Conectividad, género y docentes: Cómo la Coalición Mundial para la Educación apoya la recuperación del aprendizaje en tiempos de COVID-19

La pandemia de COVID-19 ha asestado un duro golpe al sector educativo, afectando a las escuelas en todas partes del mundo y amenazando con aniquilar décadas de progresos en favor del aprendizaje. Un año después del comienzo la crisis, la situación sigue siendo sombría: la mitad de la población de educandos del mundo sigue afectada por el cierre completo o parcial de las escuelas; cerca de un tercio no tiene acceso al aprendizaje a distancia; más de 11 millones de niñas tal vez nunca regresarán a las aulas; y más de 100 millones de niños no obtendrán las competencias básicas de lectura debido al cierre de las escuelas. A menos que desde ahora se tomen medidas urgentes, más de 24 millones de niños y jóvenes corren el riesgo de abandonar sus estudios.

Mientras la pandemia revelaba y aumentaba las desigualdades en el ámbito de la educación, la UNESCO movilizó rápidamente el apoyo para garantizar la continuidad pedagógica en el mundo al crear en marzo de 2020 la Coalición Mundial para la Educación. Esta coalición multisectorial reúne a 175 asociados institucionales de la familia de las Naciones Unidas, la sociedad civil, el ámbito académico y el sector privado, que trabajan actualmente en 112 países sobre tres temas principales: conectividad, género y docentes. Un nuevo informe publicado antes de que se llevara a cabo una reunión ministerial de alto nivel presenta las respuestas innovadoras obtenidas durante el año transcurrido, gracias a esta colaboración excepcional.

¿Cómo funciona la Coalición Mundial para la Educación y cuáles son sus logros?

La Coalición Mundial para la Educación se ha convertido en una plataforma esencial para ayudar a los Estados Miembros a superar los desafíos sin precedentes a los que debe hacer frente el sector educativo. Las contribuciones de la Coalición no remplazan las intervenciones nacionales, sino que propician que se impliquen nuevos agentes que normalmente no se hubieran asociado, tales como organizaciones tecnológicas y mediáticas, con miras a completar y apoyar los esfuerzos nacionales en favor de la continuidad pedagógica.

Los miembros de la Coalición trabajan actualmente en 233 proyectos en 112 países. Al menos 400 millones de educandos y 12 millones de docentes se benefician directa o indirectamente de las acciones de la Coalición. A continuación, mencionamos ejemplos de acciones, a escala mundial, regional o de cada país, que se han llevado a cabo hasta la fecha.

  • En África Occidental, la plataforma regional africana francófona de aprendizaje ImagineEcole se inició como elemento esencial de un proyecto de la Alianza Mundial para la Educación, con el objetivo de mejorar la calidad de la enseñanza a distancia en 10 países: Benín, Burkina Faso, Camerún, Chad, Côte d’Ivoire, Guinea, Malí, Níger, Senegal y Togo. La plataforma brinda una experiencia a gran escala de la enseñanza a distancia a 6,6 millones de alumnos y 200 000 docentes, proporcionándoles más de 600 recursos educativos.
  • Más de 5 millones de niñas, en 20 países que presentan las mayores desigualdades entre los sexos en la educación, se beneficiarán de un apoyo para realizar su derecho a la educación, con especial hincapié en que las niñas más marginadas vuelvan a matricularse en la escuela gracias a un amplio abanico de acciones que se refieren fundamentalmente a la información y sensibilización, la adquisición de competencias y el suministro a los encargados de adoptar decisiones de recomendaciones basadas en datos fehacientes.
  • La Global Skills Academy, creada para ayudar a dotar a 1 millón de jóvenes en competencias digitales para que puedan adaptarse a los cambios de lugares de trabajo, llega actualmente a 142 000 beneficiarios. Desde que fue creada, la Academia ha movilizado a más de 150 centros de EFTP en 56 países y trabaja activamente con 15 asociados para contratar a 75 000 alumnos y docentes suplementarios en los próximos días.
  • En respuesta a la explosión que estremeció a Beirut (Líbano), en agosto de 2020, los miembros de la Coalición han movilizado compromisos financieros, una asistencia técnica y un apoyo en términos de reforzamiento de las capacidades para permitir la rehabilitación de las escuelas afectadas, la asistencia técnica a los docentes, el acceso a la enseñanza a distancia con un contenido y el apoyo a la educación superior. La UNESCO y sus asociados apoyan la rehabilitación de 55 escuelas públicas, 20 establecimientos públicos de enseñanza y formación técnica y profesional y 3 universidades.
  • En Sudáfrica, se lanzó un servicio de apoyo a los docentes que funciona mediante una aplicación de teléfono inteligente desarrollada con un asociado, para proporcionar una plataforma de chat en tiempo real para el aprendizaje y la tutoría, así como una opción de bienestar y seguridad. Este servicio cuenta actualmente con más de 67 200 usuarios y prevé llegar a 400 000 docentes suplementarios durante los próximos meses.
  • La UNESCO proporciona su apoyo a una plataforma “open source” para la enseñanza a distancia a domicilio y un repertorio regional de recursos que se ajustan con los programas de enseñanza para los educandos y los docentes de Kiribati, la República de las islas Marshall, las islas Samoa, las islas Salomón, Tonga y Tuvalu.
  • Con el apoyo del GIZ, la UNESCO presenta un programa de formación de docentes de 20 países del Caribe, así como una formación en competencias digitales y socioemocionales para los migrantes y refugiados en el Perú.

Fuente:

https://es.unesco.org/news/conectividad-genero-y-docentes-como-coalicion-mundial-educacion-apoya-recuperacion-del

Deja un comentario

Conectividad, género y docentes: Cómo la Coalición Mundial para la Educación apoya la recuperación del aprendizaje en tiempos de COVID-19 – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: