La pandemia impulsó la educación virtual en el mundo

Por Bethan Staton

El último año de educación ha sido difícil para Natalie. La joven de 15 años era intimidada en su escuela pública pero, incluso después de que el confinamiento mantuvo a los alumnos en casa, lo que ella consideraba como el bajo nivel de aprendizaje a distancia de su escuela la dejó abatida. En enero, se cambió a una escuela privada completamente en línea.

Natalie ahora está estudiando para sus GCSE (Certificado General para Educación Secundaria) en King’s College Online, una escuela virtual internacional que lanzó en enero Inspired Education, con sede en Reino Unido. Su nueva jornada escolar consiste en conferencias grabadas y clases de video con alumnos en Asia y Europa, así como caminatas escuchando podcasts educativos.

Inspired, que cuenta con el respaldo de las firmas de capital privado TA Associates y Warburg Pincus, es una de varias compañías, entre ellas Pearson, que están expandiendo sus operaciones de educación en línea. Aunque las escuelas en Europa y Estados Unidos (EU) ahora están reabriendo después de un largo periodo de cierres, estos grupos hacen una apuesta a que el experimento masivo de la educación en casa, impulsado por la pandemia de covid-19, podría ser una oportunidad lucrativa para generalizar la educación virtual.

“Cuando se produce una transformación digital en una industria, es muy difícil volver a la norma…. la educación, espero, no sea diferente”, dijo James Rhyu, director ejecutivo de Stride, un grupo en Virginia que maneja escuelas virtuales para casi 160 mil niños en más de 30 estados de EU. Los ingresos en su división de educación general, que incluye escuelas en línea, aumentaron 38 por ciento de un año a otro, unos 322 millones de dólares (mdd).

Rhyu predijo que hasta 30 por ciento de los niños podrían estar eventualmente en un entorno escolar virtual. “De manera abrumadora, los clientes quieren opciones y una gran parte de estas están en la educación en línea”, agregó.

Los planes de expansión de Stride incluyen el lanzamiento en más estados y la asociación con distritos escolares. La pandemia impulsó la educación virtual en el mundo para proporcionar opciones virtuales de tiempo completo y parcial para los estudiantes. Su objetivo es matricular al menos otros 100 mil alumnos durante los próximos cinco años.

Antes de la pandemia de covid-19, el mayor obstáculo para el crecimiento era la conciencia, mencionó Tom ap Simon, director general de Pearson Online, que administra 45 escuelas virtuales financiadas por el gobierno estadunidense y tiene tres opciones internacionales de paga, incluyendo la versión en línea de Harrow School, uno de los internados más famosos del Reino Unido.  Eso cambió en 2020. El número de inscripciones aumentó 43 por ciento, y 15 escuelas duplicaron o triplicaron su admisión. Los ingresos de las escuelas virtuales crecieron 29 por ciento a 413 millones de libras el año pasado y Pearson, un grupo del FTSE 100, espera aprovechar más un mercado que estima tiene un valor de mil 500 millones de libras tan solo en EU.

Lo Dice… “Cuando se produce una transformación digital en una industria, es muy difícil volver a la norma… La educación, espero, no sea diferente”

A medida que las escuelas comiencen a reabrir, ap Simon reconoce que es probable que el atractivo de la educación en línea se limite a una minoría relativamente pequeña. Como las familias que tienen necesidades educativas especiales o que tienen horarios de entrenamiento deportivo exigentes.

Las cadenas en línea también ofrecen educación privada a una fracción del costo del equivalente físico. Escuelas como King’s College Online, que no está afiliada a la universidad, se dirigen a una audiencia internacional de ingresos medios, con opciones virtuales y precios de entre 30 y 50 por ciento de los que tienen las escuelas físicas.

Por ejemplo, Harrow School Online, que maneja Pearson, cobra 5 mil 250 libras por trimestre en comparación con la tarifa de 14 mil 200 libras para alumnos internados en sus instalaciones físicas.

El fundador y director ejecutivo de Inspired, Nadim Nsouli, mencionó que el atractivo de las escuelas, como King’s College Online, fue impulsado por las instituciones físicas del grupo, que brindan profesores experimentados, un historial de éxito en los exámenes y la oportunidad de asistir a las escuelas de verano y eventos sociales en persona.

Pero el sector educativo sigue siendo un nicho. Algunos expertos en educación también advierten que la expansión de las aulas virtuales va a significar peores resultados para los niños y perjudicará la educación pública.

Un estudio de 2019, que realizó el Centro Nacional de Políticas de Educación (NEPC, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Colorado Boulder, encontró que las tasas de graduación en las escuelas virtuales eran de 50.1 por ciento, en comparación con 84 por ciento en EU.

Algunos grupos educativos abordan las preocupaciones al ofrecer una opción híbrida. Alpha Plus Group, una cadena de escuelas privadas del Reino Unido, tiene 15 alumnos en su escuela Portland Place contra 180 estudiantes inscritos en una opción en línea, con un día a la semana para clases presenciales. Estos alumnos pagan 40 por ciento de la tarifa trimestral típica de 7 mil 470 libras.

“Preferimos que se proporcione (la educación) de manera híbrida a que sea totalmente en línea, queremos que los niños se reúnan y socialicen entre sí y se relacionen con sus profesores”, dijo Mark Hanley-Browne de de Alpha Plus.

Thomas Singlehurst, analista de Citi, señaló que el deseo de una educación presencial limitaría el crecimiento de las escuelas virtuales. “De lo que podemos estar seguros es que el mercado escolar implica de manera desproporcionada que los niños vayan a escuelas de la vida real”, agregó.

Fuente:

https://www.milenio.com/negocios/financial-times/la-pandemia-impulso-la-educacion-virtual-en-el-mundo

Deja un comentario

La pandemia impulsó la educación virtual en el mundo – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: