Silencios

Por Criseida Barrios Arias

A veces, cuando la oscuridad de la noche llega, mi mente comienza a vagar y se abstrae en un espacio infinito, donde las palabras no existen. Empiezo a recordar la necesidad primigenia de vocalizar, y no puedo y descubro ante mí, situaciones que acechan, persiguen, o simplemente estan… convertida en pensamiento,  me declaro omnipresente .Y es así, como el silencio, alimenta mi voz.

Deja un comentario

Silencios – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: