Pippo Bunorrotri: El hombre que susurraba a los sentimientos

Por Sarraute Educación

 

El hombre que susurraba a los sentimientos

 

ÍNTIMO Y PERSONAL

“Hay momentos en un día en que el pavor se apodera de ti, sabes que es el principio de algo, sin definir el que, el dónde y el porqué, pero en un instante de uno de esos momentos, te percatas de que ese día ha llegado el fin de tus dudas”

Creo que desde el mismo día que nací, un 31 de diciembre de 1955, he sentido la necesidad de escribir, pero nunca he tenido el valor de publicar nada hasta ahora, quizás por un falso pudor… todo lo que escribía terminaba en el fondo de alguna maleta de cartón, sustituyendo esa necesidad por la lectura.

 

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para hablar de lo que me callo,

hablar conmigo mismo

de lo que siento.

Porque no soy sabio, y

la poca sapiencia que tengo

los golpes de la vida

me la ha dado.

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para henchir de aire nuevo

mis pulmones,

desamarrar la faringe y

dejar de estrujar el corazón.

Porque hace tiempo

un muerto en vida soy, aunque

la muerte jamás me la crucé.

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para empuñar la pluma

como daga traicionera que es,

capaz de ensalzar o humillar

al más valiente y al más cobarde.

Porque tiempo ha

que con ella me defiendo

y en la miseria me revuelco.

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para llorar sin lágrimas,

sangrar sin sangre, y

sufrir sin dolor.

Respirar sin aire,

bailar sin música,

reír sin reírme, y

sentirme mejor.

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para poder crear,

el fuego y la mar,

el día y la noche, el Ying y el Yang.

Escribiendo puedo ser un dios pagano

inmortal, decidir vida y muerte puedo así

de un rey, de un sabio, de un cardenal

y hasta la de un don nadie.

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para poder crear,

un mundo donde las lagrimas

no son más que los pesares

de una vida que hablar no puedo,

no porque no quiera, sino

porque la garganta muda se vuelve

y la mano se ofrece.

Si escribo,

es porque lo necesito.

Para contar al mundo

lo que siento,

lo que llevo dentro,

que ni soñar me deja…

Escribir es la muda voz de las máscaras de nuestros yo es. Es la pasión de nuestros miedos, de nuestra alegría y de nuestra decepción. Escribir es contar historias de ficción y la historia de la realidad. Escribir es dibujar las sombras de nuestros sentimientos que vagan en la espesa niebla de nuestra vida. Escribir es la que necesita tu día a día. Por eso:

Si escribo es porque lo necesito

 

 

 

Fuente de la información:

Autor

 

Fuente de la imagen:

Autor

Deja un comentario

Pippo Bunorrotri: El hombre que susurraba a los sentimientos – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: