El resurgimiento de la cátedra abierta en tiempos de pandemia

Por Jorge E. Valdez-García y Mildred López

La pandemia por COVID-19 ha sido un acontecimiento inédito en nuestras vidas y un reto sin precedentes para las instituciones educativas. Los elementos característicos de una educación presencial como la interacción entre estudiantes y profesores expertos en distintas disciplinas, se ha ido transformando y migrando poco a poco a otros medios de comunicación para el aprendizaje como webinars y seminarios a distancia.

El objetivo principal de las instituciones de salud desde inicios de la pandemia ha sido claro: solucionar la crisis que enfrentan, encontrar las respuestas y los mecanismos necesarios para ayudar a los pacientes, así como evitar nuevos contagios.

“La cátedra abierta es un modelo para la descentralización del conocimiento mediante la generación de espacios de discusión entre los diferentes grupos de interés, los cuales propician la transformación colectiva e individual”.

En TecSalud la prioridad es el compromiso con la comunidad y sus pacientes, así como asegurar la continuidad académica de sus estudiantes. Nada es más importante que eso. No obstante, en la medida que el virus se propaga y la cuarentena voluntaria se alarga, otros propósitos son impostergables. Uno de estos compromisos es fomentar el aprendizaje a lo largo de la vida mediante espacios que promuevan el diálogo, el análisis y la reflexión que contribuyan a la formación de los profesionales de la salud.

Actualmente, se ha incrementado la oferta de cursos para aprender más sobre la COVID-19 en temas relacionados con la evolución del virus, nuevos tratamientos, protocolos de investigación, etc. Sin embargo, el contenido disponible es más de carácter informativo conforme más conocimiento se tiene del virus. Aun así, la mayoría de las conferencias y cursos comparten una carencia en común, la falta de una planeación o diseño pedagógico de fondo.

La pandemia produjo un inminente cambio en la forma en cómo se organiza una comunidad académica. El ponente experto tiene que dividir una parte de su tiempo a la investigación, otra parte a compartir con la comunidad académica algunas de estas novedades o hallazgos, impartir clases a distancia y demás responsabilidades de su profesión. En este sentido, resurge el concepto llamado cátedra libre o cátedra abierta. La cátedra abierta es un modelo para la descentralización del conocimiento mediante la generación de espacios de discusión entre los diferentes grupos de interés, los cuales propician la transformación colectiva e individual. Esta innovación educativa se sustenta en cuatro principios:

Los cuatro principios de la cátedra abierta

  • Contenidos relevantes: ya que surgen en relación con las necesidades de cambios y mejoras en nuestro entorno.

  • Expositores cercanos: los catedráticos que comparten sus conocimientos ya no tienen que ser personalidades con una posición en una universidad. Ahora son también miembros de la comunidad civil, líderes de opinión, alumnos y pacientes.

  • Alcance ampliado: en la era de la informática estos espacios de aprendizaje tienen un alcance social perteneciente a una red global y virtual.

  • Enfocado a la reflexión: no busca garantizar el desarrollo de competencias, sino invitar a la reflexión, propiciar un espacio para la discusión y construcción de los conocimientos.

Es así como surge la Cátedra abierta virtual TecSalud (2020) como una propuesta que tiene el objetivo de generar espacios y actividades de formación para la reflexión y la promoción de una cultura de transformación desde la necesidad de educar en salud. Al ser una cátedra abierta, se constituye como un espacio donde el conocimiento es abierto y gratuito no solo para la comunidad interna del Tecnológico de Monterrey, sino hacia el público externo también. Al ser virtual es un método eficiente de socializar el conocimiento de múltiples disciplinas, en el campo de la salud. Participan pacientes, estudiantes, profesores y líderes de diferentes disciplinas, campos y países por igual. Está integrado por múltiples espacios como conferencias, seminarios y foros de discusión, a fin de posibilitar que el participante construya una visión integrada de su entorno.

A diferencia de los múltiples cursos cuyo foco radica en la transmisión de contenido actualizado para los participantes o referente al dominio de una competencia específica, una cátedra abierta virtual vislumbra como meta el aprendizaje a lo largo de la vida. La propuesta de la Cátedra abierta virtual TecSalud surgida en el contexto del coronavirus, ha desarrollado diferentes recursos. Están organizados por el contenido de las diferentes facetas donde participan los profesionales de la salud:

  • Médicos de atención clínica

  • Académicos en ciclos formativos con estudiantes

  • Líderes en la comunidad

  • Promotores de la salud y el bienestar

  • Investigadores

La participación en el rol como médico de atención clínica se enfoca en el profesional de la salud preparado para ofrecer el mejor cuidado, seguro y centrado en la persona. Para lograrlo, es indispensable la capacidad de identificar las tendencias y descubrimientos que complementen sus habilidades diagnósticas o de intervenciones terapéuticas. La Cátedra ha difundido la información de cómo el COVID-19 afecta al paciente adulto, enfatizando el manejo de vía aérea y el uso de apoyo ventilatorio. Algunos ejemplos de las actividades son:

  • Apoyo ventilatorio en pacientes COVID-19

  • Pediatría y COVID-19, lo que hemos aprendido

  • COVID-19 en la embarazada, recién nacido, niños y adolescentes

El desarrollo en el rol como académico en ciclos formativos hace posible que la profesión trascienda como gremio, velando por la siguiente generación de especialistas que cuidarán a los pacientes. En este sentido, la Cátedra ofrece espacios de pláticas con profesores que recogen experiencias de innovación educativa en distintos contextos formativos, así como mesas de discusión con ponentes de diferentes países para presentar una visión comparada sobre las distintas estrategias implementadas por escuelas de medicina. Algunos ejemplos de las actividades son:

  • El rol y contribución de los médicos residentes en los sistemas de salud ante la contingencia de la pandemia COVID-19

  • Liderazgo, estrategias de educación digital y entrenamiento clínico para residentes

  • Best Practices in Medical Education in Canada, USA and LATAM in times of COVID-19 and consequences in planned world strategies

La participación como líder en la comunidad describe a un profesional involucrado en el sistema de salud, a través de diseño y soporte de políticas públicas que velen por la calidad de vida de la población. La Cátedra presentó múltiples simposios y seminarios como espacios de reflexión sobre la dimensión ética ante la emergencia sanitaria. Algunos ejemplos de las actividades son:

  • Difusión, deliberación y análisis de los aspectos bioéticos en relación al COVID-19

  • Contrato social, responsabilidad y riesgo

  • Aspectos éticos, filosóficos y de humanismo

El rol como promotor de la salud y el bienestar, describe un profesional involucrado en la concientización por los derechos de los individuos sin importar etnia, género o clase social. La Cátedra ha sido un espacio de discusión sobre temas de salud mental, metodologías y técnicas para la promoción de estilos de vida, bienestar y salud emocional para estudiantes y el público en general. Algunos ejemplos de las actividades son:

  • Implicaciones psicológicas desde el confinamiento en casa y el ámbito familiar

  • Estilo de Vida, Bienestar, Salud Emocional y COVID-19

  • Viviendo la nueva normalidad: ¿cómo vamos?

El rol de investigador para la generación de conocimiento se enfoca en la contribución para la evaluación y mejora continua de los procesos de atención y ciencia básica. El objetivo principal es la mejora de la calidad de vida y el sistema de salud. La Cátedra fomenta espacios para discutir el propósito y las estrategias de impacto favorable a la comunidad. Algunos ejemplos de las actividades son:

  • Estrategias de diagnóstico para COVID-19 desde el área de investigación

  • Métodos de detección del nuevo coronavirus

  • Joint webinar on COVID-19 current institutional research and development efforts

Definitivamente habrá un antes y un después del COVID-19, con ello, resurge el rol de las instituciones formadoras en salud el cual contempla la participación como agente activo en el bienestar de la comunidad. En la medida que espacios como la Cátedra abierta virtual crezcan y se pongan a la disposición de la comunidad, podremos asegurar el legado de la profesión mediante la formación para la reflexión, y la promoción de una cultura de transformación.

Acerca de los autores

Jorge E. Valdez-Garcia (jorge.valdez@tec.mx) es Decano de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud (EMCS), con 25 años de experiencia docente en profesional y posgrado. Investigador (SNI 1) en ciencias de la salud. Autor de 3 libros,10 capítulos y más de 80 artículos de investigación. Académico Titular de la Academia Mexicana de Cirugía. Miembro fundador de la Academia Nacional de Educación Médica.

Mildred Vanessa López Cabrera (mildredlopez@tec.mx) es Directora de Innovación e Investigación Educativa de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud. Tiene un Doctorado en Innovación Educativa. Es autora de más de 40 artículos y 11 capítulos de libro. Fellow de educación médica del FAIMER Institute, y de la Asociación Europea de Educación Médica. Miembro de la Federación Latinoamericana de Simulación Clínica y Seguridad del Paciente, y la Academia Nacional de Educación Médica. Miembro fundador de la red Healthy Living for Pandemic Event Protection (HL – PIVOT) Network.

Referencias

Cátedra abierta Virtual TecSalud. Disponible en: http://catedravirtual.tecsalud.mx/

Edición por Rubí Román (rubi.roman@tec.mx) – Observatorio de Innovación Educativa

Deja un comentario

El resurgimiento de la cátedra abierta en tiempos de pandemia – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: