran necesarias. Dada las condiciones en las que se va a desarrollar el próximo curso escolar, con una crisis sanitaria presente, los centros pueden optar sin ningún problema por suspender todas sus actividades complementarias y extraescolares si con ello estiman que aumenta la seguridad en su centro y para con su alumnado.

Fuente:https://www.elmundo.es/andalucia/2020/08/05/5f2adbccfdddffe9bb8b4576.html

 

Deja un comentario

España:La Junta aclara: «La dirección de los centros educativos no será responsable en caso de contagio – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: