Así han afrontado la vuelta al cole Francia, Italia, Bélgica y Portugal

Francia-Italia-Bélgica y Portugal/12 de octubre 2020/Por Paloma Corbí/Fuente: https://www.newtral.es/

La instalación de un sistema de códigos de color, el impacto negativo de las mascarillas en la enseñanza, la poca incidencia de los niños en la transmisión del virus o la recomendación de medir la temperatura, estas y otras claves han marcado la vuelta al cole en los países europeos.

El ministerio de Educación y Formación Profesional trasladó el pasado 24 de septiembre que tras las primeras semanas de inicio de curso se han registrado 2.852 grupos en cuarentena de un total de 386.214. En este sentido, según los datos actualizados a 7 de octubre por STES Intersindical, en España se han cerrado 145 centros, de los cuales 94 continúan cerrados, y 5.554 aulas, actualmente 4.683 clausuradas.

El pasado 27 de agosto el Gobierno y las comunidades autónomas establecieron una Declaración de actuaciones coordinadas en Salud Pública frente a la COVID-19 para centros educativos en la que fijaba una serie de medidas para garantizar una vuelta a las aulas de forma segura.

¿Pero qué están haciendo nuestros vecinos europeos con la vuelta al cole?, ¿son similares las recomendaciones o difieren de las españolas?  Repasamos las principales decisiones sanitarias de algunos países europeos y los datos de afectados que han registrado en estas primeras semanas de curso escolar:

Francia, poca incidencia de los niños en la transmisión del virus

Las escuelas del país galo recibieron el pasado 1 de septiembre a los estudiantes y solo cuatro días después el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, trasladó la decisión de cerrar por precaución 22 centros escolares tras detectar casos de COVID-19.

El inicio de curso ha estado marcado por la aplicación de un protocolo de salud que pasa por la utilización de la mascarilla por parte de los adultos y los estudiantes de secundaria y preparatoria (a partir de los 11 años), la higiene de manos y la limpieza y ventilación de los espacios. Asimismo, los padres no deberán llevar a sus hijos al centro escolar si registran una temperatura igual o superior a 38ºC o si muestran los alumnos o sus familiares síntomas relacionados con el coronavirus.

Con el objetivo de que exista una mayor continuidad educativa, el pasado 17 de septiembre el Consejo Superior de Salud Pública emitió un dictamen en el que señalaba que el ámbito de las escuelas incide poco en la transmisión del virus entre los niños, “el riesgo existe principalmente de adulto a adulto y de adulto a niño”, manifestaba el documento. Esta realidad provocó que las autoridades decidieran modificar las medidas adoptadas en las escuelas de infantil y primaria estableciendo que “cuando se confirma que un niño es un caso positivo su clase podrá continuar comportándose con normalidad”, de tal manera que ya no se consideran casos de contacto. Eso sí, el documento señala que en el caso de que en una misma clase hubiera al menos tres casos confirmados se procede a aplicar el protocolo de identificación y su posible aislamiento o cierre de clases o escuelas.

Los últimos datos publicados por el ministerio de educación registran que hay 24 centros educativos cerrados (21 escuelas infantiles, 1 colegio y 2 institutos) de 61.500 que hay en total en el país. En cuanto a las 528.400 clases que hay en la enseñanza gala, 199 aulas han clausurado sus puertas. La enseñanza francesa notifica 5.279 alumnos positivos de un total de más de 12 millones de escolarizados, mientras que de los más de un millón de personas que trabajan en los centros educativos, 1.276 personas son casos positivos de COVID-19. Estos datos, publicados el pasado 9 de octubre, muestran un aumento de las cifras con respecto a las registradas la semana anterior y rompen con la tendencia a la baja en la evolución de la pandemia en los centros educativos.

“Proteger a todos los estudiantes y adultos y garantizar la educación para todos” es el objetivo del gobierno francés, según afirma el ministerio de educación en su página web.

Italia, “la escuela no ha tenido impacto en el aumento de los contagios”

Los centros educativos italianos comenzaron el pasado 14 de septiembre la actividad académica ordinaria de manera presencial. En la página web que crearon por este motivo, se detalla que los alumnos mayores de 6 años deberán llevar mascarilla siempre y cuando no puedan mantener la distancia de seguridad. Asimismo, el portal asegura que las escuelas proporcionan de manera diaria a los alumnos y al personal mascarillas quirúrgicas.

Control de la temperatura en un colegio de Turín | SHUTTERSTOCK

Según el protocolo de Seguridad los alumnos que tengan una temperatura superior a 37,5ºC u otros síntomas no deberán acudir al centro escolar y señala que esta medición se debe realizar antes de acudir al colegio.

El gobierno italiano ha contratado a cerca de 70.000 docentes más para el inicio de curso, priorizando la incorporación de personal para las guarderías y las escuelas de primer ciclo. Además, las autoridades han puesto a disposición de los docentes y no docentes realizar de manera voluntaria y gratuita una prueba serológica.

En los últimos días el país italiano ha registrado un aumento del número de casos positivos y el pasado lunes la ministra de educación italiana, Lucia Azzolina, manifestó que estos datos no están motivados por la apertura de los colegios. “La escuela no ha tenido un impacto en el aumento de los contagios en general, solo en un residual”, ha publicado Azzolina. Desde que comenzó el curso escolar, el pasado 14 de septiembre, el país ha notificado 1.492 estudiantes, 349 profesores y 116 administrativos contagiados, un 0,021% del total.

Bélgica, un sistema de color para ilustrar la situación del virus

Los docentes belgas recibieron el pasado 1 de septiembre a los alumnos en las aulas con un sistema de códigos de color. Esta herramienta utiliza el verde (la existencia de una vacuna y la inmunidad generalizada), el naranja, el amarillo y el rojo (brote generalizado) para dar a conocer en qué situación se encuentra los centros escolares de ese municipio y así aplicar distintas medidas de seguridad. Estas directrices se aplican a municipios enteros y no a todo el país como se había planteado en un inicio.

Este sistema de código establece que los alumnos de guardería y primaria asisten a la escuela cinco días a la semana independientemente del nivel que haya activo, en este sentido los estudiantes de secundaria acudirán al centro también cinco días cuando esté el nivel verde o amarillo. En el caso de que la situación empeore y el nivel pase a naranja los alumnos de los primeros cursos de secundaria continúan asistiendo los cinco días a la semana, mientras que los estudiantes del tercer al sexto año de secundaria asisten dos días a la semana (de lunes a martes o de jueves a viernes) y el resto de días tienen educación a distancia. Las mismas restricciones del nivel naranja se implantarán en el nivel rojo.

El curso escolar comenzó en el nivel amarillo (riesgo bajo) lo que significa que las clases serán de manera presencial, cinco días a la semana y los alumnos de secundaria y los profesores deberán llevar mascarilla de manera obligatoria. En cuanto al confinamiento, el gobierno establece que en el caso de que un alumno o un profesor tenga la COVID-190 se deberá aislar a toda la clase. Las extraescolares solo serán permitidas a partir de un código amarillo.

El país registró durante las dos primeras semanas del inicio de curso 638 casos positivos y 4.278 alumnos en cuarentena de un total de 1.196.550 estudiantes, según los datos del curso 2019/2020. En cuanto al personal educativo, de un total de 164.241 empleados, hay 86 docentes con coronavirus y 368 se encuentran en cuarentena. En la segunda quincena, del 14 al 27 de septiembre, el país belga notificó un total de 1.620 alumnos infectados y 11.259 en cuarentena y 286 profesores positivos y 681 en cuarentena.

Alemania, cada estado federal es competente en materia educativa

El país germano tiene las competencias de educación derivadas a los 16 estados federales land que componen el territorio. Estas organizaciones territoriales han indicado las medidas sanitarias a aplicar en los centros educativos de su competencia aunque cada uno de estos centros debe confeccionar un plan de medidas higiénicas individual.

Seis estados federales comenzaron a abrir las puertas de sus centros educativos de manera escalonada el pasado mes de agosto y hasta principios del mes de septiembre se han ido uniendo el resto de centros de los restantes diez lands.

La Conferencia de los Ministros de Cultura emitió un documento marco en el que planteaba distintas medidas para la protección e higiene contra el coronavirus en los centros educativos. El escrito establece la prohibición de llevar a un alumno contagiado al centro escolar, la abstención a tener contacto físico, la higiene de las manos y la decisión de cada estado para determinar la obligación de llevar mascarillas.

En cuanto a las medidas aplicadas en el aula, el escrito afirma que se debe asegurar la distancia mínima de seguridad de 1,5 metros en las clases, la existencia de grupos fijos para que en caso de contagio poder realizar un seguimiento de los contactos y confinarlos y la ventilación durante 45 minutos y una desinfección.

Varios padres esperan a sus hijos en un colegio de Alemania | SHUTTERSTOCK

El documento también establece cuatro planes a seguir según la evolución de la pandemia en los distintos territoriosserán los estados junto con las autoridades sanitarias los encargados de determinar dichos cambios. El protocolo sugiere desde limitar el número de profesores por aula hasta la educación total a distancia pasando por la obligatoriedad del uso de la mascarilla para los alumnos de secundaria aunque no en las clases.

Las autoridades determinan que es importante la asistencia continuada a las aulas ya que el contacto personal en los primeros años de escuela es fundamental y por ello quieren prevenir cierres totales o parciales en la medida de lo posible.

En cuanto a los datos del territorio alemán cada estado federado tiene sus propios registros de la incidencia en los centros educativos lo que dificulta conocer la incidencia exacta de la COVID-19 a nivel nacional.

Reino Unido, el no uso de las mascarillas en el aula 

La educación británica comenzó la actividad académica el pasado 3 de septiembre. El ministerio de educación desarrolló una guía de orientación para la apertura de los colegios estableciendo que el alumno no deberá asistir a la escuela en el caso de que tenga síntomas así como si estos los tiene alguien de su hogar, el uso de mascarilla en alumnos mayores de 7 años y personal en los espacios fuera de las aulas donde no se pueda mantener la distancia de seguridad, el lavado frecuente de manos y la limpieza de las aulas.

Una niña en un colegio de Londres | SHUTTERSTOCK

En el caso de que un alumno dé positivo sin desarrollar síntomas el documento determina que deberá aislarse y si durante este periodo comienza a tener síntomas reiniciará el proceso de aislamiento de 10 días. En el caso de los otros miembros del hogar o personas que hayan estado en contacto directo con él se deberán aislar durante 14 días desde el día que estuvo en contacto con el positivo. Asimismo, en el caso de que una persona haya estado en contacto con un positivo pero la prueba dé negativo deberá permanecer 14 días aislada ya que podría desarrollar síntomas en los días posteriores.

En cuanto al uso de la mascarilla la guía determina que el gobierno no recomienda el uso generalizado de la mascarilla en todos los colegios. El documento afirma que los niños de primaria no necesitarán utilizarlas, pero los centros educativos valorarán si los profesores y las visitan deben llevarla en espacios donde no se mantenga la distancia de seguridad. En cuanto a las escuelas que tengan a alumnos mayores de 7 años serán los centros los que decidan su uso en los espacios comunes donde no se pueda garantizar la distancia de seguridad. El escrito establece que no será necesario utilizar mascarillas dentro del aula ya que tienen un impacto negativo en la enseñanza. Estas restricciones podrán modificarse con motivo de que se impongan nuevas medidas en el ámbito local.

La guía también establece que las escuelas recibirán durante el trimestre de otoño kits de pruebas para las familias que tengan un niño que haya desarrollado síntomas en la escuela o para el personal.

Según el informe semanal del departamento de salud de Reino Unido, en la última semana las escuelas británicas han registrado 225 alumnos positivos por coronavirus y desde el inicio de curso se han notificado 595 estudiantes positivos que se corresponden a 35 alumnos de infantil, 216 en primaria, 252 en secundaria, 39 en educación especial y 53 en la universidad.

Portugal, la recomendación de medir la temperatura

El país luso comenzó el curso escolar el pasado 14 de septiembre y las autoridades han publicado varios documentos para evitar contagios en los centro educativos. Uno de ellos trata sobre las orientaciones para el regreso presencial y destaca que cada centro debe preparar su propio plan para hacer frente a un posible caso positivo.

Las autoridades portuguesas también han publicado un documento para el control de la transmisión de la COVID-19 en el contexto escolar. En él establece medidas como el distanciamiento entre personas, el lavado de manos, la ventilación y desinfección, el autocontrol de los síntomas y la utilización de equipos de protección individual como mascarillas, en este caso el documento determina que deben llevar mascarilla el personal docente y no docente y los alumnos a partir del 2º ciclo de educación primaria. En cuanto a la medición de la temperatura, las autoridades trasladan que no es obligatoria pero en el caso de tener síntomas establece que los alumnos no deben acudir al centro escolar.

Asimismo, la Dirección General de Educación ha publicado una hoja de ruta a través de la cual establece unas “pautas para la recuperación y consolidación del aprendizaje”. Este documento destaca las “desigualdades sociales” que ha provocado la pandemia y señala que “hubo aprendizajes que no se desarrollaron” y que “los estudiantes se han alejado más unos de otros y hay más inestabilidad en muchas familias debido a la crisis económica”.

Por último, la Dirección General de Centros Escolares ha definido un marco de intervención que determina los distintos escenarios de la actividad docente según la situación de la pandemia, desde el régimen presencial al régimen no presencial, estableciendo el primero como norma y el segundo como excepción. Esta misma institución es la encargada de determinar el cambio de la modalidad del centro.

Fuente de la Noticia:

Así han afrontado la vuelta al cole Francia, Italia, Bélgica o Portugal

mariamsarraute Ver todo

Docente - Investigadora Educativa.
Venezolana.
Doctora en Cs. de la Educación, Magíster en Desarrollo Curricular y Licenciada en Relaciones Industriales.

Deja un comentario

Así han afrontado la vuelta al cole Francia, Italia, Bélgica y Portugal – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: