5 poemas de La discordia de Babel / Cantábrico, de María Clara Salas

Por: LAURA DI VERSO

En La discordia de Babel las referencias artísticas y literarias —Magritte, Eurídice, Camus, Kiarostami o Cavafis— se alternan con reproducciones de obras del artista Víctor Hugo Irazábal. “Meursault está en lo cierto al responder la pregunta de / Marie / decirle que la ama no significa absolutamente nada. / Decir y significar no valen lo que un beso / que se recuerde toda la vida”, se lee en el poema titulado “Meursault” (p.29). En Cantábrico, publicado originalmente en 2003, pasado y presente dialogan entre sí.

“En Cantábrico trato de recuperar una infancia y juventud repartida entre Venezuela y España. En el poemario hay también un recuento de las situaciones que me desolaron al retornar a mi país. La discordia de Babel transita por una experiencia más consciente de lo que supone compartir con otros la vida, en un sentido social y político. También hablo de mi deseo de no querer llegar a Dios con artilugios”, dice la autora hispanovenezolana, doctora en Filosofía Contemporánea por la Universidad Central de Venezuela.

Zenda reproduce 5 poemas de La discordia de Babel / Cantábrico, de María Clara Salas.

Foto Joaquín Pintos

HILANDERA

El poeta pide una venda a la hilandera

y después la rechaza.

Para volver

al ojo limpio

y al caminar seguro,

¿cuánto tiempo?

Se cuentan por miles

los heridos.

Demasiados escombros, cuentos

e inoportunas burlas se mantienen.

Sobre aquel cuerpo cayeron azotes,

a él y a muchos otros

los destruyó el encierro.

Negamos la presencia de Caín,

pero  las formas de la crueldad

persisten.

TESELAS

Si él creó su laberinto

o le fue impuesto, no lo sé,

este país compatible con soles

y mosaicos de teselas azules,

no da para más.

Decimos, con la atadura al cuello,

que mañana es el día y

no hay mañana.

Para los que huyen sin pensar

en lo irracional de sus

andaduras, pedimos que

crezcan los bosques,

que los alimentos lleguen

a sus manos.

No piensen en volver,

si han encontrado vida

en otra parte.

SOBRE ALGUNAS PREFERENCIAS

Los entregados a la distancia

huyen del mundo,

la voracidad del tiempo frena

sus canciones.

Los que por una mano recia son apartados de las plazas

cierran sus ojos a la desventura.

Algunos sonidos,

los más feroces,

logran despertarlos.

No sé si afirmar tan persistentemente el amor

sea  saludable.

Reír o dejar de reír

es la disyuntiva.

El azote peor

es la arrogancia de estar

muerto-vivo.

Puestas sobre un mantel,

nuestras vanidades aspiran a un corte

preciso.

La mirada se detiene en las palabras de los libros,

en sus sentidos y sin sentidos,

en la emoción que doblega,

vuelo suave deleitoso sin ruido.

WANDERER

No hace falta saber

a dónde vamos

Las sombras de las hojas tejen

el borde del camino

Somos viajeros sin meta

nos detenemos

en lugares donde la sed

nos detiene

Hacemos alto

a cualquier hora

La prisa es otra ilusión del tiempo

INSTRUCCIONES DEL VIENTO

Lo más sensato

es el silencio

de nada sirve

hablar

Cuando somos explícitos

la confusión

es mayor

Mejor decir

tenemos tigres en los ojos

nuestra piel es una habitación sin armas

La sed requiere lo fugaz

tender las manos

a las nubes

obedecer las instrucciones del viento

—————————————

Autor: María Clara Salas. TítuloLa discordia de Babel, CantábricoEditorial: Kalathos.

Fuente de la Poesía: https://www.zendalibros.com/5-poemas-de-la-discordia-de-babel-de-maria-clara-salas/

Categorías

Poesía

Etiquetas

, ,

mariamsarraute Ver todo

Docente - Investigadora Educativa.
Venezolana.
Doctora en Cs. de la Educación, Magíster en Desarrollo Curricular y Licenciada en Relaciones Industriales.

Deja un comentario

5 poemas de La discordia de Babel / Cantábrico, de María Clara Salas – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: