Educación y aprendizaje en los museos: ¿las profesiones olvidadas?

La interacción cultural y los programas de educación nunca han estado tan presentes en los museos como ahora. Hoy en día los museos ofrecen una gran variedad de visitas guiadas y eventos especiales a medida, cumpliendo así la misión crucial de los museos, que es llegar a su público y educar.

¿PUEDE LA EDUCACIÓN EN LOS MUSEOS SER UNA RESPUESTA A LA CRISIS?

El reciente cierre de los museos debido a la actual crisis sanitaria mundial ha revelado la eficiencia de los educadores y mediadores culturales de todo el mundo, quienes, solo unos días después de dicho cierre, desarrollaron programas digitales que incluían visitas guiadas en línea, visitas entre bambalinas, acertijos en línea, suplementos para el aprendizaje y experimentos. Muchas de estas actividades se pueden encontrar en línea con las siguientes etiquetas: #MuseumFromHome, #MuseumsAndChill, #ClosedButActive.

Los educadores de museos eligen y desarrollan formatos y métodos que permiten transmitir el contenido digitalmente. Organizan proyectos participativos a través de los cuales interaccionan con el público y hacen mucho hincapié en los programas. Esto requiere una reflexión continua sobre la teoría y la práctica (ICOM CECA Austria y Österreichischer Verband der KulturvermittlerInnen 2017). Un museo suele cumplir su misión pública a través de programas educativos e interactivos adaptados a cada grupo objetivo. Sin embargo, si bien la contribución de los educadores de museos a la misión y a los objetivos y programas de las instituciones culturales es fundamental, su trabajo suele pasar desapercibido y tanto sus resultados como sus competencias es algo que se da por sentado.

 

¿UNA DEFINICIÓN DE MUSEO SIN EDUCACIÓN?

Durante la Conferencia General del ICOM de 2019 en Kioto se debatió sobre la propuesta de una nueva definición de museo. Llama la atención que los términos “interacción cultural” y “educación” estuvieran ausentes en dicha definición.

Si tenemos en cuenta que los educadores de museos fueron de los primeros profesionales de los museos en identificar la necesidad de que los museos se abrieran a un grupo objetivo más amplio, que para ello escucharan a sus comunidades de modo que pudieran seguir siendo relevantes para la sociedad, la exclusión del término “educación” en la propuesta de la nueva definición resulta un gesto muy displicente.

Muchos debates celebrados durante la Conferencia de Kioto mostraron que el término “educación” se veía, en algunas traducciones, como un método anticuado de interacción con el público (Van Veldhuisen 2018, p. 29). Desde 2016 el Comité del ICOM de Educación y Acción Cultural (CECA) ha recopilado los términos actuales que describen el trabajo realizado por los educadores de museos: educación, mediación, moderación, facilitación, pedagogía museística, público o servicio cultural, actividad cultural, programas de interacción o aprendizaje. Las descripciones y los significados de estos términos varían en cada país.

“Educación” se interpretó en el debate de Kioto como algo que representa a ese museo omnisciente, que explica las maravillas y las artes del mundo desde lo alto de una torre de marfil a un público pasivo. Esta idea está muy alejada de la realidad. Los mediadores culturales inician procesos de aprendizaje y comunicación inclusivos para cada grupo escolar o proyecto comunitario y diseñan diferentes espacios para cada experiencia. Informan, moderan e impulsan el debate social y cultural dentro de los museos, las instituciones culturales y en la sociedad, analizando la relevancia social de cada ámbito de estudio.

El término “educación” es demasiado limitante en una nueva definición. Podría ampliarse utilizando el término “(inter)acción cultural”, tal y como ocurre con el nombre del ICOM CECA (Comité de Educación y Acción Cultural). Según la actual propuesta para la nueva definición, la función de un museo es “interpretar” o “ampliar las comprensiones del mundo”. Estas descripciones no pueden sustituir la importancia de la “educación” o el “aprendizaje”. Educación, interacción cultural y aprendizaje son funciones fundamentales de un museo moderno.

ESTATUS DESIGUAL

Excluir las profesiones de educación cultural y mediación en la propuesta de la nueva definición de museo también va en detrimento de la situación de muchos de estos profesionales, cuyas condiciones laborales son ya menos favorables que las de otras profesiones museísticas. Por ejemplo, muchos mediadores culturales, quienes interactúan directamente con el público, trabajan con contratos por cuenta propia muy precarios. Se les paga por cada visita guiada y no reciben ninguna compensación en caso de cancelación.

Muchos tienen una excelente formación y años de experiencia laboral en su campo, pero aceptan contratos precarios debido a su compromiso con la educación y con el público al que prestan sus servicios. A los estudiantes que buscan ganar experiencia en el ámbito museístico también se les contrata como mediadores y tienen que combinar con sus estudios un trabajo tan exigente como este.

Estudiantes y profesor en una excursión escolar al museo con una guía

En resumen, los profesionales de la educación sufren la mayoría de las consecuencias de los problemas económicos del sector cultural (Artforum 2020). La actual crisis sanitaria mundial ha situado este asunto en un primer plano y se ha convertido en motivo de preocupación para el sector. Como ejemplo, una carta abierta firmada por más de 1.500 colegas de todo el mundo en apoyo a los educadores de museos (Mörsch y Graham 2020).

Antes de la crisis sanitaria mundial, el ICOM CECA creó el Grupo de Interés Especial “Desarrollo profesional de los educadores de Museos” (ICOM CECA International 2020). Su objetivo es proporcionar una plataforma para que los expertos en educación de museos intercambien conocimientos e ideas sobre la formación continua de los profesionales de los museos, con miras a mejorar la situación profesional de los mediadores culturales en los museos.

Los educadores de museos merecen contratos estables y una remuneración justa, así como el reconocimiento de su labor y su profesión dentro y fuera de la institución. La comunidad del CECA es una importante red que contribuye al cumplimiento de estos objetivos dirigidos a los educadores de museos.

REFERENCIAS Y RECURSOS

Artforum. 2020. MoMA and New Museum Among NY Institutions Cutting Jobs to Curb Deficits

ICOM CECA Austria, y Österreichischer Verband der KulturvermittlerInnen. 2017. Berufsbild Kulturvermittlung, ICOM Österreich CECA Austria

ICOM CECA International. 2020. What Are Special Interests Groups?

Mörsch, C. y Graham, J. 2020. Open Letter to Museums and Galleries in Support of Education and Other Essential Workers

Van Veldhuisen, A. 2018. ICOM CECA Vocabulary

Fuente

https://icom.museum/es/news/educacion-y-aprendizaje-en-los-museos-las-profesiones-olvidadas/

Fuente de la Imagen

Consejos para visitar museos con niños

Deja un comentario

Educación y aprendizaje en los museos: ¿las profesiones olvidadas? – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: