El Covid y la educación

Por: ANTONIO DE JESÚS MENDOZA MEJÍA

El día 30 de agosto se comentaba desde la Presidencia de la República, que las escuelas de educación básica iniciaron el ciclo escolar 2021-2022 de manera presencial, con los riesgos que representa la pandemia del Covid-19 en los Estados de la República Mexicana, mismos adolescentes que los gobiernos de los Estados deben asumir y responsabilizarse de la salud de los niños y que de manera presencial hacen una realidad pedagógica con el presente; decir presente es una palabra tan antigua en los modelos de educación en México.

Esta surge en la Colonia con el proceso de la evangelización de los pueblos mesoamericanos y el sistema palabra denominado en las ciencias de la educación como la escolástica, un presente que con la voz de niños, jóvenes y adultos se hace nombrar ante la lista de asistencia ; esta palabra niega la ausencia tanto física como intelectual, el alumno dedica todo su interés con esta palabra a los nuevos modelos o sistemas de aprendizaje, el profesor de enseñanza básica realiza su profesión de enseñar para la vida con la vocación de maestro, creando e innovando los aprendizajes que se adquieren en el salón de clases para la defensa de la vida con un conocimiento significativo que vinculando la teoría y la práctica el pequeño estudiante aprende a defender sus derechos,

La escuela, escribe Fernando Savater en su libro de “El valor de educar”, citando a Freud, donde dice que hay tres tareas imposibles: educar, gobernar y psicoanalizar, también comenta que el proceso de la educación es el valor más humano y humanizador del ser, ante esto la escuela es fundamental para la formación y los aprendizajes de los seres humanos, también la escuela debe de ser coherente y consecuente con lo que se enseña y se aprende, hablar de salud tiene que ser consecuente dentro de la enseñanza con lo que se vive dentro del proceso armónico de la educación, donde la pedagogía en esta armonía del conocimiento habla de la educación para la vida con salud física y mental incorporando planes de estudios de la ciencia de la biología y educación física, así el pequeño aprende como cuidar y cuidarse en el medio ambiente, protegiéndose de las enfermedades que siempre asisten al ser humano.

Abrir las puertas de la escuela es importante, pero más importante es educar con responsabilidad en un binomio del que aprende y el que enseña, donde los roles de la educación se retroalimentan entre el profesor y el alumno.

Los procesos formativos y educativos dentro de los aprenderes son a diario, donde cada día el ser humano descubre nuevos aprendizajes y en esos aprehenderes nos enseñan a defender la vida de un Covid, que la cepa del número 19 la ha trasmutado a Delta afectando a los niños, adolescentes y jóvenes, ante esto el valor de educar se convierte en un imperativo categórico de educar con responsabilidad.

* Profesor de Derecho de la Universidad de Guadalajara y Miembro del Observatorio sobre Seguridad y Justicia.

antonio_dejesus@hotmail.com

twitter @ mendozaAntoio

Fuente: https://www.eloccidental.com.mx/analisis/el-covid-y-la-educacion-7156084.html

Foto: https://www.municipiocampeche.gob.mx/

Deja un comentario

El Covid y la educación – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: