U Hispanoamericana innova en la enseñanza de la medicina y enfermería basada en competencias

Por:  Luis Carlos Lara

La salud costarricense vive un importante hito en su historia, la Universidad Hispanoamericana (UH) es pionera al desarrollar el primer plan de estudios para las carreras de Medicina y Enfermería basado en competencias, los cuales cuentan con el aval del Consejo Nacional de Enseñanza Superior (CONESUP) a partir del 2021.

Un modelo de aprendizaje donde el estudiante es un actor dentro y fuera del aula para el desarrollo de actividades, tareas y prácticas para  lograr el dominio de competencias y habilidades que le permiten resolver o atender problemas desde una perspectiva global, multidimensional e inter y transdisciplinar.

Además, se incorpora la formación explícita en bioética, profesionalismo y atención primaria en salud.

Vanessa Aguilar, directora de la carrera de Enfermería explicó que la nueva malla curricular es resultado de un arduo trabajo de más de cinco años y que durante los procesos de acreditación y reacreditación de la carrea se vio la necesidad de fortalecer ciertas aéreas para la preparación de un profesional capaz de atender las necesidades a nivel internacional, lo cual permite superar las expectativas de países como Alemania o los Estados Unidos.

Para la carrera de Medicina, “se utilizaron referentes universales como los Requisitos Globales Mínimos Esenciales (GMER1, por sus siglas en inglés) en educación Médica del Instituto para la Educación Médica Internacional (IIME, por sus siglas en inglés); los Criterios para el estudio de la Medicina de la Federación Mundial de Educación Médica (WFME, por sus siglas en inglés); las competencias genéricas y profesionales del Proyecto Alfa Tuning Latinoamérica, entre otros, para fundamentar disciplinar y curricularmente la reforma del Plan de Estudios, respondiendo así a los más altos estándares internacionales” indicó el Dr. Gerardo Montiel, director de la carrera de Medicina & Cirugía de la UH.

PERFIL DEL NUEVO PROFESIONAL INTEGRAL

En este modelo educativo, el docente empleará metodologías activas teórico-prácticas que obligan al estudiante a demostrar su nivel de aprendizaje para atender intereses o competencias de la vida real.

Por ejemplo: desarrollar un proyecto para la atención primaria de una comunidad o resolver casos clínicos con diferentes entornos. Esto garantiza que, desde inicio de la carrera, el estudiante se formará aplicando, descubriendo, transformando y evaluando el conocimiento.

El plan de estudio de Medicina contiene nuevos ejes únicos en el país en las aéreas de Salud Pública, Investigación, Análisis Crítico de la Información (Salud Digital) y Gestión de los Servicios de Salud para que el estudiante desarrolle  una visión global del concepto de salud, mediante la promoción de esta, prevención de las enfermedades, capacidad para liderar equipos de salud, realizar investigación científica, docencia y acción social bajo los principios éticos inherentes a la profesión médica.

Igualmente, el alumno elegirá uno de los 3 cursos optativos que se encuentran en el quinto, noveno y onceavo cuatrimestre. Esto le ofrece flexibilidad curricular, permitiéndole que pueda dirigir parte de su formación a áreas de interés como lo es el trabajo interdisciplinario, y manejo integral del dolor, por citar dos ejemplos. Esta experiencia se da en reconocidas universidades como Harvard y Washington.

“Las estrategias de evaluación no se limitan a exámenes escritos, sino que con el nuevo plan de estudios se le brindará un rol más protagónico al accionar del estudiante durante la clase, a través de actividades donde se facilite el trabajo colaborativo, el desarrollo de habilidades blandas, la reflexión y auto reflexión como lo son debates, mesas redondas, seminarios, simulación clínica y aprendizaje basado en solución de problemas entre otros. La distribución del porcentaje asignado varía entre un curso y otro en función de cuanto haya avanzado el estudiante en el plan de estudios” detalló el Dr. Gerardo Montiel.

Bajo este mismo enfoque, el plan de estudios de Enfermería tiene una duración de 10 cuatrimestres. Entre, los que destacan tres cursos optativos interdisciplinarios, es decir, que podrán llevar junto con otros estudiantes de Psicología, Medicina  y de Enfermería. Para ello, se darán 12 alternativas.

Con este plan, el estudiante obtiene el grado de licenciatura en Enfermería. Se elimina el nivel de bachillerato para cumplir con la legislación que indica que todo profesional en salud debe ser licenciado.

“Los cursos optativos son muy importantes al ser áreas de especialización, donde el estudiante puede incursionar de acuerdo con su interés. Por ejemplo: nutrición humana, sexualidad, primeros auxilios psicológicos” detalló Aguilar.

La evaluación de Enfermería será 60% práctico y un 40% teórico. “En esta metodología de clase activa, el estudiante realizará prácticas de laboratorio, más campos clínicos, utilizará estrategias novedosas, desarrollará proyectos de intervención en las comunidades, hará reportes e investigación, entre otros” detalló Vanesa Aguilar, directora de Enfermería de la UH.

NOVEDADES EN CAMPOS CLÍNICOS Y GRADUACIÓN

Otra de las novedades en ambos planes de estudio son cambios en la modalidad de graduación al elevar el nivel de calidad académica y reducir el tiempo.

Los estudiantes de Medicina tienen dos alternativas: realizar una tesis o presentar pruebas de grado.  En estas últimas, se presentarán en el séptimo, décimo y undécimo cuatrimestre.

En relación con el examen para el concurso de campos clínicos de la Caja Costarricense del Seguro Social a cargo de la organización International Foundations of Medicine (IFOM), el nuevo plan de estudios contempla un curso exclusivo para elevar el nivel de éxito. De manera, que el alumno tendrá junto con las pruebas de grado más herramientas como el análisis crítico de la información e integración de los conocimientos para alcanzar un alto puntaje. En el 2019, la UH logró el segundo lugar a nivel nacional al obtener un 92,5% de aprobación de sus postulantes, siendo la mejor universidad privada del país.

En el caso de Enfermería, el alumno adelantará la rotación de campos clínicos desde el tercer cuatrimestre.

Vanessa Aguilar, directora de Enfermería explicó que el enfoque de los campos clínicos no será solo en los hospitales, sino también en las comunidades. Se coordinará en la atención primaria de la salud. Prevenir las enfermedades en las personas sanas de las comunidades y las que están enfermas puedan sobre llevar sus tratamientos y se rehabiliten. Por ejemplo: trabajar desde las escuelas en los conceptos de alimentación saludable.

Los futuros enfermeros realizarán la práctica supervisada en la recta final de la licenciatura. “Necesitamos que el estudiante demuestre en el último curso del internado que todos los conocimientos, habilidades y destrezas aprendidas a lo largo de la carrera puede llevarlas a cabo. En total 240 horas de internado que va a realizar en diferentes servicios clínicos y comunitarios para demostrar que se puede desempeñar como enfermero” puntualizó Aguilar.

Gracias a este esfuerzo la Universidad Hispanoamericana reafirma su compromiso con la innovación y la calidad de la educación superior costarricense, al formar los futuros profesionales en salud con habilidades cognitivas, psicomotrices y actitudinales para desarrollar su profesión en un contexto nacional e internacional.

Fuente:

http://www.ticourbano.com/2020/12/21/u-hispanoamericana-innova-en-la-ensenanza-de-la-medicina-y-enfermeria-basada-en-competencias/

Deja un comentario

U Hispanoamericana innova en la enseñanza de la medicina y enfermería basada en competencias – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: