Regresar a clases presenciales, una exigencia con condiciones

Por: Laura Valentina Parra.
Integrante de ANDES

La pandemia obligó a los colegios cerrar y empezar con la modalidad virtual. Como estudiantes la adoptamos sin llegar a imaginar cómo sería llevar esta situación.

¿Cómo es la virtualidad y porqué los estudiantes no vemos garantías?

Dejaremos de lado el privilegio que muchos y muchas de nosotros y nosotras tenemos, empecemos con una encuesta que realizó la secretaria de educación el año pasado en cuarentena, de allí se sacaron las necesidades que tenemos en la modalidad de virtual.

Una de estas necesidades y problemáticas dentro de la virtualidad es la falta de acceso a herramientas tecnológicas, no tener conexión a internet, y en muchos casos no poder tener acceso a ninguna de las dos cosas.

Aun así el gobierno y medios de comunicación amarillistas siguen romantizando la desigualdad social, mostrando en televisión cosas como: “Los niños tienen que subirse a un árbol para poder tomar sus clases, ese es el esfuerzo que hacen para acceder a la educación”

«si antes en la presencialidad la educación ya estaba pintándose como un privilegio, en la modalidad virtual se evidencia aún más, y es preocupante, pues las condiciones de escuelas rurales y sus niños y niñas no han cambiado en lo absoluto.»

La educación primero que todo es un derecho, nosotros y nosotras no tenemos por qué hacer ese tipo de maromas para acceder a él; si antes en la presencialidad la educación ya estaba pintándose como un privilegio, en la modalidad virtual se evidencia aún más, y es preocupante, pues las condiciones de escuelas rurales y sus niños y niñas no han cambiado en lo absoluto.

Estando en casa se dispararon los casos de violencia intrafamiliar. No es un secreto que muchos y muchas de nosotros y nosotras vivimos en un núcleo familiar donde la violencia psicológica, verbal, y física prima antes que el dialogo y la comprensión.

Esta es otra razón por la cual se ha visto afectada nuestra salud mental y emocional, muchos sentimos frustración por eso, y no se han tomado acciones para mitigar la violencia, ni para tratar la salud mental y emocional. El estar encerrados en casa nos ha traído muchas dificultades.

La deserción escolar aumentó el año pasado. Miles de estudiantes a nivel nacional perdieron su año escolar y muchos se retiraron para poder colaborar económicamente en casa. Se deben solucionar las necesidades de aquellos estudiantes que no cuentan con garantías para poder seguir estudiando de manera virtual, ya que sabemos que aún no podremos ingresar de manera presencial.

Ahora bien, como estudiantes exigimos el reintegro a clases presenciales CON garantías. La A.N.D.E.S. realizó un encuentro nacional en donde se trataron esas necesidades que se deben suplir para el reintegro seguro a clases presenciales.

Para eso hay que resolver varios problemas. Uno de ellos es el hacinamiento en las aulas de clase. En Bogotá en un aula son participes de 30 a 40 estudiantes por cada docente, dada la pandemia se deben reducir estas cifras y para ello se deben solucionar los problemas de infraestructura en las instituciones.

Además, dentro de la canasta estudiantil se deben incluir los elementos de bioseguridad personal, como tapabocas y el gel antibacterial. Se debe tener presente la cantidad de sanitarios y que estén en buen estado, que los baños tengan jabón, agua, y gel.

Alimentación, transporte, calidad y distanciamiento ¿hay condiciones?

También debe haber garantías para dignificar el PAE, y para el transporte estudiantil. Sin esos mínimos el regreso a clases es más un problema que una solución.

Los colegios también deben tomar medidas como reconsiderar la pedagogía, calificaciones e implementar la salud mental y emocional como una materia urgente.

El que menos está interesado en el reintegro a clases presenciales es el gobierno nacional y eso se le nota pues no está invirtiendo lo que debe invertir para suplir estas necesidades y hacer realidad el regreso seguro a las aulas. Por el contrario, sigue invirtiendo en la represión.

Como estudiantes hemos evidenciado las prioridades del gobierno, pero aun así no vamos a desfallecer y seguiremos en pie de lucha por la educación pública de calidad y con garantías. Vamos a seguir dando la pelea por nuestros derechos hasta que el gobierno nacional tome acciones de verdad.

LEER EL ARTICULO ORIGINAL PULSANDO AQUÍ

Fotografía: forbes

Fuente original: Contagioradio

Fuente del artículo: https://insurgenciamagisterial.com/regresar-a-clases-presenciales-una-exigencia-con-condiciones/

Deja un comentario

Regresar a clases presenciales, una exigencia con condiciones – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: