La educación; del problema a la oportunidad

Por: Luis Ernesto Salomón

Más de mil millones de estudiantes en el mundo han tomado cursos a distancia en todos los niveles a raíz de la pandemia. Desde los niños pequeños hasta los universitarios, se enfrentan a los desafíos de una práctica obligada por las circunstancias.

Es aun prematuro sacar conclusiones definitivas sobre las consecuencias, pero luego de meses de práctica ya se vislumbran algunos efectos, tanto para los estudiantes como para los profesores y directivos. Los sistemas educativos evolucionarán notablemente a parir del uso intensivo de la tecnología, provocando inequidades y al mismo tiempo abriendo oportunidades.

Los sistemas de educación pública no están diseñados para implementar cursos en línea como su única opción. Los profesores y directivos se han enfrentado a desafíos sin precedentes para adaptar las técnicas de enseñanza a la realidad, comprometiendo mucho más tiempo y recursos para realizar sus labores.

La extensa duración de las medidas ha provocado una tensión creciente para los estudiantes y los profesores que necesariamente se reflejará en los resultados educativos. En el caso de México aún no conocemos los impactos exactos, pero sabemos que el rendimiento académico de los niños se está deteriorando durante la pandemia, junto con su progreso en otras habilidades de desarrollo. De hecho, la duración de las jornadas se ha reducido en práctica y el alcance de los métodos didácticos se reduce cuando se desarrollan en línea.

En otras partes del mundo, como Estados Unidos, ya se reportan índices de bajo rendimiento en matemáticas (on.wsj.com/338L0Y9); las pruebas Pisa indican una reducción que afecta a los sectores más pobres mostrando que la crisis ha ampliado las disparidades socioeconómicas existentes. Como consecuencia, muchos de los niños que más luchan por aprender de manera efectiva y prosperar en la escuela en circunstancias normales, ahora tienen más difícil recibir una instrucción efectiva y están experimentando interrupciones en su aprendizaje que necesitan ser compensadas.

La realidad impone aumentar el gasto en educación como una herramienta esencial de política social. Con medidas dirigidas a estudiantes y profesores específicos en comunidades educativas plenamente identificadas los resultados serán mucho mejores que con medidas generalizadas. De hecho, las naciones asiáticas ya han tomado medidas en ese sentido. Si el sistema se plantea mantener y aumentar la calidad educativa, como compensar las desigualdades a partir de la pandemia será fundamental identificar qué estudiantes tienen más dificultades y cuánto aprendizaje y desarrollo han perdido, qué factores están impidiendo su aprendizaje, qué problemas impiden a los maestros enseñar a estos niños y, de manera muy crítica, cuáles serán las inversiones necesarias para abordar estos desafíos.

Para cada niño, esta evaluación de diagnóstico brindará una respuesta única y el sistema tendrá que encontrar al niño donde esté. Es hora de reinventar el sistema educativo a partir de un enfoque de mayor igualdad de oportunidades lejos de la demagogia y cerca de la ciencia. Encontrar los niños y jóvenes más desaventajados es el punto inicial, incrementar los recursos materiales en las escuelas que más lo necesitan y compensar adecuadamente a los profesores conforme a sus méritos son los pasos siguientes.

El tamaño del aparato educativo con sus barreas burocráticas y sindicales son desafíos que bien se pueden enfrentar con criterios enfocados a las personas y no a los sistemas.

Ahora, más que nunca, es tiempo de apretar el paso y no relajar los criterios para identificar las deficiencias sino realizar estudios a profundidad para conocer el verdadero alcance de un problema que sacude a todo el aparato educativo y abre la oportunidad para implantar cambios estructurales para realmente mejorar la calidad de la educación, que es la palanca más eficiente para combatir la desigualdad.

No dejemos pasar la ocasión de convertir un problema en oportunidad, los niños y jóvenes de México lo merecen.

Fuente:

https://www.informador.mx/ideas/La-educacion-del-problema-a-la-oportunidad-20201122-0026.html

Fuente de la Imagen:

https://independent.typepad.com/elindependent/2020/04/educaci%C3%B3n-oportunidad-de-nuevos-paradigmas-.html

Deja un comentario

La educación; del problema a la oportunidad – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: