La nueva era educativa

Todo lo desconocido y sin experiencia previa, causa en el ser humano miedo y ansiedad, esto experimentaron cientos de directivos y docentes alrededor del mundo desde el inicio de la pandemia.

No es ajeno, que el sistema educativo mundial ha enfrentado uno de los retos más trascendentales en la historia, si bien la educación está en constante cambio, este es un cambio evolutivo y no forzado. Así, que a partir del 2020, hemos iniciado una nueva era educativa que nos obliga a romper paradigmas establecidos en el que enseñar, cómo enseñarlo y cuándo hacerlo.

La nueva era educativa nos ha invitado a trabajar en escenarios diversos, en los que el mayor foco es el desarrollo de competencias y habilidades para la vida. Si antes de la pandemia se hablaba de las famosas “habilidades blandas” y su importancia, hoy más que nunca cobran vigencia: la comunicación, el trabajo colaborativo, la autonomía del aprendizaje, la tolerancia a la frustración, el manejo adecuado de las emociones y la salud mental.

Por ello, los educadores debemos enfocarnos en cómo enseñar, a través de nuestros contenidos curriculares, estas habilidades que harán que los niños y jóvenes logren incorporarse con éxito a  la vida laboral.

Uno de los grandes descubrimientos dentro de este proceso de cambio ha sido comprender que los contenidos son un medio, y que dentro de la vasta gama de ellos, existen los esenciales y los emergentes, estos últimos pueden cubrirse en otros momentos y circunstancias, dando cabida a lo verdaderamente importante, que es, la formación del ser.

El alumno de la nueva era es más inquisidor, le encanta indagar, cuestionar, analizar la información que tiene y con ello crear alternativas. Por eso, el pensar en proyectos, emprendimientos y en nuevos idiomas es algo que niños y jóvenes contemplan de manera muy natural; es por ello que los educadores tienen por reto contar con sistemas de enseñanza que incluyan metodologías con las últimas tendencias establecidas en el mundo educativo.

Rompamos nuestras propias barreras y enfoquémonos en desarrollar niños y jóvenes integrales y competentes en un mundo de constante cambio. El cambio llegó para quedarse, es la oportunidad de innovar.

Hoy más que nunca cobran vigencia: la comunicación, el trabajo colaborativo, la autonomía del aprendizaje, la tolerancia a la frustración, el manejo adecuado de las emociones y la salud mental.

Fuente:

La nueva era educativa –

Deja un comentario

La nueva era educativa – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: