Un duro golpe a la educación en México

Por Julio Valera

El Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) es una propuesta que realiza el Poder Ejecutivo, por medio de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, sobre la distribución de los recursos públicos para el próximo año fiscal. Ese documento se entrega para su análisis a la Cámara de Diputados, misma que debe aprobarlo antes del 15 de noviembre de este año.

Dentro del PPEF se incluyen los gastos que se darán a los programas y proyectos en materia de salud, seguridad, educación, infraestructura y la administración pública en general. De forma particular, el Proyecto presentado en este año muestra que la distribución de fondos para el sector educativo en 2021 contempla la desaparición de 13 programas educativos, con el que se eliminan recursos por más de 10 mil 600 millones de pesos que se destinaban a estos programas, asfixiando a un sistema educativo que necesita oxígeno.

Los proyectos que se pretenden eliminar se encargan de dos tareas esenciales: atender a sectores vulnerables de la población estudiantil y capacitar a docentes. Como ejemplo tenemos a las Escuelas de Tiempo Completo, un Programa que ya venía en agonía desde el año pasado. En el 2020, este importante programa tuvo una reducción del 50% en comparación al 2019. Ahora, el Proyecto de Presupuesto de Egresos plantea su desaparición. Con la desaparición del Programa de Escuelas de Tiempo Completo se quitaría de tajo el apoyo a poco más de 27 mil escuelas con horario normal ampliado, de las cuales 7 de cada 10 son planteles indígenas y rurales a las que asisten, en su mayoría, niñas, niños y jóvenes en condición de pobreza extrema con carencia de acceso a la alimentación.  Su cancelación de un plumazo significaría eliminar un modelo educativo que permitía ampliar la jornada escolar normal con actividades deportivas y artísticas y, en la mayoría de las escuelas, servicio de alimentación. Este duro golpe significaría cortar un modelo de movilidad social y de desarrollo pleno de capacidades para 3.6 millones de estudiantes. También significaría un golpe para los padres de familia que gracias a este programa pueden ampliar sus horarios laborales e incrementar sus ingresos.

Por otro lado, también se plantea eliminar los Programas de Atención Educativa a la Población Migrante y de Atención a la Diversidad de la Educación Indígena, dos proyectos educativos que se encargan de reducir las brechas de estos sectores vulnerables. Quitar estos apoyos puede tener un impacto considerable en la deserción escolar. Además está en riesgo la permanencia del Programa Nacional de Convivencia Escolar, que estuvo pensado de origen para orientar los esfuerzos en aquellas escuelas ubicadas en zonas con alto nivel de violencia social y así poder erradicar la desigualdad social. Desaparecerlo va en contra al anhelo de apoyar a las comunidades con mayor vulnerabilidad en México. Twitter: @jmvalerapiedras https://www.milenio.com/opinion/julio-valera/columna-julio-valera/un-duro-golpe-a-la-educacion-en-mexico

Fuente:

https://www.milenio.com/opinion/julio-valera/columna-julio-valera/un-duro-golpe-a-la-educacion-en-mexico

Fuente de la Imagen:

http://universidadeshoy.com/despachos.asp?cod_des=67559&ID_Seccion=271&Titular=El%20bajo%20presupuesto%20es%20uno%20de%20los%20principales%20problemas%20de%20la%20educaci%F3n%20argentina.html

Deja un comentario

Un duro golpe a la educación en México – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: