La intervención psicoeducativa, ¿en qué consiste?

Los trastornos en el desarrollo infantil pueden ocasionar situaciones de ansiedad  en quien lo padece y su familia que requieran aplicar la psicoeducación.

La intervención psicoeducativa es un paso previo a la intervención. Consiste en educar e informar, tanto al menor con un trastorno en el desarrollo como a su familia, sobre las características específicas de su patología, cómo gestionarla para minimizar sus efectos y cómo intervenir para mejorar su calidad de vida. De esta forma, antes de que tenga lugar la intervención terapéutica, ya se habrán establecido las bases y objetivos que la familia y el menor pretenden alcanzar.

Ámbito de aplicación e importancia de la psicoeducación

El abordaje de la terapia se lleva a cabo por un profesional que puede ser un terapeuta ocupacional, psicólogo o neuropsicólogo. En todo momento es necesario adaptar el nivel de entendimiento —por ejemplo, evitando tecnicismos para lograr la comprensión de la familia y del menor— a las características de cada caso y su entorno. Se puede llevar a cabo de forma individualizada o mediante grupos psicoeducacionales, ya sea con la familia o con menores que padezcan la misma casuística.

La psicoeducación se puede emplear con diferentes trastornos psicológicos o neuronales como, por ejemplo:

  • Trastornos de ansiedad: trastorno de pánico, fobias…
  • Procesos de duelo
  • Trastornos alimentarios
  • Trastornos de alteración en el desarrollo infantil
  • Adicciones

La importancia de la psicoeducación reside en que facilita que las personas consigan entender su situación, reforzando su autoestima y poniendo en práctica estrategias que les permitan alcanzar sus objetivos y sobrellevar el día a día.

Características de la psicoeducación

  • Diagnóstico: en él figura de qué forma se manifiesta el trastorno, sus efectos y sus factores de riesgo y protección.
  • Tratamiento: se realiza un tratamiento integral, es decir, se atiende por completo las necesidades que presenta el menor a nivel biopsicosocial.
  • Modelo: puede ser individual, familiar o grupal.
  • Desarrollo de la personalidad: supone otro aspecto importante en la intervención y se trabaja mediante la creatividad y el fomento de las fortalezas que posea el menor o su entorno.
  • Objetivos: deberán definirse en relación con la calidad de vida del niño y sus características particulares.

Psicoeducación.

Ventajas de la psicoeducación

La psicoeducación aporta numerosos beneficios para los menores que presentan algún trastorno en el desarrollo como TDAH o TEA, por ejemplo:

  • Mejora de la autoestima: analizar las fortalezas que posee el menor o su entorno puede mejorar el autoconcepto de este, lo que repercute en su autoestima.
  • Aceptación del trastorno y entendimiento de las limitaciones del mismo. Contar con información ayuda a comprender mejor su situación.
  • Aumento de la motivación y el interés por la terapia: Entender su trastorno contribuye a que el menor trabaje con más ahínco para conseguir los resultados deseados.

Por último, la psicoeducación también incluye una parte de asesoramiento —por parte del terapeuta a la familia y al menor— sobre libros o recursos audiovisuales existentes de apoyo para que profundicen en el tema y comprendan mejor cómo pueden afrontar su situación.

Fuente:

La intervención psicoeducativa, ¿en qué consiste?

Deja un comentario

La intervención psicoeducativa, ¿en qué consiste? – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: