José Domingo Gómez Rojas (1896-1920)

Por http://www.memoriachilena.cl

La muerte de José Domingo Gómez Rojas, escritor y estudiante universitario, en la Casa de orates de Santiago, luego de pasar por la cárcel y la penitenciaría, apresado por razones políticas, ha sido el eje de las diversas recuperaciones de su figura realizadas, en diferentes momentos del siglo XX, por movimientos estudiantiles, intelectuales y de trabajadores.

Haciendo énfasis en su vinculación con el pensamiento anarquista y su compromiso con las luchas obreras de comienzos de siglo, estas recuperaciones de su figura han privilegiado su poesía de corte social dejando en un lugar secundario otros aspectos de su vida y su trabajo.

José Domingo Gómez Rojas nació en Santiago el 4 de agosto de 1896, en la cuna de una familia obrera. Su padre, Germán Gómez Guzmán, fue ebanista y su madre, Lucinda Rojas del Campo, trabajó como lavandera (Astroza-León, Maximiliano. “Rebeldía y Libertad. Sobre José Domingo Gómez Rojas”. Grupo de Estudios José Domingo Gómez Rojas, 2010, p. 4, recuperado de Grupo Gómez Rojas.org). En 1903, inició su enseñanza primaria en la Escuela Superior N° 9 de Hombres y su educación secundaria la cursó en el Liceo N° 4 de Hombres Manuel Barros Borgoño.

En 1912, tuvo un acercamiento al cristianismo protestante, tiempo en el que se “hizo un ferviente opositor al catolicismo”. Realizó sus primeras colaboraciones en El heraldo, periódico también conocido como El heraldo cristiano, perteneciente a la Liga Episcopal de la Costa del Pacífico. En estudios posteriores de su obra o en sus conmemoraciones, esta faceta de la producción de Gómez Rojas ha sido uno de los aspectos “más desconocidos y silenciados” (Moraga Valle, Fabio y Vega Delgado, Carlos. “José Domingo Gómez Rojas”. Gómez Rojas, José Domingo. José Domingo Gómez Rojas: vida y obras. Punta Arenas: Edit. Ateli, 1997, p. 8), a pesar de que sus “poemas de inspiración cristiana demuestran que el autor tenía una acabada preparación en los textos de las Sagradas Escrituras, su historia e iconografía” (González Varas, Carolina. “La espiritualidad cristiana en el hablante de Domingo Gómez Rojas”. Literatura y Lingüística. Número 23, 2011, p. 16).

En 1913, apareció Rebeldías líricas¸ único libro que el autor publicó en vida. La mayor parte de las composiciones de este poemario, influenciado por sus lecturas anarquistas, la habría escrito en 1912, mismo periodo en que colaboró en El heraldo: “En esta etapa de su vida literaria escribió a dos manos. Con la diestra produjo toda su lírica cristiana, dedicada a Dios, espiritual, en definitiva ‘ingenua’, como se le calificó posteriormente. Y con la siniestra, escribió a las cosas mundanas, al sufrimiento del obrero, a los hombres y a sus demonios, que también le eran propios, y al anarquismo” (Moraga Valle y Vega Delgado, p. 233).

Por estos años, Gómez Rojas asistió al Centro de Estudios Sociales Francisco Ferrer, del que también formaron parte los escritores José Santos González Vera (1897-1970) y Manuel Rojas (1896-1973), y estuvo en contacto con círculos obreros en charlas, estudios y conversaciones que influyeron en su visión de la sociedad chilena, además de participar en manifestaciones, como, por ejemplo, para el Día del Trabajador en 1913, en la que intervino como orador (Astroza-León, Maximiliano, p. 6).

Como colaborador en medios periódicos, además de su participación en El heraldo, Gómez Rojas publicó creaciones poéticas en la revista Sucesos (1902-1932) en 1914, artículos y poemas en “Los lunes”, página literaria de El chileno, en 1915 y, durante 1918, estuvo a cargo de “Los poetas nuevos”, sección literaria de la revista Selva lírica (1917-1918) (Moraga Valle y Vega Delgado, p. 244-246).

Entre 1916 y 1918, Gómez Rojas se había hecho un lugar en el campo literario chileno: algunos de sus poemas se incluyeron en el primer número de la revista Los diez, medio del grupo homónimo, y fue uno de los autores publicados en la antología Selva lírica (1917). Durante estos años Gómez Rojas presentó un cambio en la orientación de sus motivos poéticos hacia una escritura más elegíaca y mística, lo que lo habría llevado, según algunos investigadores, a firmar parte de su obra con el seudónimo Daniel Vásquez.

En abril de 1918, ingresó a la Universidad de Chile a cursar Leyes y Pedagogía en Castellano. En paralelo a sus estudios, trabajó en la Municipalidad de Santiago y dio clases en la escuela nocturna Federico Hanssen. Durante este tiempo, participó en la Asamblea Obrera de Alimentación Nacional, en la Primera Convención de Estudiantes, se vinculó a la sección chilena de la Industrial Workers of the World (IWW) y formó parte de actividades de la Federación de Estudiantes (Sabella, Andrés. “Fechas señeras en el destino de José Domingo Gómez Rojas”. Gómez Rojas, José Domingo. Rebeldías Líricas. Santiago de Chile: Ediciones Ercilla, 1940, p. 191).

En 1920, la muerte de Gómez Rojas, de 24 años, se produjo en un contexto de persecución política en contra de estudiantes, intelectuales y obreros vinculados a la IWW por parte del gobierno de Juan Luis Sanfuentes (1858-1930). Tras el allanamiento a su hogar, ocurrido el 25 de julio, donde se encontró documentación que lo asociaba a la IWW, además de revistas y libros sobre anarquismo, socialismo y teoría política, Gómez Rojas fue detenido. En la Cárcel de Santiago fue maltratado, golpeado y “sufrió las torturas más macabras”; no tenía acceso a libros y no podía recibir visitas (Meza Fuentes, Roberto. “Gómez Rojas, poeta”. Gómez Rojas, José Domingo. Rebeldías Líricas. Santiago, Chile: Editorial Lux, [1920]). En septiembre de ese año, Gómez Rojas fue trasladado a la Casa de Orates, donde murió el día 29 del mismo mes.

La Federación de Estudiantes, organizaciones obreras e intelectuales homenajearon a Gómez Rojas y en sus funerales le dedicaron discursos laudatorios en los que también acusaron la persecución política que estaban sufriendo y que padecían varios otros intelectuales y estudiantes, quienes continuaban encarcelados o en proceso judicial.

A partir del acontecimiento de su muerte, la figura de Gómez Rojas fue recuperada como símbolo de la lucha social en diferentes momentos de tensión política en el país. Así, en los meses próximos a su fallecimiento Juventud (1911-1951) y Claridad (1920-1932)¸ revistas de la Federación de Estudiantes de Chile, dedicaron amplias secciones de sus páginas a recordar al poeta. En estas ediciones, por un lado, se reconstruyeron sus últimos días en el encierro y la violencia a la que fue sometido, con el objeto de ofrecer una muestra irrefutable de las injusticias del poder ejecutivo en contra de los estudiantes; y, por otro lado, se recordó a Gómez Rojas como una de las figuras promisorias en el campo literario de las primeras décadas del siglo XX, razón por la que fue elegido para inaugurar la sección “Los nuevos” de revista Claridad, que tenía como fin presentar a los escritores nóveles que publicaban en Chile.

En el contexto de consolidación del Frente Popular, a partir del triunfo en las elecciones de su candidato, Pedro Aguirre Cerda (1879-1941), se vivió un segundo momento de recuperación de la obra y la vida de Gómez Rojas. En este periodo, entre 1935 y 1945, se publicaron antologías de sus composiciones poéticas y otros textos inéditos que aparecieron en diarios y revistas, además de la presentación de reseñas de la vida del autor.

Con motivo de la conmemoración de los cincuenta años de su fallecimiento, en 1970, la figura de Gómez Rojas fue nuevamente recuperada, en este caso, por escritores militantes de partidos políticos de izquierda o de una filiación general con las ideas del socialismo, que recordaron al autor estableciendo una relación entre su figura como “mártir del movimiento social” y la significación de la elección de Salvador Allende (1908-1973) como presidente de Chile, la que representaba para ellos el triunfo de los ideales sociales que Gómez Rojas encarnó en vida y tras su muerte.

fuente de la información: http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-3476.html

Fuente de imagen: http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-3476.html

Deja un comentario

José Domingo Gómez Rojas (1896-1920) – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: