Grabado Chileno Contemporáneo

Fruto de su economía de medios y de las posibilidades técnicas que ofrece, el grabado estableció fructíferas alianzas con la industria, por un lado, y con la cultura popular, por otro, que definieron el lugar simbólico que, como disciplina, ocuparía dentro de la práctica artística. En nuestro país, fue recién durante la segunda mitad del siglo XX que el grabado -en cuanto medio de creación artística- alcanzó su pleno desarrollo, con la existencia de instituciones, discursos y espacios de intercambio específicos que lo avalaran como tal.

Durante la primera mitad del siglo XX, las técnicas del grabado se difundían en los principales centros de enseñanza artística: la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile y la Escuela de Artes Aplicadas, en Santiago, y más adelante, la Escuela de Arte de Concepción y el Taller de Grabado en la Escuela de Bellas Artes de Viña del Mar. De estos centros de formación surgieron artistas grabadores emblemáticos para la historia del arte chileno, configurando diferentes escenas de acuerdo a sus territorios y formas de producción.

El grabado permite distintas aproximaciones a su producción. Por un lado, ofrece un soporte económico para la experimentación y difusión de obras que difícilmente podrían proporcionar la pintura y la escultura. Por otro, su capacidad de reproducir imágenes en serie lo convirtió en un medio técnico particularmente afín a los discursos e ideas de izquierda de la época, capaz de sustentar la ilusión de un arte democrático en el que los originales podían multiplicarse. Además de todos estos antecedentes, el grabado, por sus orígenes, mantuvo una relación estrecha con el mundo de la imprenta, vínculo que influyó en la implementación, difusión y alcance de las distintas técnicas de grabado.

Uno de los núcleos más significativos para el desarrollo del grabado en la historia del arte chileno fue el Taller 99, espacio de producción y experimentación que aglutinó las más diversas estrategias artísticas en torno al grabado. Las cuatro Bienales Americanas de Grabado que se realizaron en nuestro país entre los años 1963 y 1970 son un testimonio del auge que experimentó la disciplina en esa época. Estos encuentros funcionaron como plataformas de difusión e intercambio para los artistas grabadores latinoamericanos y convirtieron a Chile en un importante polo de la actividad gráfica.

La idea del grabado como una técnica vinculada al arte popular se mantuvo con relativa vigencia hasta el golpe de Estado de 1973, en el que todo el panorama artístico se vio forzosamente reconfigurado. Bajo dictadura, la incorporación de los conceptos más radicales de las vanguardias europeas a la producción artística chilena de los años setenta y ochenta, en paralelo con la aparición de la “Escena de Avanzada”, propiciaron la búsqueda de nuevas formas al margen de una institucionalidad asociada a la represión y el conservadurismo. El grabado, en particular, fue objeto de una flexibilización constante dentro de la rigidez de los marcos académicos, tendencia que dio pie al concepto de “desplazamiento” del grabado, cuya sistematización fue altamente productiva tanto para la práctica como para la teoría del arte chileno.

Las transformaciones del contexto artístico chileno de finales del siglo XX fueron una prolongación de lo que se venía produciendo a escala mundial: la transgresión de los límites convencionales de la práctica artística. El grabado, como muchas otras disciplinas, se integró a las más variadas ideologías de producción, siendo cuestionado, replanteado y resignificado constantemente. Actualmente, la producción computarizada de imágenes y el perfeccionamiento de los sistemas de impresión digital, han implicado también una resignificación de las técnicas tradicionales y, en consecuencia de las posibilidades artísticas del grabado.

Fuente del artículo: http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-100644.html

Fuente de la imagen: http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-100644.html

 

 

Deja un comentario

Grabado Chileno Contemporáneo – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: