Organ2/ASLSP, de John Cage, cambia de nota

Por: Roberto Gutiérrez Alcalá 

Es la obra musical más lenta y larga de todos los tiempos: comenzó hace 19 años en la iglesia de San Buichardi, en Halberstadt, Alemania

Algunas de las obras musicales del repertorio clásico más extensas son, por género: la Sonata número 29 en si bemol mayor, opus 106, Hammerklavier, de Beethoven (45 minutos); el Concierto para violín y orquesta en si menor, opus 61, de Elgar (50 minutos); el Concierto para piano y orquesta en do mayor, opus 39, de Busoni (una hora, 10 minutos); la Sinfonía número 3 en re menor, de Mahler (una hora, 45 minutos); el ballet La bella durmiente, opus 66, de Tchaikovsky (dos horas, 30 minutos), el oratorio La pasión según San Mateo, BWV 244, de Bach (tres horas, 30 minutos); y la ópera El ocaso de los dioses, de Wagner (cinco horas, 45 minutos).

Sin embargo, todas ellas quedan muy atrás de Organ2/ASLSP, del compositor estadounidense John Cage, nacido el 5 de septiembre de 1912 en Los Ángeles, California, y muerto el 12 de agosto de 1992 en Nueva York.

La partitura de esta obra compuesta en 1987 para ser interpretada en un órgano construido ex profeso en la iglesia de San Buichardi, en Halberstadt, Alemania, consta de sólo ocho páginas, pero, de acuerdo con el significado de las siglas en inglés ASLSP, debe ser interpretada AS SLOW AS POSSIBLE, “tan lento como sea posible”. Ahora bien, Cage nunca especificó qué tan lento había que interpretarla…

Luego de un apasionado debate sobre esta cuestión, en el que participaron organistas, musicólogos, filósofos e incluso teólogos, los directivos de la fundación que patrocina la interpretación de Organ2/ASLSP decidieron que dicha obra comenzara el 5 de septiembre de 2001, día en que se conmemoró el 89 aniversario del nacimiento del compositor, con un silencio que duró 17 meses.

El primer acorde audible se produjo el 5 de febrero de 2003 y se escuchó hasta el 5 de julio de 2004. Otros sonidos se han producido el 5 de julio de 2005, el 5 de enero de 2006, el 5 de mayo de 2006, el 5 de julio de 2008, el 5 de noviembre de 2008, el 5 de febrero de 2009, el 5 de julio de 2010, el 5 de febrero de 2011, el 5 de agosto de 2011, el 5 de julio de 2012, el 5 de octubre de 2013 y, el más reciente, el pasado 5 de septiembre, día en que Cage hubiera cumplido 108 años (por cierto, el anterior acorde ha sido el más largo hasta ahora: duró casi 7 años).

El pasado 5 de septiembre, al igual que en las fechas previas, un grupo de melómanos se congregó en la iglesia de San Buichardi para escuchar el cambio de nota con emoción. Si todo marcha sobre ruedas, el próximo acorde se producirá el 5 de febrero de 2022. Y se tiene previsto que la obra deje de sonar dentro de 620 años, esto es, en el 2640…

Es odioso subrayarlo: para entonces, hará mucho, mucho tiempo que todos los humanos que en la actualidad poblamos la Tierra habremos “abandonado la sala de conciertos”, por lo cual no seremos testigos de tan singular acontecimiento.

¿Por qué en Halberstadt?
Organ2/ASLSP se interpreta desde 2001 en la iglesia de San Buichardi, en Halberstadt, porque entonces se cumplieron 640 años de que se construyó en la catedral de esta ciudad alemana el primer gran órgano usado en la música sacra en el siglo XIV. De este hecho también se partió para establecer la duración de la obra de Cage.
Dirección del proyecto Organ2/ASLSP aslsp.org

Deja un comentario

Organ2/ASLSP, de John Cage, cambia de nota – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: