El andar a ciegas de la educación

Por Katy Cárdenas

La exclusión del servicio ha crecido durante la pandemia, aunque hay casos anteriores en que la marginación se perpetua

En el nivel preescolar, primaria y secundaria, los reportes del Instituto de Educación Básica (IEBEM), estiman que de la escuela regular desertó al menos el 5 por ciento de la matrícula, derivado de la contingencia sanitaria, y de lo complicado que ha sido dotarse de herramientas tecnológicas para tomar las clases a distancia.

Porcentaje que significaría más de 17 mil 200 niñas, niños y jóvenes, que dejaron la escuela regular para esperar al regreso de las clases presenciales, en su caso inscribirse en un sistema abierto, o en el peor de los panoramas, dejar la escuela.

Para el ciclo escolar 2020-2021 hijo 56 mil 866 alumnos inscritos en primer, segundo y tercer nivel; en primaria son 200 mil 799 alumnos sumando todos los grados; en el nivel secundaria los estudiantes son 96 mil 649, entre secundarias generales, técnicas, y telesecundarias, un total de 297 mil 448 inscritos en el sistema regular.

En 2020 tampoco se aplicaron pruebas de medición sobre aprovechamiento escolar; PISA ni PLANEA se aplicaron

Pruebas como la del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE (PISA, por sus siglas en inglés), que se realiza cada tres año en los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OECD), incluido México , buscan identificar el nivel de desempeño de los estudiantes de 15 años en materias como lectura, ciencias y matemáticas

La última fue en 2018 y en ese entonces los datos generales para el país fueron, entre muchos otros, que la situación económica fue un factor preponderante en el desarrollo escolar de los, es decir, que los estudiantes más aventajados económicamente tuvieron mejor puntaje en lectura .

“En México, solo el 1% de los estudiantes obtuvo un desempeño en los niveles de competencia más altos (nivel 5 o 6) en al menos un área (Promedio OCDE: 16%), y el 35% de los estudiantes no obtuvo un nivel mínimo de competencia (Nivel 2) en las 3 áreas (promedio OCDE: 13%) ”, se lee en el informe que se puede consultar en la página https://www.oecd.org/pisa/publications/PISA2018_CN_MEX_Spanish.pdf

La violencia escolar también marco brecha en la medición considerando que “el 23% de los estudiantes informaron haber sufrido acoso escolar (bullying) al menos algunas veces al mes. Sin embargo, el 86% de los estudiantes en México estuvo de acuerdo o muy de acuerdo con que es bueno ayudar a los estudiantes que no pueden defenderse (promedio OCDE: 88%)”.

En general el reporte explica que México es un país en donde la educación va teniendo un desarrollo discreto si se tiene en cuenta que “al menos el 90% de los estudiantes en México mejoró en aproximadamente 5 puntos por cada período de 3 años, en promedio , en cada una de las tres áreas principales (lectura, matemáticas y ciencias) ”.

“ AVISO: La aplicación de la prueba Planea en Educación Media Superior que se tenía programada para los días 31 de marzo y 1 de abril del 2020, se pospone hasta nuevo aviso ”, es el anuncio colgado en el sitio oficial del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (PLANEA).

En el tercer grado de secundaria la última se aplicó el 11 y 12 de junio en más de un millón de alumnos y más de 34 mil planteles a nivel país; en Morelos se aplicó en 511 escuelas con una cobertura del cien por ciento.

Educación formal

Expertas en materia educativa coinciden en que el distanciamiento social ha obligado a romper con uno de los principales objetivos o esquemas de la educación regular, que es el desarrollo de habilidades para la vida, para el desarrollo personal, para la convivencia social, y la formación de ciudadanos listos para enfrentar actividades económicas en equipo.

La maestra Alejandra Zaragoza Castillo, directora de una escuela privada y especialista en la materia, reconoce que los planes educativos deben adecuarse a los tiempos de contingencia, de lo contrario los menores se convertirán en seres “individualistas”, no cooperativos, antisociales, y negados a resolver los problemas que se presentan en la vida.

“Esta formación inicia desde el preescolar, desde el hecho en que reconozcan no puedo hacer esto necesito ayuda, ayudar a otros, es el desarrollo de habilidades para la vida las que están perdiendo; nosotros como escuela privada lo que nos ha ayudado es que son grupos reducidos, a diferencia de escuelas públicas, lo que hacemos es identificar las deficiencias o debilidades y nos comunicamos de inmediato con los padres de familia, y con los alumnos, los padres deben involucrarse y primero estar convencidos de que tienen que hacerlo ”.

Una sociedad que no está educada para la “inclusión” impide que, en la educación, todos queden dentro de la formación, por ello es que los docentes deben “capacitarse todo el tiempo, no puedes hablar de inclusión sino la aplicas”.

Por su parte la doctora Sonali Carranco Gómez, del Instituto de Ciencias de la Educación (ICE), de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), habló sobre la ponencia realizada en octubre de 2020 sobre los obstáculos que una educación a distancia ha traído consigo, en donde se ha acentuado la inequidad económica entre los estudiantes, y la falta de internet para llevar a cabo las clases es en la generalidad del país.

“Los estudiantes no tienen las mismas oportunidades. Se aplicó con nuestros estudiantes y con otras facultades, y ellos no han tenido una satisfactoria educación por medio de las plataformas, la universidad ha tenido que implementar nuevas estrategias. Estamos preocupados por el confinamiento, y las estrategias deben ir enfocadas a que los estudiantes deben saber adaptarse a una vez que salgamos, e integrarse a la sociedad ya los espacios áulicos ”.

La inequidad que ya existía en el país y el estado, se remarcó cuando “a los niños y jóvenes los metimos a las clases en casa cuando no todos tienen las mismas oportunidades, cuando hay hogares en donde hay dos o tres niños en varios niveles escolares y tienen todos que ocupar la computadora o el teléfono, incluso nosotros como docentes el internet no nos da el ancho para poder dar clases dos o tres de nosotros en una misma casa ”.

La historia de Zaid

Zaid, fue un niño excluido de la escuela regular desde que tiene uso de memoria, y que a pasar de los años no olvida que lo expulsaron de al menos dos planteles por ser considerado como un “niño problema” o una mala influencia para sus compañeras y compañeras de clase, ya que como todos los menores solía imitar a sus mayores.

Su padre dejó a su madre tras enterarse que nacería, de familia pobre tuvo que buscar cobijo en casa de su abuela en donde sus tíos no solo golpeaban a su mamá, sino también a él de vez en cuando, being así que aplicaba las mismas dosis a sus compañeros de escuela, razón obvia por la que era retirado del plantel.

“Ya más grande intentaron ingresarme a una escuela, pero ya no se pudo, seen mis papeles en los que decía que era un mal alumno y ya no me aceptaron, tuve problemas. Me juntaba con otros niños de la escuela, ellos hacían travesuras y me acusaban a mí eso en una primaria de Santa María Ahucatitlán, luego me mandaron a otra en Coajomulco pero ahí duré un mes por lo mismo, incluso con unos compañeros intentamos prender una fogata debajo de la mesa para según nosotros, fumar un cigarro ”.

Parte de lo que narra Zaid, para después de rematar que la última escuela ubicada en Huitzilac solo iba a pelear con sus compañeros “me caían mal, me enojaba por todo”, panorama con el cual solo pudo complementar su tercer grado de primaria regular.

De ese tiempo a sus 18 años de edad tuvo que trabajar en lo que sea para ayudar a su mamá, desde limpiar jardines, plantar árboles, hasta y más grande se vio obligado a “entrarle a la mezcla” en la albañilería, y tratar de seguir con su formación educativa en el sistema abierto.

“Estoy por concluir la secundaria en el INEEA, pero ahora por la pandemia nos dijeron que ya no fuéramos a la Ayudantía solo me falta hacer un examen para ya finalizar; mi idea es entrar igual a la preparatoria abierta, yo no tengo internet ni computadora, no tengo ni celular, no podría hacer una escuela en línea ”.

Fuente:

https://www.elsoldecuautla.com.mx/local/especial-el-andar-a-ciegas-de-la-educacion-6276404.html

Deja un comentario

El andar a ciegas de la educación – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: