Cinco poemas de «La vida rima», de María Leach

Por Laura Di Verso

poesía
Cinco poemas de «La vida rima», de María Leach

 

 

María Leach (Barcelona, 1979), periodista y escritora, se estrena como autora en 2017 con No te acabes nunca (ESPASAesPOESÍA), un poemario sobre el duelo. Poco después participa en el álbum colectivo Versos de buenas noches (Destino), junto a una decena de los poetas más representativos del boom poético español y, en 2019, publica su propio cuento infantil: ¿Qué bigotes me pasa?/Què bigotis em passa? (Baobab/Estrella Polar), ilustrado por Olga de Dios. La vida rima nos lleva de la mano por un recorrido de vivencias con las que todos nos sentiremos identificados: los poemas surgen de la reflexión sobre los hechos cotidianos de la vida, la maternidad, la relación con un hijo.

 

 

******

(…) Y pasan los meses, los años incluso, algunos inviernos

y el sol de algunos veranos, y a lo lejos, por la
calle, ves a una chica que te resulta familiar tirando
de una manita que también te suena.

Se paran frente a ti en un semáforo. Esperan a que
todo se mueva para moverse con todo. Igual que tú. (…)

El semáforo se pone en verde y retoman su marcha,
y cuando pasan por tu lado les sigues con la mirada,
tal como hiciste hace algún tiempo, hasta que decides
espiarles de cerca porque siempre te acordaste de
ellos y te alegra verlos juntos, en la calle, caminando,
respirando, charlando de sus cosas, intentándolo. (…)

A todos los que devorasteis No te acabes nunca aquí va
una advertencia: aunque pueda parecer mentira, este
libro es tan o más íntimo que el anterior.

(Del prólogo de Núria Gago)

******

MI MOCHILA

La llevo encima

donde quiera que voy,

se viene siempre conmigo,

tan contenta,

encaramada a mis hombros,

como si estuviera

de excursión.

Y ahora entiendo

la expresión

«pesar como un muerto».

COMO CADA TARDE

Como cada tarde

cruzamos el portal,

como cada tarde

te pones de puntillas

y estiras el dedo índice para,

como cada tarde,

intentar llamar

al ascensor.

Y por primera vez,

en tu vida

y en la mía,

no es como cada tarde

porque hoy llegas al botón.

¿Cómo has podido crecer tanto

sin que yo me diera cuenta?

MOTIVO DE PESO

¡Con la lejía no se juega!

¿Por qué?

¿Porque si me la bebo

me pondré enfermito,

iré al hospital,

los médicos no me podrán curar

y acabaré en el cielo

como papá?

ME GUSTAS

Me gustas cuando no puedo tenerte,

cuando podrías ser

de cualquier otra

y te observo de lejos,

rodeado de gente,

hablando, riendo,

y te veo seguro,

y te veo feliz.

Me gustas cuando me olvidas,

cuando no entro en tus planes

ni me escribes mensajes,

cuando borras mis fotos

de tu cuenta de Instagram.

Me gustas cuando te echo de menos

y noto tu hueco en mi cama,

el estante vacío,

el plato que falta,

la ausencia que prueba

que un día estuviste

pero que ya no.

Me gustas cuando te pierdo la pista

y tengo que hacer memoria

para saber si alguna vez

hubo un nosotros,

de si nos prometimos todo

o nos peleamos

por un plátano

como monos.

Me gustas mucho más sin mí,

libre,

independiente,

así que vete,

haz el favor,

desaparece

y, sobre todo, no vuelvas

para que puedas seguir gustándome tanto

todo el tiempo que me queda.

QUERIDO HIJO

Solo

espero

que no te hagan falta

cuarenta años

como

a mí

para aprender

que

hablar

cura.

—————————————

Autor: María Leach. TítuloLa vida rimaEditorial: Espasa de poesía. Venta: Todostuslibros y Amazon

Fuente

Cinco poemas de «La vida rima», de María Leach

Deja un comentario

Cinco poemas de «La vida rima», de María Leach – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: