Francia: ¿Qué futuro tiene la investigación educativa?

Francia/ 05 Febrero 2021/ Fuente/ http://www.cafepedagogique.net/

Por Francois Jarraud

“¿La investigación educativa tiene un impacto en el poder político? ¿En las prácticas de los profesores de campo?” Estas preguntas las plantea la Revue internationale d’études de Sèvres, cuyo último número, bajo la dirección de Jean-Marie de Ketele, ofrece un recorrido mundial por la investigación educativa. Si en algunos países existe una unión entre la investigación educativa, el poder político y los actores de campo, el caso más frecuente es que uno de estos polos gane. Está en juego el futuro de la Escuela. Y JM de Ketele aboga por una alianza entre la investigación y los actores en el campo, que permita pasar de la investigación sobre educación a la investigación para la educación, de Hattie a Bryk.

Investigación al servicio de la política

La gran fortaleza de la Revue de Sèvres es su archivo internacional de autores que nos permite salir de nuestros problemas nacionales, sin olvidarlos, para compararnos con lo que se hace en otros lugares. Con este número 85 de la Revue estamos mimados ya que, junto a Francia, la Revue nos lleva a China, el mundo árabe, África negra, Quebec, México, Suecia, Gales y Rusia. Tantos países, tantos equilibrios diferentes entre poder político, investigadores y profesores.

Hay países donde la investigación está al servicio del poder político y del profesorado. Los tres polos están alineados al servicio de un proyecto político. En Rusia, la investigación y los profesores están al servicio de un proyecto de unificación territorial del vasto y muy diverso territorio ruso. En China, el poder político parece, siguiendo el ejemplo de Shanghai, tener en sus manos a investigadores y profesores. Este es también el caso de los países árabes donde la investigación debe tener en cuenta muchas prohibiciones para sus temas de estudio.

Cuando la política es débil …

Por el contrario, el poder político puede ser débil. Este es el caso del África negra, donde los investigadores recurren a fondos proporcionados por grandes organizaciones internacionales (Banco Mundial, FMI, etc.). A veces es el estado vecino el que agota a los investigadores. Así, en Gales, las carreras en Inglaterra son más prestigiosas. Quebec tiene dos fuentes de financiación para su investigación: provincial pero también federal.

El caso francés

Desafortunadamente, la revista da poca importancia a los problemas de la financiación de la investigación cuando es ahí donde reside el poder. ¿Se escapa del poder político? Sabemos que en Francia los programas de inversión para el futuro (PIA) están monopolizados por un reducido número de laboratorios de medicina o neurociencia sin que las ciencias de la educación puedan beneficiarse de ellos. Esto crea una gran distorsión en la investigación, ejemplificada por la muy útil investigación de R Goigoux sobre aprender a leer, que recibió 30.000 € cuando los programas PIA reciben millones. Si el poder político no decide sobre los proyectos seleccionados, los requerimientos de las convocatorias de proyectos se clasifican entre los laboratorios que pueden responder a ellos y los demás. X Pons y O Rey muestran cómo

Quedémonos en Francia. Los profesores ven cómo una determinada investigación, aliada con el poder político, es utilizada por el poder político para ejercer una fuerte presión sobre los profesores. El ejemplo reciente de la conferencia de educación de Grenelle para redefinir la profesión docente es emblemático. Detrás de esta conferencia cinco miembros del CSEN creado por el actual Ministro de Educación.

Asistimos a una alianza de una pequeña parte de la investigación educativa y el poder político para decidir el futuro de la Escuela imponiendo prácticas pedagógicas a los docentes. No faltan ejemplos de los numerosos repositorios y guías verdes, naranjas, etc., programas de aprendizaje como el método Reading Logo, cursos de formación obligatoria orientados a asegurar el cumplimiento de los apoyos de la jerarquía educativa nacional.

Pasar de la investigación en educación a la investigación en educación

Estas presiones se hacen en nombre de investigaciones que se basan en evidencias y pretenden conocer los factores que pueden mejorar la Escuela y sostener las soluciones. Este número de la Revista llama a la investigación sobre la Escuela. Basada en potentes y serios dispositivos estadísticos, en línea con el trabajo de J Hattie, esta investigación es capaz de aislar los factores para mejorar el sistema educativo.

El problema, como apunta JM de Ketele, es que la situación real de las clases no es la de los laboratorios y que no se aísla tal o cual factor. Las situaciones son complejas con interacciones entre los factores. De ahí el interés de pasar de la investigación en educación a la investigación para la educación, para utilizar la fórmula de JM de Ketele. El trabajo de Bryk ha mostrado la urgencia de tener una investigación que reúna a los actores del campo y que estudie la transición entre la investigación pura y el campo. A JM de Ketele también le gustaría ver el desarrollo de la investigación sobre los valores de la educación.

Entre el peso de los grandes organismos internacionales, la presión de “publicar o perecer”, la de la política, la investigación educativa se enfrenta a opciones. Ellos son los que darán forma en parte a la Escuela del mañana. Este número de la Revue internationale de Sèvres muestra que, contrariamente a lo que nos gustaría hacernos creer, las voces de la investigación son diversas, los problemas también son políticos y sociales, aunque los problemas sean comunes.

Revista Internacional de Educación de Sèvres, n ° 85

Fuente

http://www.cafepedagogique.net/lexpresso/Pages/2021/02/04022021Article637480194641674855.aspx

Deja un comentario

Francia: ¿Qué futuro tiene la investigación educativa? – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: