Retos de la Educación en Línea para las Escuelas Públicas en México

Por Rodrigo Ponce Díaz, Héctor Azael Hernández,
Alfredo Díaz Miranda y Ramón Díaz Gaona

La primera respuesta a la contingencia por la COVID-19 provino del cierre de las escuelas en todo México, desde el nivel preescolar hasta universitario. Esta medida ayudó a controlar el número de contagios entre la población infantil y juvenil, sin embargo, puso en riesgo la finalización del ciclo escolar 2019-2020, principalmente en las escuelas públicas.

Hoy en día, ante el avance de los contagios, el gobierno federal propone iniciar el próximo ciclo escolar 2020-2021 en la modalidad de educación a distancia, utilizando las estaciones de televisión como un medio para llevar contenidos educativos a todas las casas en México. Con esta propuesta pareciera que el reto del próximo ciclo escolar está solucionado, sin embargo, la educación a distancia presenta muchos retos para alcanzar a toda la población de niños y jóvenes en edad escolar.

Con la finalidad de conocer los desafíos de la educación pública en México durante la pandemia, en este artículo presentamos tres escuelas públicas y cómo estas afrontaron la emergencia sanitaria para completar el ciclo escolar recién terminado en los grados de primaria, secundaria y bachillerato; tomando en cuenta tres contextos diferentes: urbano del norte del país, rural del occidente del país y rural del sureste mexicano. Posteriormente analizaremos las posibilidades para iniciar el próximo ciclo escolar 2020-2021 y la nueva educación POS COVID-19.

¿Cómo han afrontado la emergencia sanitaria tres escuelas públicas mexicanas?

I.    Escuela Primaria General Francisco Naranjo

Hace cinco años, Héctor Azael Hernández Moreno obtuvo la posición de director de esta escuela primaria por medio de un examen de oposición, un hecho trascendente en el magisterio en Nuevo León. En menos de cinco años logró transformar la escuela en deterioro, tanto material como espiritualmente, en una comunidad de estudiantes y sus familias.

Localizada en la colonia Las Flores, en el centro de la Zona Metropolitana de Monterrey; la escuela primaria cuenta con 168 alumnos, 8 aulas y 2 áreas de baños, así como un edificio de oficinas que alberga la dirección y un espacio para el comedor donde se guardan los desayunos escolares que otorga el DIF (Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia).

La mayoría de los niños que asisten a esta escuela provienen de familias que se dedican a los oficios en la construcción, pequeños talleres, ventas por ocasión, y en su mayoría son de nivel socioeconómico medio-bajo. El CONEVAL cataloga a la colonia con un rezago social muy bajo con un porcentaje entre 18 % y 34 % de población con pobreza.

Adelantado a su tiempo, el director diseñó un día semanal para el trabajo desde casa de sus estudiantes, utilizando la plataforma EDMODO, durante los últimos 5 años. A la llegada de la contingencia, y en contra del programa educativo generalizado para todo el estado de Nuevo León, continuaron usando la plataforma para atender las necesidades específicas de cada estudiante y de la escuela en particular. Cada grupo y su profesor de grado tenían acceso y seguimiento a las actividades, de tal manera que el profesor implementaba y revisaba para saber las áreas de oportunidad de los estudiantes.

De esta forma, utilizando la plataforma EDMODO y otros canales de comunicación como WhatsApp y la página de Facebook de la escuela primaria, la comunidad de la escuela se mantuvo trabajando a distancia y pudieron concluir el ciclo escolar 2019-2020.

II.    Telesecundaria Emiliano Zapata del Limón de la Luna

Alfredo Díaz Miranda es el Director Comisionado de esta Telesecundaria, lo que significa que además de su función principal como profesor frente a grupo, debe atender las responsabilidades administrativas y de dirección de la telesecundaria. Ingeniero Agrónomo de profesión y consciente de la necesidad de conocer los principios pedagógicos de la enseñanza, se capacita constantemente.

‘El Limón de la Luna’ es una comunidad rural del municipio de Buena Vista, cerca de los límites con Jalisco y a 60 km de Apatzingán; la llamada “Tierra Caliente” de Michoacán. La población de Limón de la Luna no supera los 300 habitantes, por lo cual los alumnos de la Telesecundaria provienen de comunidades aledañas.

La gran mayoría de la población son ejidatarios dedicados al cultivo del maíz de temporal, zarzamora, siembra por temporadas de jitomate o pepino; los que no poseen tierras de cultivo trabajan de jornaleros. El CONEVAL considera al municipio de Buenavista con un nivel de rezago social muy bajo, considerando que el 60.10 % de la población se encuentra por debajo de la línea de pobreza por ingresos.

La Telesecundaria atiende a 35 estudiantes distribuidos en los tres grados, en un terreno de una hectárea de extensión, tres salones, una cancha de usos múltiples, construidos por la comunidad. Cabe hacer notar que el mantenimiento de las instalaciones corre por cuenta de la comunidad y en ocasiones no se realiza.

En esta situación de contingencia, Alfredo y sus profesores lograron continuar con sus actividades académicas, principalmente usando los teléfonos celulares y la aplicación de WhatsApp. Los profesores enviaron textos, videos, algunos audios, fotografías de hojas con ejercicios resueltos paso a paso y explicaciones. Los alumnos enviaban sus actividades por el mismo medio. En varias ocasiones los retrasos se relacionaban con la falta de saldo para el uso de datos de su celular (no todos los estudiantes tienen Internet en sus casas, y en el mejor de los casos los comparten con vecinos).

Ante esta situación no todos los alumnos respondieron de la misma forma, el 20 % logró enviar todas las actividades, otro 20 % envió entre el 80 y 85 % de las actividades y el resto de los estudiantes cumplieron con un 30-60 % de las actividades. Una razón fue la falta de acceso a datos de Internet y otra fue el poco interés de los estudiantes, quienes aprovecharon esta contingencia para trabajar como jornaleros (siendo una población rural, el confinamiento no fue total).

En su calidad de director comisionado Alfredo Díaz envió la documentación y las calificaciones finales al subsistema de telesecundarias del estado de Michoacán. Aunque esto le costó trasladarse a un poblado próximo (Pareo, Michoacán) y pagar en un cibercafé para poder enviar toda la documentación.

III.    Colegio de Bachilleres del Estado de Quintana Roo, plantel: Río Hondo

Enclavada en la frontera con Belice, la comunidad de Javier Rojo Gómez, Quintana Roo alberga al Colegio de Bachilleres que atiende a 368 estudiantes de las comunidades aledañas, en un radio de 2 a 20 km a la redonda. La gran mayoría de las comunidades son rurales, con una vocación preponderante agrícola, el cultivo principal es el de la caña de azúcar. El CONEVAL considera al municipio Othón P. Blanco con un nivel de rezago social muy bajo, considerando que el 43.20 % de la población se encuentra por debajo de la línea de pobreza por ingresos.

El plantel cuenta con 9 salones de clase, tres laboratorios, biblioteca, seis áreas administrativas, área para el club de danza, cafetería, canchas deportivas y área de árboles frutales.

Los estudiantes se dividen en 7 grupos, dos de segundo semestre, cuatro de cuarto semestre y uno de sexto semestre. Cada grupo recibe instrucción por materia de diferentes profesores, en particular Ramón les imparte matemáticas, apoyado por su capacitación en un gran número de cursos relativos a la educación y pedagogía, así como varios diplomados sobre el mismo enfoque, también por su pasantía de la Maestría en Educación.

Con la suspensión sorpresiva de las clases, debido a la contingencia por COVID-19, y sin una plataforma oficial en donde los docentes pudieran exponer sus actividades y la teoría relacionada, los docentes compartieron por redes sociales las actividades y aceptaron la entrega por cualquiera de las redes usadas comúnmente: Messenger, correo electrónico e incluso WhatsApp. Esta situación complicó el control del tiempo académico, así como los formatos de entrega de actividades; además el contacto por redes sociales fue difícil al tener estudiantes con pseudónimos en sus nombres de redes sociales.

El interés por seguir sus estudios en nivel superior motivó a los estudiantes a completar sus actividades en línea. Sin embargo, una parte de los alumnos se confiaron con el rumor de que no habría reprobados y por eso no entregaron sus actividades. Esto al margen de la dificultad para acceder a conexiones de Internet, por tratarse de una comunidad rural.

¿Qué nos depara el próximo ciclo escolar 2020-2021?

El pasado 3 de agosto se anunció la estrategia federal para la educación pública, a distancia y utilizando las televisoras para transmitir contenido educativo. Ante este escenario surge la pregunta: ¿La educación a distancia o en línea es factible en la educación pública?

En la educación primaria la respuesta contundente es no. Aún con la experiencia de cinco años utilizando la plataforma EDMODO, el profesor Héctor Azael considera que los estudiantes a esa edad no pueden ser autónomos para aprender y los más preocupantes son primer y segundo grado porque la enseñanza del proceso de lectoescritura es el problema que se presenta en el próximo ciclo escolar.

Alfredo y Ramón coinciden en el análisis sobre la edad de estudiantes de primaria: no tienen la responsabilidad para aprender por sí mismos y al no haber quien les esté insistiendo en realizar las actividades, dejan que estas se les acumulen y llega el momento que les es difícil cumplir en tiempo y forma, es ahí donde los padres deben de estar al pendiente para que sus hijos cumplan.

Adicionalmente, la generación de contenidos para la televisión tiene limitantes, así como los diseños instruccionales de los sistemas de teleeducación en México (Telesecundarias, Telebachilleratos y la Educación Media Superior a Distancia “EMSaD”). Los sistemas de teleeducación se basaron en la elaboración de contenidos de las materias para ser proyectados en televisión o en computadoras, el docente funge como un asesor en el caso de dudas sobre el contenido. En muchos de los casos los docentes terminan impartiendo clases como la educación de tipo presencial (priorizando materias de su dominio o gusto), en algunos planteles de EMSaD los docentes dan paquetes de 3 o 4 materias, dejando de lado el contenido de la educación a distancia.

No se debe olvidar la mejora de la infraestructura en escuelas rurales para el acceso a Internet, equipo de cómputo y plataformas tecnológicas de fácil acceso en teléfonos móviles. Todo ello, considerando la capacitación de docentes y directivos en el uso de estas tecnologías para mantener una comunicación efectiva con los padres y madres de familia, un seguimiento a distancia del estudiante, así como tener la flexibilidad para la recepción y calificación de las actividades atrasadas.

En los niveles superiores de educación (Educación Media Superior y Superior), la posibilidad de una educación 100 % en línea sí es factible. La edad de los estudiantes, así como los intereses personales ayudan a que el apoyo familiar se pueda reducir considerablemente y quedarse solo en un seguimiento de la realización de actividades.

La Educación pos-COVID-19

Estamos viviendo un cisma en la educación impulsado por la contingencia sanitaria por COVID-19, lo cierto es que el cambio educativo que estamos viviendo es irreversible. El próximo ciclo escolar 2020-2021 está planteando el inicio de una nueva educación y en particular de la escuela pública.

El cambio iniciará con la parte tecnológica, tomar los mejores elementos de la educación en línea o a distancia, abastecer de equipo y capacitar a escuelas, docentes y estudiantes. Sin embargo, el mayor cambio se dará cuando revaloremos la educación y el paradigma de la calificación sea sustituido por el paradigma del aprendizaje. Un aprendizaje significativo que sea útil, que sea aplicable y que puedan los estudiantes poner en práctica para su propio beneficio, de su familia y de su comunidad.

La educación pos-COVID-19 tendrá como propósito beneficiar a toda la sociedad en general, creando un mundo mejor. Es importante iniciar el cambio de mentalidad, generar una cultura de mayor interés por el conocimiento, respeto mutuo, respeto de la comunidad y cuidado del medio ambiente; para con ello, contrarrestar la cultura de violencia, engaño e indiferencia, presentes en una parte de la sociedad y de la juventud.

Acerca de los autores

Rodrigo Ponce Díaz (rponce@tec.mx) director de PrepaTec Eugenio Garza Lagüera, imparte la clase de Física de Bachillerato Internacional. Es Doctor en Tecnologías de la Información y Comunicaciones por el Tecnológico de Monterrey.

Héctor Azael Hernández (lic.hahm@hotmail.com) es director de la Escuela Primaria General Francisco Naranjo, Monterrey, N.L. Licenciado en Educación Primaria y en Derecho, master y doctor por la Universidad Pedagógica Nacional, con 8 años de experiencia docente.

Alfredo Díaz Miranda (alfdimi@yahoo.com.mx) es director comisionado en la Escuela Telesecundaria Emiliano Zapata del Limón de la Luna, Michoacán. Ingeniero Agrónomo por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Docente de telesecundarias desde 1995.

Ramón Díaz Gaona (radi_ga@hotmail.com) es profesor de matemáticas de tiempo completo en Colegio de Bachilleres del Estado de Quintana Roo, Plantel Río Hondo, desde 1998. Ingeniero Agrónomo con especialidad en zootecnia de la Universidad Autónoma de Chapingo en 1983.

Referencias

CONEVAL. (2015). Visor Geoespacial Pobreza-COVID-19. 5 de agosto 2020, de CONEVAL Sitio web: https://www.coneval.org.mx/Medicion/MP/Paginas/Visor_Geoespacial_Pobreza_COVID-19.aspx

INEGI. (2015). Encuesta Intercensal 2015. 5 de agosto, de INEGI Sitio web: https://www.inegi.org.mx/programas/intercensal/2015/

INEGI. (2015). Modelo Estadístico 2015 para la continuidad del MCS-ENIGH. 5 de agosto 2020, de INEGI Sitio web: https://www.inegi.org.mx/investigacion/eash/2015/default.html

Entrevistas realizadas a tres profesores:

Héctor Azael Hernández – Escuela Primaria General Francisco Naranjo Monterrey, N.L.

Alfredo Díaz Miranda – Escuela Telesecundaria Emiliano Zapata del Limón de la Luna, Michoacán.

Ramón Díaz Gaona – Colegio de Bachilleres del Estado de Quintana Roo, Plantel Río Hondo Quintana Roo.

Deja un comentario

Retos de la Educación en Línea para las Escuelas Públicas en México – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: