El éxito del modelo híbrido pasa por intensificar la tutoría

Por Adrian Arcos

Reforzar la atención tutorial a los alumnos, sobre todo a los más vulnerables, y replantear las actividades son dos de las claves para que la Educación híbrida –presencial y virtual– tenga éxito.

¿Puede una escolarización online o híbrida –que combine presencialidad y aprendizaje online– ser tan efectiva como la escuela solo presencial? ¿Cómo se puede hacer viable teniendo en cuenta la brecha digital de muchos hogares? ¿Cuáles son las potencialidades y límites de las tecnologías digitales en el ámbito educativo? ¿Qué herramientas son efectivas? ¿Para qué metodologías son convenientes?

Para responder a todas estas preguntas, el Instituto Catalán de Evaluación de Políticas Públicas (Ivàlua) y la Fundación Bofill han publicado el informe ¿Qué sabemos sobre la efectividad de las tecnologías digitales en la Educación?, que revisa los resultados de más de 1.600 estudios que analizan el impacto sobre el resultado del alumnado de varios programas y experiencias escolares que utilizan las tecnologías digitales.

Las evidencias indican que, en general, el uso de las tecnologías digitales tiene un impacto positivo en los resultados del alumnado de todas las etapas. Este impacto positivo se identifica, por ejemplo, en áreas como la Lengua sobre todo en Infantil y Primaria.

También se observa cómo las tecnologías digitales contribuyen al aumento de las actitudes positivas de los alumnos hacia áreas como las Matemáticas y las Ciencias, tanto en Primaria como en Secundaria. Pero el estudio advierte de que para mejorar los resultados de aprendizaje del alumnado vulnerable, hay primero que garantizar su acceso a las nuevas tecnologías con ordenadores y conexiones a internet.

También la formación del profesorado en tecnologías digitales y el apoyo que este reciba influyen en la capacidad de los programas para generar impactos positivos en el aprendizaje del alumnado.

Para que el aprendizaje híbrido llegue a ser más efectivo que el aprendizaje presencial, es necesario un esfuerzo en el rediseño de las actividades

El aprendizaje híbrido puede llegar a ser más efectivo que el aprendizaje puramente presencial, pero para que esto se produzca, es necesario un esfuerzo en el rediseño de las actividades. En primer lugar, según el estudio, hay que introducir actividades asíncronas, que muestran mejores resultados en términos de aprendizaje –sobre todo en los cursos más avanzados–, ya que permiten una implicación más reflexiva del alumno y ofrecen mayor flexibilidad en la ubicación y el tiempo, mientras que la sincronía favorece la implicación.

También recomienda “optar por un enfoque más activo y centrado en el alumnado”. Y es que las experiencias de aprendizaje híbrido se muestran más efectivas que las de un modelo únicamente online en términos de resultados y de motivación del alumnado. Además, les genera una menor sensación de soledad.

Los programas online más efectivos cuentan con entornos virtuales que facilitan la colaboración y cooperación entre estudiantes, donde el docente hace de guía y da ‘feedback’

Los programas de aprendizaje online más efectivos cuentan con entornos virtuales que facilitan la colaboración y cooperación entre estudiantes, donde el docente hace de guía y da feedback, ayudando a los alumnos a ir más allá del aprendizaje basado en el ensayo-error y facilitando procesos metacognitivos. Esa presencia y feedback del docente es aún más importante para los estudiantes con dificultades de aprendizaje. El estudio indica que, en entornos online, este alumnado es el menos beneficiado.

Aunque existen relativamente pocas evidencias sobre la efectividad de herramientas digitales concretas, los indicios que se han encontrado en el estudio de Fundación Bofill señalan que en entornos híbridos, los tests y los cuestionarios autoadministrados tienen un impacto positivo en los resultados y en la atracción del alumnado.

Hay dos herramientas que dan feedback inmediato al alumnado y que tienen un impacto positivo en el aprendizaje: los sistemas de tutoría inteligente (para Lengua y Matemáticas) y las herramientas de representación gráfica (para Matemáticas y Ciencias).

En cambio, el uso de Facebook y otras redes sociales presenta resultados negativos. El aprendizaje basado en juegos es efectivo si se reserva para momentos puntuales y tareas individuales, y lo es más en Primaria que en Secundaria. Las apps que incorporan tecnologías de realidad aumentada mejoran el aprendizaje, la motivación y la satisfacción de los alumnos de todas las edades. Y también se menciona la robótica como una herramienta valiosa para el alumnado ya desde Educación Infantil.

Las actividades deben contar con una tutorización intensiva del docente, que tiene que controlar el ritmo de aprendizaje y el tiempo de dedicación del alumnado

Teniendo en cuenta todos esos resultados, Ivàlua y la Fundación Bofill recomiendan modalidades híbridas en las que se prioricen las actividades mecánicas online y el trabajo colaborativo presencial. Esas actividades deben contar con una tutorización intensiva del docente, que tiene que controlar el ritmo de aprendizaje y el tiempo de dedicación del alumnado.

En caso de que fuera necesario un nuevo confinamiento, una enseñanza totalmente online solo sería recomendable para Secundaria. Habría que contar, en todo caso, con entornos interactivos que permitieran una buena comunicación y un trabajo colaborativo entre los alumnos.

Asimismo, abogan por garantizar un apoyo técnico para el profesorado y por acompañar a las familias en el aprendizaje mediante tecnologías digitales.

Fuente:

El éxito del modelo híbrido pasa por intensificar la tutoría

Deja un comentario

El éxito del modelo híbrido pasa por intensificar la tutoría – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: