Making of de «5 Jotas»

 Por Paco Gómez Escribano

Making of de «5 Jotas»

Paco Gómez Escribano cuenta en Zenda cómo fue el proceso de escritura de su última novela, 5 Jotas. El libro sale a la venta a partir del 5 de octubre.

 

Escribir es un estado de ánimo. Escribir novela negra es, además de un estado de ánimo, denunciar las injusticias de un sistema alienante; de un sistema que se ceba con los más pobres; de un sistema que no duda en llevarse por delante a quienes sea con tal de seguir medrando y torturando a los más débiles; de un sistema que para salvaguardar los privilegios de unos pocos aplasta cualquier atisbo que tenga un regusto de igualdad de derechos o de propuesta ideológica justa. La novela negra, aun siendo una rama de un árbol mucho más vasto, ha creado tendencias: desde detectives que entroncando con la novela enigma adquirían una personalidad muy especial aderezada de descreimiento, cinismo y violencia a novelas protagonizadas directamente por gánsteres y delincuentes, pasando por policías muy alejados del modelo clásico, lo contrario de esos héroes que protagonizaban historias hechas a propósito para ellos en las que descubrían asesinos por procedimientos deductivos vestidos con trajes sin una sola arruga.

“Quería poner un punto de humor, así que en vez de robar un banco o una joyería, mis personajes iban a robar un almacén de jamones”

 

Se pueden establecer algunas otras calificaciones. Se podrían escribir libros y hasta enciclopedias sobre formas y estructuras narrativas, sobre distintas maneras de caracterizar a personajes e inventar y narrar historias. Resumamos esto en algo que decía el maestro Donald Westlake con toda la razón del mundo: a la hora de empezar a escribir hay que inventarse una historia, dotarla de un espacio social y geográfico y sobre todo elegir el tono en que quieres contarla. Fue él quien nos enseñó cómo escribir una historia cruda y violenta o cómo escribir novelas negras desternillantes con sus sagas de «Parker» y «Dortmunder» respectivamente.

Al sentarme a escribir 5 Jotas yo tenía claro que la historia iba a girar alrededor de un atraco. Quería poner un punto de humor, así que en vez de robar un banco o una joyería, mis personajes iban a robar un almacén de jamones, ¿por qué no? Al fin y al cabo, un jamón ibérico de bellota del estilo de 5 Jotas vale una pasta. El cerebro de la banda es «el Banderines», mi Dortmunder particular, pero de Canillejas, que además puede que sea el primer atracador travesti de la literatura española, cosas de caracterización de personajes.

 

“Creo que me ha quedado una crook story de libro con tintes de western

A la vez quería que la novela tuviera un punto de violencia, para lo que se me ocurrió relatar también las consecuencias del atraco en la familia dueña del almacén de jamones, consecuencias devastadoras. Finalmente hay una investigación, pero muy corta. Suelo huir de las investigaciones policiales en las novelas, no me interesan mucho.

Es indudable que la novela lleva mi sello, que los personajes vuelven a ser en su mayoría buscavidas, perdedores y antihéroes que para salir adelante tienen que hacer cosas extremas. En esta novela, como en las anteriores, los personajes tienen unos objetivos, van a protagonizar una aventura y van a llegar a un desenlace, y ya sabéis cómo me gustan a mí los desenlaces: o bien los protagonistas no consiguen sus objetivos o los consiguen parcialmente a un precio muy alto, porque al fin y al cabo esto es novela negra.

Creo que me ha quedado una crook story de libro con tintes de western que muestra por un lado la confrontación entre dos formas de ver la vida diametralmente distinta y por otro unos personajes que en una sociedad equilibrada y justa no deberían de existir.

Ya solo queda que la leáis y que os guste.

Fuente

zendalibros.com/making-of-de-5-jotas/

Deja un comentario

Making of de «5 Jotas» – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: