El revolucionario método educativo con el que enseñar al alumnado a colaborar internacionalmente sin salir del aula

La COIL consiste en tres fases: formación de equipos, la comparación y análisis de la tarea colaborativa y finalmente, la reflexión.

Acostumbrados a un mundo hiperconectado y en constante movimiento, el cierre de fronteras y hogares al que obligó la covid19 a principios del año 2020 fue todo un frenazo en la vida diaria de millones de personas. Un cambio brusco que afectó también al mundo educativo, no solo obligando a dar las clases a distancia a todo el alumnado, sino también impidiendo el desarrollo de otros aprendizajes que nada tienen que ver con el curriculum de estudios, como sus soft skills.

Resolver este problema ha sido la principal ocupación de Eva Haug, Educational Advisor Internationalisation of the curriculum & COIL de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Amsterdam, enfocándose principalmente en la capacidad de colaboración y de gestión multicultural, tal y como contó durante el Congreso Internacional de Innovación Aplicada IMAT 2021, organizado por ESIC Business & Marketing School.

“Pensar otras formas de incluir dentro del curriculum la educación intercultural e internacional es algo fundamental, debemos sentirnos incómodos ante nuevas perspectivas, y aprender a sentirnos cómodos en esa incomodidad”, señaló Haug. “Cuando trabajamos con nuestro alumnado, en cualquier disciplina, nos enfocamos mucho en nuestra perspectiva, y es importante abrirles la mente más allá”, explicó, poniendo como ejemplo la visión eurocentrista de la enseñanza en el continente. “Queremos que puedan contribuir a solucionar problemas enormes, como los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con un impacto global pero diferente en cada rincón”.

Para incluir esta incomodidad en la enseñanza y que los estudiantes aprendan a colaborar con diferentes perspectivas, Haug llevó a cabo un experimento de trabajo en equipo a través de COIL -Collaborative Online International Learning- para introducir el aprendizaje internacional dentro del mismo curriculum, sin salir al extranjero. Un método que motiva a los estudiantes “porque es un entrenamiento para su futura carrera laboral, saber colaborar los hará mejores profesionales”.

La COIL consiste en tres fases: formación de equipos, la comparación y análisis de la tarea colaborativa y finalmente, la reflexión. “Queremos que aprendan a confiar unos en otros, que busquen nuevas soluciones de manera conjunta, pero también que reflexionen sobre lo aprendido”. Precisamente este último paso es el que, en muchas ocasiones, queda olvidado en la enseñanza. “La reflexión no es algo a lo que le demos importancia cuando damos clase, pero es fundamental porque es donde los estudiantes pueden exponer lo que han aprendido”.

Deja un comentario

El revolucionario método educativo con el que enseñar al alumnado a colaborar internacionalmente sin salir del aula – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: