COVID-19 y educación superior: Entrevista con el Dr. Michael Krüger

Según las estimaciones de la UNESCO, más de 1.500 millones de estudiantes de 165 países no pueden asistir a los centros de enseñanza debido a la COVID-19. La pandemia ha obligado a la comunidad académica internacional a explorar nuevas formas de enseñar y aprender, incluida la educación a distancia y en línea. Esta situación ha resultado difícil tanto para los estudiantes como para los docentes, que tienen que enfrentarse a los problemas emocionales, físicos y económicos provocados por la enfermedad al tiempo que cumplen la parte que les corresponde para contribuir a frenar la propagación del virus. El futuro es incierto para todos, y en particular para los millones de estudiantes que tenían que graduarse este año, los cuales se van a enfrentar a un mundo con la economía paralizada por la pandemia. 

En la serie de articulos sobre la COVID-19 y la educación superior, la iniciativa Impacto Académico de las Naciones Unidas (UNAI, por sus siglas en inglés) habla con estudiantes, profesores e investigadores de diferentes partes del mundo para averiguar qué efectos ha tenido en sus vidas la COVID-19 y cómo están haciendo frente a los cambios. La serie también hace hincapié en las lecciones aprendidas y en los resultados positivos que puede tener el confinamiento mundial para la educación superior.

Michael Krüger es el Coordinador del programa de Gestión Internacional de la Educación (INEMA, por sus siglas en inglés), impartido en la Universidad Pedagógica de Ludwigsburg (Alemania) y en la Universidad Helwan (Egipto). Este programa internacional de maestría, desarrollado conjuntamente por las dos universidades, proporciona capacitación en materia de gestión y liderazgo a jóvenes profesionales de todo el mundo que aspiran a trabajar en instituciones educativas.

El programa es una combinación de clases presenciales y en línea, por lo que los profesores y los estudiantes, que residen en 12 zonas horarias diferentes, ya tienen experiencia con las clases virtuales. Sin embargo, el Dr. Krüger explicó que la pandemia de la COVID-19 no solo ha repercutido en la rutina de aprendizaje de los estudiantes sino también en sus vidas personales, debido entre otras cosas, a la pérdida del empleo, las responsabilidades familiares adicionales, la imposibilidad de viajar y una sensación de soledad y aislamiento.

El Dr. Krüger señala que la flexibilidad es fundamental para hacer frente a estos problemas, y que él y sus colegas empiezan el día llamando a los estudiantes, tratando de adaptarse a su situación y utilizando programas de vídeoconferencia, aplicaciones de mensajería y tableros electrónicos para estar conectados con ellos. También destacó el importante papel que desempeñan los educadores en esta época de cambio y adaptación luchando contra de desinformación, alentando a los estudiantes a reflexionar sobre lo que está ocurriendo y brindándoles apoyo emocional.

A pesar de la complejidad de los nuevos métodos de enseñanza y aprendizaje, el Dr. Krüger está sorprendido del interés que ha puesto todo el mundo y de todo lo que se ha logrado. Cree que las lecciones aprendidas de estas experiencias tendrán efectos duraderos en la manera de enseñar y contribuirán a reforzar el sistema educativo. En este enlace podrá escuchar la entrevista completa con el Dr. Krüger.

 

 

 

 

 

 

Fuente de la información:

https://academicimpact.un.org/es/content/covid-19-y-educaci%C3%B3n-superior-entrevista-con-el-dr-michael-kr%C3%BCger

Deja un comentario

COVID-19 y educación superior: Entrevista con el Dr. Michael Krüger – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: