¿Se aprende matemáticas en un modelo virtual?

Por Santos Antonio Vergara Ramírez

Un modelo de aprendizaje virtual también promueve oportunidades que hacen más eficientes los procesos cognitivos de los alumnos.

En un modelo de educación a distancia que no tiene precedentes en la historia de la educación básica, da a lugar cuestionarnos si verdaderamente se está dando el proceso de enseñanza-aprendizaje en el aula virtual. Investigar y analizar si las actividades que realizamos permiten a los estudiantes alcanzar los aprendizajes esperados, es uno de los principales cuestionamientos que me hago cuando planeo una clase de matemáticas a nivel secundaria.

Antes de la pandemia, luchábamos por mantener un nivel de motivación óptimo en las clases, pero hoy en día se sumaron otros factores con los que deben lidiar los estudiantes, como son: no tener una buena conexión a internet, compartir el equipo de cómputo con hermanos o la familia, tener un familiar enfermo de COVID, vivir en un ambiente familiar con mucho estrés, aunado a la falta de conexiones sociales y vínculos afectivos que se daban en el salón de clase; sin duda, afectan el rendimiento de los estudiantes y su disposición para el aprendizaje, independientemente del área de conocimiento que se trate.

“Ayuda a los alumnos a comprender los procesos matemáticos más que el propio resultado. Esta experiencia sirve para crear nuevos materiales educativos que son útiles en la comprensión y la resolución de problemas, a la vez que refuerzan los temas vistos en clase”.

En la enseñanza de las matemáticas los profesores enfrentamos otro desafío, como es la existencia de un sinnúmero de aplicaciones adicionales que permiten a los alumnos llegar al resultado sin realizar un solo proceso matemático; no es algo negativo, siempre y cuando desarrollen un nivel de pensamiento lógico matemático que les permita resolver problemas más complejos. Desafortunadamente no es el caso de todos. Por ello, es importante enseñar a los estudiantes a interiorizar y sistematizar un proceso, de tal manera que puedan plantear diferentes alternativas para resolver cualquier problema al que se enfrenten.

Consejos para mejorar tu clase virtual de matemáticas

El modelo de aprendizaje virtual nos dio la oportunidad de pensar fuera de la caja usando la tecnología como un medio para lograr que los alumnos mantengan un nivel de motivación adecuado. Para mis clases, hice especial énfasis en el diseño y la planeación, desde mejorar mi canal de videos hasta organizar los contenidos, de tal forma que apoye a los alumnos en su proceso de aprendizaje. A continuación, comparto cuatro consejos para mejorar tu clase virtual de matemáticas:

  1. Genera vínculos afectivos con el grupo

  2. Crea materiales educativos que enfatizan más en el proceso de aprendizaje que en los resultados

  3. Utiliza la tecnología como tu aliada

  4. Promueve que los alumnos demuestren lo aprendido

Genera vínculos afectivos con el grupo

Monitorea el estado emocional de los estudiantes. Esto hace que la materia sea más humana y cercana a ellos. Inicia con un TikTok o una encuesta en Mentimeter para conocer cómo se encuentran emocionalmente, para poco a poco involucrarlos en el tema.

Otra forma efectiva de comenzar a vincularnos es la música. Solicita que propongan en el chat qué canción les gustaría escuchar mientras comienza la clase, esto permitirá que los estudiantes se involucren desde que ingresan. También puedes utilizar videos que generen cuestionamientos para ir adentrándose en el tema de forma natural sin que ellos sientan que ya están en clase. En cada retroalimentación coméntales lo importante y acertado que son sus comentarios, esto les hará sentir confianza de participar y observarán que te interesan sus puntos de vista.

Crea materiales educativos que enfatizan más el proceso de aprendizaje que los resultados

Diseña actividades que favorezcan la construcción del conocimiento basado en el aprendizaje esperado. Integra conocimiento, pedagogía y tecnología. Un momento clave en la elaboración de materiales educativos es establecer los tiempos de retroalimentación. De esta manera, los alumnos en cada actividad pueden mejorar e interiorizar los procesos de aprendizaje. Esto les ayuda a recordar, entender, aplicar y analizar lo que se les proporciona y no únicamente priorizar el resultado final.

En mi clase implementé una metodología que promueve que los alumnos construyan su conocimiento a través de la mayéutica, haciéndose preguntas como ¿Qué pide el problema?, ¿Cuál es la relación entre los datos del problema y un dato base?, ¿Cuál es la limitante del problema?, ¿Con qué modelo matemático u operación obtengo la limitante? Aquí pueden consultar los videos que realizaron mis alumnos siguiendo esta metodología para la comprensión de los conceptos matemáticos necesarios en el planteamiento de problemas.

Al momento de elaborar un nuevo material educativo considera lo siguiente:

  1. El aprendizaje esperado.

  2. Qué pedagogía favorece mejor ese aprendizaje, por ejemplo: gamificación, aprendizaje basado en proyectos, aprendizaje basado en problemas, etc.

  3. Qué tecnología es más conveniente para los aprendizajes que genere un ambiente que motive a los estudiantes a aprender.

Adicionalmente, me ha servido implementar gamificación en mi clase. Es un enfoque educativo que promueve la sana competencia y se puede llevar a un ambiente virtual. Permite integrar elementos de juego tales como: un sistema de puntos, incentivos, recompensas cuando se elaboran ciertas actividades, tienen la libertad de equivocarse, espacio para la retroalimentación, metas y objetivos que deben alcanzar los alumnos, entre muchos otros elementos; puedes adaptar los que más convengan a tu dinámica de clase.

Utiliza la tecnología como tu aliada

Como pudimos observar en el consejo anterior, cada uno de los materiales educativos requiere tener claro el objetivo de aprendizaje esperado, para poder pensar qué tecnología sería la más pertinente usar. Aquí les comparto este documento que elaboré con una clasificación de aplicaciones educativas que me ayudaron en el curso. Si dedicamos un tiempo a conocer las tecnologías que tenemos a la mano y las utilizamos como una herramienta aliada, permitirá crear un ambiente agradable en clase.

Algunas tecnologías aplicadas en mi clase fueron las siguientes: 1) Kahoot – con el objetivo de que los alumnos aprendieran de forma sistemática las reglas de productos notables. 2) Quizizz – con el objetivo de hacer énfasis en los procesos para resolver ecuaciones de segundo grado por el método de fórmula. 3) Nearpod – hice materiales para las clases asincrónicas. En esta aplicación los alumnos podían reforzar la metodología vista en clase e ir avanzando a su propio ritmo, flexibilizando el aprendizaje, haciendo hincapié en el proceso de solución. Otras utilidades de Nearpod son el uso de diapositivas, pizarras, modelos en 3D e incluso la posibilidad de utilizar videos que elaboré previamente y que los alumnos pueden encontrar en mi canal.

Es importante conocer para qué nos sirve cada herramienta o aplicación tecnológica. Algunas nos ayudan en el aprendizaje y el conocimiento como Kahoot, Geogebra, Edpuzzle, etc. Otras son las que conocemos como tecnologías de la información como computadoras, teléfonos celulares, Office, Google Suite, etc. Otras más que sirven para el empoderamiento y la participación como YouTube y TikTok. Sabiendo esto, la tecnología será tu aliada en el aprendizaje.

Promueve que los alumnos demuestren lo aprendido

Los estudiantes también pueden aprender de otros compañeros. Para complementar el proceso de aprendizaje en mi clase, los alumnos resuelven un problema asignado por el profesor diferente al resto del grupo. Esta actividad sirve para reforzar los conceptos aprendidos a la vez que ayudan a sus compañeros en la comprensión y resolución de los problemas, mediante tres pasos:

  1. El profesor asigna el problema a los estudiantes. El alumno resuelve el problema en una hoja de papel utilizando la metodología vista en clase para que sea revisada por el profesor.

  2. El alumno elabora una presentación en Power Point o Google Slides. Para la solución del problema el alumno debe integrar los cambios sugeridos por el profesor para eliminar posibles errores. La presentación debe crearse con base a los pasos de la metodología de resolución de problemas matemáticos propuesta por el profesor.

  3. El alumno elabora un video tutorial. En este video, el estudiante explica el problema que le fue asignado utilizando la presentación que elaboró, cuidando aspectos como la forma de comunicar, explicar y sintetizar.

Lo anterior permite una metacognición ya que el alumno aprende a hacer, aprende a aprender y sabe que sabe; generando un aprendizaje significativo y duradero. Tienen 5 minutos para la explicación del problema. Deben sintetizar y ser claros en la explicación. Desarrollan su habilidad de resolución de problemas y habilidades digitales que los llevaron a elaborar la presentación, el video y la edición.

Todos los trabajos realizados se colocan en Google Sites para que los alumnos puedan ver las explicaciones de los diferentes problemas, creando una comunidad de aprendizaje. Las familias también pueden verificar que realmente sus hijos están aprendiendo y que desarrollan habilidades comunicativas, de resolución de problemas y habilidades digitales, entre otras.

Reflexión

Para responder la pregunta inicial del artículo ¿se puede aprender matemáticas en un entorno virtual de aprendizaje? La respuesta es sí. Sí podemos aprender y enseñar matemáticas en un entorno virtual. La clave está en pensar en las necesidades de los alumnos, reflexionar y empatizar con ellos, crear vínculos afectivos y mantener una comunicación constante. Es importante comprender que la tecnología no es el fin, sino un medio que podemos utilizar a nuestro favor para enseñar. Ayudar a los alumnos a comprender los procesos matemáticos más que el propio resultado. Esta experiencia sirve para crear nuevos materiales educativos que ayuden a los alumnos en la comprensión y resolución de problemas, a la vez que refuerzan los temas vistos en clase al ritmo que lo requieran. Con lo anterior, se demuestra que el modelo de aprendizaje virtual promueve oportunidades que hacen más eficientes los procesos cognitivos de los alumnos.

Como docentes debemos mantenernos actualizados e informados sobre quiénes son nuestros alumnos, lo que buscan, sus características generacionales, lo que necesitan para ayudarlos a cumplir sus metas y objetivos de aprendizaje, así como las aplicaciones tecnológicas con las que contamos para lograrlo. Invito a la comunidad docente a que me contacte en caso de alguna sugerencia o duda con respecto a la experiencia desarrollada en este artículo.

Acerca del autor

Santos Antonio Vergara Ramírez (smatematico@escuelacontinental.edu.mx) es director académico en Escuela Continental en la Ciudad de México, la cual cuenta con nivel preescolar, primaria y secundaria. Ha impartido clases de matemáticas a nivel secundaria desde 1987 hasta a la fecha. Es autor de tres libros de trabajo para la enseñanza de matemáticas en secundaria.

Fuente:

https://observatorio.tec.mx/edu-bits-blog/aprendizaje-de-las-matematicas-en-un-modelo-virtual

Deja un comentario

¿Se aprende matemáticas en un modelo virtual? – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: