3 formas en que los educadores musicales pueden ayudar a los estudiantes con autismo a desarrollar sus emociones

Por Dawn R. Mitchell White (Candidato a doctorado, Universidad del Sur de Florida)

 

 

Muchos niños con autismo luchan por encontrar las palabras para expresar cómo se sienten. Pero cuando se trata de música, es una situación completamente diferente.

La evidencia sugiere que los niños con autismo pueden disfrutar de la música y mostrar un deseo temprano por la educación musical .

Soy madre de tres hijos adultos jóvenes con autismo de alto funcionamiento. Los involucré en la música desde una edad temprana y aprendieron a comunicar sus emociones tocando el fagot, la trompa y el barítono. Como estudiante de doctorado y profesora de música, he visto la transformación emocional de la música tanto en mi aula de música como en mi hogar. Me gustaría compartir lo que he aprendido.

La historia de fondo

De 2003 a 2018, fui propietario y operé el Center for Education School of the Arts and Sciences en Tampa, Florida. Era una escuela de artes K-12 para estudiantes con discapacidades de aprendizaje y desarrollo.

Todos en la escuela debían unirse a un grupo de música, como banda de concierto, teatro musical, banda de jazz o conjunto de cámara. Todos estudiaron en clases particulares de sus instrumentos conmigo, como profesor de música de la escuela. Vi lo que creo que es un increíble crecimiento musical y emocional en los estudiantes con autismo después de que comenzaron a estudiar música.

Por ejemplo, había un estudiante que no podía hablar pero podía tararear melodías. Gradualmente me di cuenta de que tarareaba diferentes melodías para las emociones que estaba sintiendo, aunque no podía comunicarlas verbalmente. Sus ojos siempre coincidían con sus emociones mientras tarareaba la historia que no podía contar.

Otro estudiante con trastorno de Asperger tomó lecciones privadas de piano y composición conmigo. Podía hablar, pero no podía explicar cómo se sentía. Los días en que se sentía triste, tocaba una pieza musical que había compuesto para expresarlo. Asimismo, había compuesto piezas para felices, enojados y solitarios.

Los estudios demuestran que los niños con autismo pueden comprender tanto las emociones simples como las complejas en la música y responden mejor a la estimulación sensorial en comparación con otros niños, especialmente en la música, incluso en el habla o el ruido . Esto puede explicar por qué algunos niños con autismo son sabios musicales.

CBS entrevista a Rex Lewis-Clack, un prodigio del piano de 13 años con autismo.

Las emociones musicales no se entienden de la misma manera que las emociones normales. No requieren expresiones faciales complejas o un “tono de voz”, que son particularmente difíciles de reconocer para los niños con autismo . Las emociones musicales son más fáciles de captar para los niños con trastorno del espectro autista porque son menos complejas socialmente.

Incorporar la música en las lecciones diarias.

La música puede tener un impacto positivo en los niños con autismo de varias formas. Los educadores pueden usar canciones para reforzar el habla en estudiantes con autismo que luchan con el lenguaje. Una técnica es cantar con tarjetas de vocabulario para enseñar habilidades de vocabulario. Las investigaciones muestran que cantar puede mejorar considerablemente las habilidades lingüísticas en estudiantes con un tipo de autismo que tiene retrasos en el lenguaje.

Daniel Brundidge, de cuatro años, que tiene autismo no verbal, pudo cantar “Old Town Road” de Lil Nas X.

Los educadores también pueden utilizar la música para ayudar a un niño con autismo a recordar información importante cuando la información está vinculada con un sonido musical , como una melodía o un ritmo. Un estudio crítico encontró que la música se puede usar para enfocar la atención de los estudiantes, mantener a las personas con discapacidades en el camino correcto y disminuir su ansiedad por el estrés . Igual de importante, brindar oportunidades para respuestas emocionales positivas a la música para niños con autismo puede ayudarlos a alcanzar sus metas sociales y lingüísticas .

Considere la posibilidad de enseñar desde una perspectiva elemental

Los elementos musicales son tono, melodía, armonía, ritmo, timbre, estructura, textura y expresión. Cuando los niños escuchan una pieza musical, los elementos musicales combinados están dentro de ella. Sin embargo, algunos niños con autismo tienen sensibilidad auditiva, lo que hace que experimenten una falta de tolerancia a los sonidos cotidianos , lo que puede afectar su capacidad para manejar música alta o compleja.

Una forma de ayudar a los niños que luchan con esta sensibilidad es simplificar su música utilizando elementos musicales separados. Permítanme compartirles un posible ejemplo de enseñanza. Comenzando con una canción, el educador podría enseñar por etapas aislando primero los tonos del piano. A medida que el alumno se sienta cómodo con el primer elemento, el educador podría presentar lentamente los demás, uno por uno.

Si un elemento se volvía demasiado para que el niño lo tolerara, el educador eliminaría ese elemento de la mezcla.

Una vez que el niño pudo aceptar todos los elementos, eso indicaría que el niño estaba escuchando toda la música, estaba listo para pasar a una música más desafiante y podría comenzar de nuevo con el ciclo de los elementos. Con esta estrategia, tanto el educador como el niño aprenden qué sonidos musicales puede manejar el niño.

Eduque a su hijo con música en línea

Hay recursos disponibles en línea para su uso con niños con autismo. Son programas interesantes y fáciles de obtener. Para presentarle a su hijo mayor o de primaria los instrumentos y timbres de la orquesta, le recomiendo:

  • Unidad de Música de Khan Academy: Instrumentos de la Orquesta . Esto permitirá que su hijo se conecte emocionalmente con cada uno de los instrumentos y con toda la orquesta, y el niño aprenderá gradualmente a expresar las emociones que representa una pieza musical.
  • Chrome Music Lab , Easy Music iOS o Easy Music Android son ideales para niños pequeños con autismo porque varias aplicaciones en este sitio le permiten al niño explorar la música por el elemento musical sin que la música se vuelva abrumadora. El niño puede experimentar agregando elementos poco a poco, según los tolere, lo que le permitirá aprender a su propio ritmo y crecer.
  • Para un niño mayor, Yousician y Flowkey son excelentes lugares en línea donde su hijo puede tener lecciones de música interactivas. Los niños con autismo pueden expresarse a través de su instrumento, incluso cuando no pueden pronunciar las palabras que quieren decir.

A partir de mis experiencias, he descubierto que aunque muchos niños con autismo pueden tener dificultades para encontrar las palabras para expresar cómo se sienten, la música puede ayudarlos a comprender y experimentar las emociones, al mismo tiempo que les da una salida para expresarse. Les deseo éxito en su viaje de descubrimiento con sus estudiantes y niños con autismo también.

 

 

 

 

Fuente de la información e imagen:

https://theconversation.com/3-ways-music-educators-can-help-students-with-autism-develop-their-emotions-157745

 

Deja un comentario

3 formas en que los educadores musicales pueden ayudar a los estudiantes con autismo a desarrollar sus emociones – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: