Educación, confinamiento y tecnología. La voz de los chicos

Por: Florencia Sabatini

En los últimos 6 meses, la educación dio un salto cuántico. Puedo dar cuenta de esto no solo como ejecutiva de una empresa de tecnología que desarrolla soluciones para el mundo de la educación, sino también como una madre argentina más. Cualquiera que tenga hijos en la escuela o en la universidad, sabe que a partir de la llegada del Covid-19, de un día para el otro las habitaciones de los chicos se convirtieron en aulas y la tecnología fue la única ventana capaz de conectar a nuestros hijos con sus docentes, con sus compañeros y con los contenidos educativos.

Esto abrió las puertas a muchas nuevas posibilidades, pero creó también nuevos desafíos, sobre los que hemos escuchado hablar a autoridades, a maestros, a expertos, a padres y a madres. La pregunta, sin embargo, es ¿escuchamos también a los chicos?

Autorizan la vuelta a clases y cada provincia definirá su calendario

Conscientes de que había una voz clave que estaba faltando en este debate, desde Google Argentina nos aliamos con Unicef para llevar adelante, juntos, un sondeo destinado a conocer las opiniones, las vivencias y las expectativas de los verdaderos protagonistas de la educación. La consulta se inició el 11 de septiembre, coincidiendo con el Día del Maestro, con el hashtag #TuVozImporta, y participaron más de 850 jóvenes de todo el país, de entre 14 y 19 años, que tuvieron acceso regular a la tecnología y que pudieron continuar con el calendario educativo a distancia durante este período.

Cuando los protagonistas hablan

Entre otros hallazgos, la consulta mostró que el 54% de los adolescentes valoran la flexibilidad de los horarios como una de las mejores cosas de estudiar desde casa.

Quizás sea esta la razón por la que, a pesar de que un 72% de los consultados tienen “ganas o muchas ganas” de volver a la escuela, el 65% cree que, al volver a la presencialidad, el uso de nuevas tecnologías se fomentará más que antes del aislamiento.

Otro aspecto interesante es el valor que dieron los adolescentes al trabajo de sus profesores durante este período. En total, un 53% coincidió en destacar el trabajo de adaptación de los docentes a esta nueva forma de enseñar y los esfuerzos que hicieron y hacen para “mantenerlos enganchados” en las materias.

Si tenemos en cuenta que más del 65% de los alumnos de hoy tendrán, en el futuro, trabajos que aún no existen, es importante que apoyemos de todas las maneras posibles la incorporación de nuevas tecnologías en la educación. Personalmente, estoy convencida de que, además de ser una gran igualadora de oportunidades, la tecnología puede jugar un rol clave a la hora de despertar y estimular el pensamiento creativo e innovador tanto de docentes como de estudiantes.

Todos los que, de una manera u otra formamos parte de la comunidad educativa, tenemos la invalorable oportunidad de decidir hoy cómo será la educación de nuestros hijos mañana, y de debatir qué lugar le daremos a las herramientas tecnológicas y a la innovación a la hora de prepararlos para el futuro.

El Covid-19 aceleró el uso de las tecnologías en la educación y las tecnologías, a la vez, fueron clave para que la educación pueda seguir adelante.

La pregunta es cómo sigue esta historia. Y la respuesta no debería pasar por alto la opinión de nuestros niños y nuestros jóvenes. Porque ellos y ellas son protagonistas. Y porque sus voces importan.

 

Fuente:

http://www.lanacion.com.ar/opinion/educacion-confinamiento-tecnologia-la-voz-chicos-nid2473895

Deja un comentario

Educación, confinamiento y tecnología. La voz de los chicos – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: