¿La reapertura de las escuelas provoca la propagación del COVID-19 ? Es complicado

Por Scott A Imberman, Dan Goldhaber y Katharine O. Strunk

 

El Informe de investigación es una breve reseña sobre un trabajo académico interesante.

 

La gran idea

Descubrimos que las escuelas pueden reabrir para recibir instrucción en persona sin extender aún más el COVID-19 en las comunidades cercanas si el número de personas con la enfermedad es relativamente bajo. Pero si hay más de 21 casos por cada 100,000 personas, la propagación de COVID-19 puede aumentar.

Para llegar a esta conclusión, utilizamos datos de septiembre a diciembre de 2020 en los estados de Michigan y Washington, los cuales permitieron a los distritos decidir si ofrecer o no educación en persona en ese momento, para analizar cómo estas diferentes decisiones de instrucción afectan a COVID-19. tasas de casos.

Es difícil darse cuenta de esto porque otros factores, como el distanciamiento social y el uso de máscaras, podrían ser los culpables. Por lo tanto, podría parecer que ir a la escuela en persona hace que el COVID-19 se propague, pero en realidad se debe a los hábitos de seguridad, o la falta de ellos, especialmente si esas mismas comunidades tienen más probabilidades de enviar a los estudiantes de regreso a la escuela en persona.

Intentamos abordar esta preocupación al incluir información en nuestros análisis estadísticos sobre prácticas como el uso de máscaras en una comunidad y cómo votó un condado en 2016. La preferencia política fue un factor importante a considerar, porque los republicanos parecen menos propensos que los demócratas a cumplir con Medidas de seguridad COVID-19. También es más probable que los republicanos fomenten la instrucción en persona durante la pandemia.

A pesar de nuestros hallazgos, es muy probable que el coronavirus se transmita en las escuelas hasta cierto punto . Pero la propagación de COVID-19 allí puede simplemente reflejar lo que está sucediendo en la comunidad circundante.

Los niños y los educadores pueden estar tan seguros en los edificios escolares, o posiblemente incluso más seguros, que en cualquier otro lugar.

Por que importa

La mayoría de los distritos cerraron las puertas de sus edificios escolares en marzo y no los volvieron a abrir durante el resto del año escolar, sino que ofrecieron a los estudiantes instrucción remota.

Pero está aumentando la evidencia de que la instrucción remota no está funcionando bien, especialmente para estudiantes de bajos ingresos y estudiantes de color .

Dados estos desafíos, muchos distritos optaron por ofrecer instrucción en persona o híbrida el otoño pasado. Pero a medida que aumenta el número de casos de COVID-19, distritos como el de Chicago y otros se enfrentan a la difícil decisión de abrir escuelas o mantenerlas abiertas. Hasta la fecha ha habido pocos datos que los orienten. Nuestro estudio proporciona algunas de las primeras pruebas basadas en EE. UU. A los responsables de la formulación de políticas a medida que toman estas difíciles decisiones.

Lo que aún no se sabe

Si bien proporcionamos estimaciones específicas de cuándo las tasas de COVID-19 son lo suficientemente altas como para que el virus probablemente se propague como resultado de la apertura de escuelas, deben tratarse con precaución porque las estimaciones estadísticas están sujetas a errores. La conclusión no es centrarse en umbrales específicos, sino más bien comprender que existen niveles en los que la educación presencial contribuye a la difusión comunitaria.

Además, es probable que la forma en que se abran las escuelas y las medidas de seguridad que tomen influyan en lo que sucede con los casos de COVID-19. Las escuelas pueden, por ejemplo, traer de regreso solo a algunos estudiantes, requerir máscaras y mantener los escritorios separados varios pies entre sí. Estas prácticas probablemente reducen la transmisión de la enfermedad.

Sin embargo, no podemos evaluar cuánto podrían ayudar estos pasos porque no tenemos información sobre los protocolos de seguridad en las escuelas individuales o si las escuelas están siguiendo esos protocolos.

¿Qué otras investigaciones se están realizando?

Hasta ahora, si bien hay algunos estudios sobre cómo COVID-19 ha afectado el aprendizaje, especialmente cómo la pandemia puede estar dañando de manera desproporcionada la educación de los estudiantes de minorías y de bajos ingresos , no hay mucha investigación sobre cómo se está propagando la enfermedad en las escuelas de EE. UU. Un estudio encontró asociaciones entre el cierre de escuelas en la primavera de 2020 y reducciones en las muertes por COVID-19 . Sin embargo, al mismo tiempo se promulgaron otras políticas de distanciamiento social, lo que hizo poco clara la contribución de las escuelas.

Un nuevo estudio encontró resultados similares a los nuestros al examinar las hospitalizaciones : que la instrucción en persona se asoció con más hospitalizaciones cercanas cuando las tasas de COVID-19 existentes eran altas, pero que no había tal correlación cuando las tasas eran bajas.

 

 

 

 

Fuente de la información e imagen:

https://theconversation.com/does-reopening-schools-cause-covid-19-to-spread-its-complicated-152793

Deja un comentario

¿La reapertura de las escuelas provoca la propagación del COVID-19 ? Es complicado – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: