‘Homeschooling’: la educación en casa, una tendencia al alza con la pandemia

Por Paula  Varella

Fernanda nos recibe en su casa de campo en Lucena, Castellón. Es viernes, son las 11 de la mañana. En el salón, leyendo y dibujando, está su hija Alma. Aunque estamos en horario de colegio, la pequeña no ha asistido a clase. Tampoco irá mañana. “Yo he decidido vivir en el campo y para mí no hay garantía de que ir al colegio hoy sea más seguro para la salud que estar aquí”, nos explica su madre. La pandemia ha sido el detonante para que esta familia desescolarice a la pequeña y decida educarla en casa.

Cuando nació Alma, Fernanda se planteó apostar por el homeschooling o educación en casa, pero finalmente decidió llevar a la niña al colegio cuando cumplió dos años y medio para que pudiera socializar. “Estoy encantada con el colegio, son maravillosos y la niña se ha integrado perfectamente”, aclara Fernanda. “Nadie quiere ir en contra de la educación ni somos anti escuela. Pero esto se trata de algo extraordinario y temporal. Habíamos elegido escolarizar y sé que tengo un compromiso con eso, pero en esta situación de pandemia nos parece ilógica la obligación”. Ella, afirma, quiere preservar el estado de salud de su familia.

“No somos antiescuela. Esto se trata de algo extraordinario y temporal. Nos parece ilógica la obligación”.

Alma tiene problemas respiratorios que se le agravan con el uso de la mascarilla. La pequeña presenta tos constante, síntoma de la COVID-19. Eso le obliga a someterse a pruebas PCR de forma habitual para descartar que ha contraído la enfermedad. Es lo que le ocurrió el tercer día de incorporarse a clase en septiembre, cuando la tos y la mucosidad obligaron a activar los protocolos y hacerle una PCR que, finalmente, salió negativa. Mientras esperaban los resultados, tuvieron que confinarse todos en casa. “Hablando con la pediatra le pregunté: si vuelve a tener los mismos síntomas dentro de unos días, ¿le repetirán otra vez la PCR y se tendrá que volverse a confinar? Y me dijo que sí”. Su madre se niega a volver a pasar por eso.
La educación en casa gana popularidad tras la pandemia

El caso de Fernanda no es el único. Según la Asociación para la Libre Educación (ALE), la COVID-19 ha provocado que cada vez haya más familias interesadas en este modelo educativo. Alejandro Muñoz, vicepresidente de la Asociación explica que a raíz de la pandemia han aumentado las consultas y se ha incrementado el número de socios. No existen registros oficiales, pero según los datos que proporciona la entidad, en España hay entre 4.000 y 8.000 familias que practican el homeschooling, aunque solo 500 están asociadas.

“En España hay entre 4.000 y 8.000 familias que practican el homeschooling”

ALE también pide que no se confunda la educación en casa con los padres absentistas que no llevan a sus hijos al colegio. “Es diferente educar desde casa a lo que se ha hecho durante el confinamiento”. Nosotros también educamos al aire libre, visitando museos… La educación en casa supone 365 días de trabajo al año las 24 horas del día y se basa en la motivación intrínseca del niño por aprender”.

Fernanda lo corrobora: “Intentamos organizar 3 horas completas de tareas de todas las asignaturas. Los profesores nos ayudan con el temario. Nosotras salimos al campo, sabemos mucho de la naturaleza, plantamos plantitas, estamos creando y aprendiendo todo el tiempo. La niña cocina conmigo… me parecía difícil educar en casa pero está siendo maravilloso.”

ALE recomienda a las familias que no se precipiten y que se informen antes de tomar una decisión tan importante. Y recuerdan que si apuestan por este modelo, tienen que ser consecuentes con los problemas legales que les puede ocasionar.

Incertidumbre legal

La educación en España es obligatoria de los 6 a los 16 años y la responsabilidad recae sobre los padres o tutores legales. La enseñanza en familia está contemplada por el Ministerio de Educación para casos específicos – feriantes, artistas o deportistas de élite -, pero no como una alternativa al modelo de escolarización.

Al no estar regulada ni reconocida, este tipo de educación es “alegal” en España. A diferencia de lo que ocurre en otros países como Portugal, Italia, Francia, Irlanda, EEUU, Polonia o Suiza. “Estamos en una situación en la que no nos ampara ninguna ley”, explica Alejandro, “y tampoco está prohibida la educación en casa”.

En España, la educación es un derecho constitucional y no escolarizar o desescolarizar puede ocasionar a los padres problemas con los servicios sociales. La Fiscalía puede interpretar que se está impidiendo el derecho del niño, y puede acabar quitando la tutela a los padres. Muñoz matiza: “No hay que confundir educación con escolarización obligatoria. El hecho de no estar escolarizados no significa que no eduquemos”.

“Apostar por este modelo puede ocasionar a los progenitores problemas con los servicios sociales”

Por eso, ALE lleva 18 años trabajando para que haya un reconocimiento legal de la educación en casa y piden al gobierno flexibilidad, especialmente en tiempos de pandemia. “Creemos que para democratizar la educación sería conveniente abrir el abanico a diferentes tipos y que las familias puedan elegir”, explica Muñoz. Un argumento que apoya Fernanda, que pide que “excepcional y temporalmente” el gobierno permita a las familias elegir si quieren o no llevar a sus hijos al colegio. “Una vez escolarizas ya estás dentro del sistema. Y una vez estás dentro, ¿tienes que aceptarlo todo a pesar de que no sea lógico?”

Ambos coinciden en que esto puede generar situaciones de desigualdad con aquellas familias que no pueden permitirse dedicarse a la educación completa de sus hijos por motivos laborales. “La escuela tiene que estar garantizada para los que no puedan hacerlo, pero si 4 de cada 15 podemos, al final supone más espacio en las aulas y es beneficio para todos”.

“El coronavirus ha venido para plantear que quizás es el momento de dar opciones” – dice Fernanda mientras ayuda a Alma con las sumas y restas. Del mismo modo que ha ocurrido con la Ley de Teletrabajo, los padres homeschoolers reclaman nuevas leyes que contemplen otros modelos de educación distintos al tradicional. Y por supuesto, resaltan que el control es básico. “Desatender es un delito, pero no lo debe ser dedicarme a tiempo completo a educarla”.

Fuente:

https://www.rtve.es/noticias/20201021/educar-casa-tendencia-alza-pandemia/2047321.shtml

Deja un comentario

‘Homeschooling’: la educación en casa, una tendencia al alza con la pandemia – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: