La educación que llegó para quedarse

Por Miguel Ángel Puértolas*

Hoy estamos experimentando un modelo colaborativo en materia de educación en el país donde ahora sí el sector privado, las instituciones públicas, padres de familia y alumnos vamos por el mismo camino, por fortuna o no obligados por las circunstancias que estamos viviendo en materia de salud a nivel mundial. Me parece que un punto positivo, más allá de ver los retos por venir y las circunstancias en la que el sistema educativo del país se encuentra, ver también que hoy como nunca más personas nos estamos involucrando en la educación de nuestros hijos, y estoy de acuerdo en que la situación se complica para muchos padres que trabajan y ahora tendrán que estudiar junto a sus hijos pero el punto positivo es que además se estrecha la convivencia. De alguna u otra manera tenemos que ver que estos ejercicios nos hagan mejores padres, mejores hijos, mejores maestros y mejor sociedad. Hay que aprovechar este tiempo de convivencia que como nunca se ha tenido, para mejorar en gran medida a México como país y qué mejor que la educación sea el factor de unión de muchas familias en las que, seguramente, se había dejado de lado esa convivencia importante que se requiere para la tan llevada y traída reconstrucción del tejido social. Yo mismo he experimentado esa alegría, pese a la gran cantidad de responsabilidades que pueda tener, de sentarme de nuevo a ver los tutoriales para resolver problemas de álgebra o física que tenía guardados en el último cajón de mi cerebro y tener la oportunidad de convertirme en un asesor de mis hijos, claro, menos tiempo que su mamá a quien reconozco por haberse convertido en maestra de tiempo completo. De las adversidades saquemos lo positivo, insisto, no digo que sea fácil, no digo que no represente un conflicto para muchos, pero como en todo hay que ver en esta nueva normalidad de la educación una oportunidad para estrechar el lazo familiar. Muchos de quienes leerán este texto son como yo, parte de la generación en la que pocas veces nuestros padres se sentaron por miles de ocupaciones a revisar tareas o verificar el trabajo bien realizado, de hecho déjeme darle una noticia, en realidad lo que hoy estamos haciendo en la pandemia deberíamos de haberlo hecho siempre, se acabó el tiempo en que la educación de nuestros hijos era solo responsabilidad de los maestros y de la escuela, los responsables somos todos y es como debemos seguir.

*miguel.puertolas@milenio.com

Fuente:

https://www.milenio.com/opinion/miguel-angel-puertolas/en-frecuencia/la-educacion-que-llego-para-quedarse

Fuente de la Imagen:

https://www.uss.cl/blog/rol-de-los-padres-en-la-educacion-de-sus-hijos/

Deja un comentario

La educación que llegó para quedarse – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: