Ciencia Abierta en Educación

Por Irving Andreé Vela Miam *

“La ciencia abierta busca crear un entorno próspero de colaboración para la investigación científica, que permita realizar descubrimientos revolucionarios que mejoren la vida de las personas”.

Ciencia Abierta es un movimiento centrado en hacer que la investigación y la divulgación científica sean accesibles a todos los niveles sociales, incluyendo por igual a profesionales y aficionados. En la última década, esta tendencia ha ganado una tracción significativa, emergiendo como un remedio a las deficiencias que la investigación científica tradicional ha presentado de manera persistente a lo largo de la historia, específicamente al reducir la dificultad para replicar los métodos en otros trabajos de investigación.

La ciencia abierta busca lograr dos beneficios principales: 1) aumentar la transparencia y la replicabilidad de la investigación, y 2) permitir formular nuevas preguntas de investigación que de otra manera serían imposibles de plantear. Estos beneficios se extienden a varios campos de la ciencia incluidas las Ciencias de la Educación, por ello, este movimiento ha cobrado gran relevancia durante las últimas décadas.

“Los principios de la ciencia abierta tienen como objetivo ampliar los mecanismos de investigación tradicionales para lograr una mayor difusión y replicabilidad de los resultados”.

Una breve introducción a la ciencia abierta

En años recientes, la ciencia abierta se ha convertido en una palabra de moda asociada con los errores y debilidades que se encuentran en los enfoques tradicionales para realizar investigaciones científicas. Sin embargo, el origen de la ciencia abierta se remonta a décadas atrás debido a otros eventos que generaron gran preocupación en la comunidad académica. Por ejemplo, la presentación de informes selectivos de resultados o HARKing (del inglés ‘Hypothesizing After the Results are Known’) “Hipotetizar luego de que los resultados son conocidos”, se marcó como un grave problema alrededor de la década de los sesenta en psicología y en los noventa en epidemiología (Meehl, 1967; Taubes y Mann, 1995, citados por van Dijk, W. et al, 2021).

La ciencia abierta se basa en cinco principios básicos que buscan extender los mecanismos de investigación tradicional: 1) Datos Abiertos, 2) Análisis Abierto, 3) Materiales Abiertos, 4) Pre-registro y 5) Acceso Abierto (Van Dijk, W. et al, 2021). Estos principios tienen como objetivo ampliar los mecanismos de investigación tradicionales para lograr una mayor difusión y replicabilidad de los resultados. A continuación, se describen cada uno de los elementos.

Elementos que componen la ciencia abierta

  • Datos Abiertos: Se refiere a la práctica de poner a disposición del público los datos utilizados en la investigación, contrariamente a la práctica general de las revistas de revisión por pares, donde generalmente se publican datos resumidos en forma de datos estadísticos como medias, medianas y varianzas. Los datos abiertos son el elemento de la ciencia abierta al que los fondos de investigación dan más valor. Naturalmente, se considera que los datos utilizados y producidos durante la investigación serán de acceso público, mientras que la institución de investigación asume el papel de guardián de los datos.

  • Análisis Abierto: El propósito del análisis abierto es proporcionar a los investigadores un análisis detallado de los procedimientos y pasos utilizados durante la investigación. Dichos procedimientos incluyen la limpieza y procesamiento de los datos, generación de nuevas variables y procedimientos estadísticos detallados. Al contrario de lo que dicta el análisis abierto, la tendencia en las revistas, por cuestiones de espacio, ha sido publicar procedimientos y metodologías que muchas veces son insuficientes para replicar los resultados.

  • Materiales Abiertos: El tercer componente de la ciencia abierta son los materiales abiertos. Este componente se refiere a hacer públicos todos los instrumentos y materiales utilizados durante la investigación. Dichos materiales dependerán de cada trabajo de investigación, pero comprenden componentes tales como evaluaciones diseñadas para investigación, cuestionarios, protocolos de intervención y listas de verificación para implementación. Actualmente, las revistas suelen requerir una lista de materiales para los artículos enviados. Sin embargo, dicha lista suele estar incompleta o carece de descripciones detalladas de los materiales, lo que limita la oportunidad de reproducir dicho trabajo.

  • Pre-registro: El cuarto elemento, Pre-registro, refiere a la delineación del protocolo de investigación por adelantado. En el Pre-registro, el investigador debe detallar el propósito de su investigación, su hipótesis, métodos de recolección y análisis de datos antes de llevar a cabo la investigación. Posteriormente, durante la redacción del manuscrito, los investigadores pueden revisar su Pre-registro para identificar todas las diferencias relativas al plan original. El objetivo principal es identificar y diferenciar los resultados exploratorios de los confirmatorios.

  • Acceso Abierto: El último principio es quizás el más importante. Los investigadores que se adhieren al principio de acceso abierto buscan garantizar que los resultados de la investigación sean accesibles para cualquier persona y no solo para los investigadores con una suscripción a una revista específica. Por lo general, este objetivo se logra publicando en una revista de Acceso Abierto o pagando una comisión adicional para hacer que un artículo se publique en una revista de Acceso Abierto tradicional. De manera similar, es posible lograr este objetivo mediante la publicación de una versión previa (pre-print) o posterior a la impresión del artículo en una plataforma institucional (universidad) o comunidad de investigación.

En conjunto estos principios aportan dos beneficios clave a la ciencia: 1) aumenta la transparencia y la replicabilidad de la investigación al facilitar datos, análisis y materiales usados en la investigación, y 2) brinda la oportunidad de desarrollar nuevas preguntas de investigación que de otro modo serían imposibles de plantear si no se cuentan con los recursos para pagar por su acceso. Por otro lado, es posible que muchos investigadores centrados en una producción científica de alta calidad se adhieran a los pilares y principios de la ciencia abierta, contribuyendo así a crear un entorno más propicio para lograr los beneficios antes descritos.

Para las Ciencias de la Educación, la ciencia abierta tampoco ha sido indiferente, por el contrario, los investigadores han expresado preocupaciones similares a las de otras disciplinas durante los siglos XX y XXI. Por ejemplo, Peterson et al. (1982) alentaron a los investigadores a proporcionar descripciones más detalladas de sus variables, afirmando que esto disminuiría la tasa de fallos de replicación de los estudios. Más recientemente, a principios del 2000, los investigadores de educación especial se reunieron para definir indicadores de calidad para la correlación, el diseño de grupos, casos únicos y la investigación cualitativa (IES, 2021). Por otro lado, desde 2019, el Instituto de Investigaciones Educativas (IES) ha adoptado el Estándar de Excelencia en Investigación Educativa (SEER, por sus siglas en inglés) como una forma de promover la transparencia y replicabilidad de los estudios publicados (IES, 2021). Para incentivar su inclusión en la investigación el IES requiere la implementación de estos protocolos para el otorgamiento de fondos a los investigadores (IES, 2021).

Por último, conviene tener en cuenta que el objetivo esencial de la ciencia abierta es establecer un entorno próspero para la colaboración que propicie a los investigadores realizar descubrimientos revolucionarios que ayuden a mejorar la vida de las personas en muchos niveles, incluida la educación.

El Tecnológico de Monterrey se suma al movimiento de Ciencia Abierta a través de la creación del Living Lab & Data Hub del Instituto para el Futuro de la Educación (IFE). Desde esta iniciativa se lanzarán convocatorias de investigación experimental en innovación educativa bajo los principios de Ciencia Abierta.

Este artículo está inspirado en el artículo de investigación original “Ciencia abierta en las ciencias de la educación” (van Dijk, W. et al, 2021).

*Irving Andreé Vela Miam es Maestro en Ciencias de la Computación por el Tecnológico de Monterrey Campus Monterrey. Sus intereses de investigación incluyen: el análisis de datos relacionados con problemas sociales como la salud, la educación y el desarrollo económico.

Referencias

Institute of Education Sciences (IES), U.S. Department of Education. (2021, June 10). Standards for Excellence in Education Research. Institute of Education Sciences. https://ies.ed.gov/seer/

Peterson, L., Homer, A. L., & Wonderlich, S. A. (1982). The integrity of independent variables in behavior analysis. Journal of Applied Behavior Analysis, 15(4), p. 477–492. https://doi.org/10.1901/jaba.1982.15-477

Van Dijk, W., Schatschneider, C., & Hart, S. A. (2021). Open Science in Education Sciences. Journal of Learning Disabilities, 54(2), p. 139–152. https://doi.org/10.1177/0022219420945267

Fuente:

https://observatorio.tec.mx/edu-bits-blog/ciencia-abierta-en-educacion

Deja un comentario

Ciencia Abierta en Educación – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: