Músicos chilenos: pandemia y resiliencia

Chile/29 de Agosto de 2020/Fuente:https://www.latercera.com/

Una quincena de artistas confiesa y reflexiona cómo ha cambiado su vida creativa y profesional bajo esta pausa. La adaptación al encierro, el uso de la tecnología, la revalorización del tiempo, la frustración ante el streaming, las nuevas oportunidades, y los discos que vienen como resultado de la crisis sanitaria con la resaca del estallido social.

Carlos Cabezas

“Mi estudio está en la casa, la dinámica no ha cambiado. Lo que sí pasa es que estás con otra tensión y eso puede influir en lo que aparece en el trabajo. Para mí los años anteriores parecen de juguete al lado de éste. Entre los beneficios, se han desarrollado lenguajes técnicos con mucha más rapidez. De acá va a salir mucha música nueva y se abren espacios creativos que antes no existían. Trabajando a distancia nos podemos comunicar no solamente entre músicos, sino armar colaboraciones con artistas de otros ámbitos”.

Camila Moreno

“Hay hartas cosas que me gustan como estar en mi casa, estudiar, componer, meterme en programas para producir. No me gusta para nada tener que tocar virtualmente, no sentir al público, no vivir la realidad corporal del concierto. Eso de que termina la canción y no hay aplausos. Se viene un estallido creativo porque hemos tenido que canalizar todo esto. El confinamiento tiene un aspecto introspectivo y en el caso de los músicos te lleva a crear”.

Princesa Alba

“Antes componía en buses, aviones, yendo a shows. No tenía mucho tiempo para ensimismarme, así que ha sido beneficioso. Estoy trabajando en mi disco. Estoy súper contenta porque han salido varios demos. También hemos ocupado harto los streaming de Youtube o Instagram para colaborar entre músicos y tocatas en beneficio, otras normales, entrevistas. He conocido hartas colegas a través de los live. Es una súper buena oportunidad para acercarnos a la gente”.

Angelo Pierattini

“Me ha dado tiempo para terminar un disco con la producción de Pablo Stipicic. Terminé Cordillera con Carlos Cabezas, estoy terminando los demos de un disco con Weichafe y produzco a una banda. Voy empezar un EP también. ¿Lo beneficioso? La optimización del tiempo. Te ahorras el viaje y se genera un espacio distinto de trabajo. La situación creativa está en un lugar nuevo, los formatos determinan muchas veces el tipo de música, ciertos sonidos y formas de trabajo. Esto nos abre una nueva lógica. Vamos a tener mucha música con una reflexión que nos ponen estos tiempos pandémicos y en Chile suma la revuelta social. Esos quiebres sociales se traducen en situaciones artísticas”.

Álex Anwandter

“Mis canciones ya eran medias apocalípticas antes, así que me dieron ganas de volcarme hacia otras temáticas. He trabajado el equivalente a tres discos míos y uno para otro artista. Por suerte las vías de comunicación y transmisión de información ya estaban disponibles para colaborar a distancia. No tuve que inventar nada. La música se beneficia enormemente de estar presente junto a un colaborador, intercambiando opiniones. Cuando la retroalimentación va a velocidad de emails, el arte sufre”.

Alex Anwandter
Gianluca

“Grabo mis voces y edito en mi compu, cosa que antes hacíamos en el estudio. Trabajamos la mezcla online de un mixtape y todo fluyó natural. Mi trabajo se ha modificado para bien, más independiente del estudio. Al principio de la pandemia no hice canciones. Luego escribí Vacío con un sentimiento de pena por todo esto, es la única canción triste del mixtape. Ahora estoy en otra fase creando un montón, organizado con músicos y colaboradores online. Por supuesto, estar en el estudio, no hay nada igual. Lo mismo un show en vivo. Pero se puede salir adelante y mi mixtape tiene una energía potente que te dan ganas de bailar y pasarlo bien”.

Gianluca. Foto: Valentina Palavecino
Denise Rosenthal

“Lo más heavy es ser flexible para seguir adelante con el trabajo, creo que a todos nos toca de esa manera. Soy cíclica con mis procesos creativos. Hay días muy activa y otros desganada. Hay veces que me pongo ansiosa de sentir que no estoy siendo productiva diariamente. Como compositora he explorado otras maneras , hacer música y mantener mis metas. Soy súper estructurada con eso. He hecho un par de temas nuevos para el álbum que pensaba terminado pero llegó un jefe nuevo y tengo que sumarle más canciones”.

Yorka

“Mi casa es bien musical, vivo con Benja Walker y Natisú, muy activos en proyectos personales y conjuntos. Creo que lo bueno es trabajar en equipo, ayudar, compartir. Ha sido bonito y positivo. Lo malo es que la gente que no es rostro de los proyectos no recibe dinero y es terrible porque son parte de la música. Espero una revolución artística que ya venía desde el estallido. Ojalá la música explote”

Felipe Salas (Cómo asesinar a Felipes)

“Justo antes de la pandemia nos encerramos a grabar un disco nuevo, y se lo mandamos a Billy Gould (Faith no more) y lo empezó a mezclar. Viene con hartas sorpresas. Hay remixes, uno de Igor Cavalera. Otros integrantes aprovecharon sus proyectos solistas. Funcionamos mucho del ensayo y de lo que se produce con los cinco juntos. ¿Un estallido creativo? Si. Hay mucha energía acumulada”.

Foto: Ignacio Gálvez
Nano Stern

“Los conciertos de streaming he ido aprendiendo a hacerlos, la dinámica es completamente distinta. Es un proceso de resignación porque no me gusta, gato por liebre, pero a la vez puedes ver lo que dice la gente. Nos vemos forzados a grabarnos en las casas, aunque siempre un estudio de grabación va a ser mejor por más que tengas un computador a toda raja, pero se nota una dinámica distinta, una dimensión más casera. Al parar te vas en viajes creativos distintos. Faltaba el tiempo de ocio. Lo malo es la precariedad. Montón de gente paralizada y eso me angustia. Extraño muchísimo los conciertos. La música es en vivo”.

Diego Ridolfi (Fármacos)

“Esto me sorprendió haciendo un disco con Cristián Heyne. Lo más terrible es grabar voces por videollamada. Hay softwares que transmiten en alta calidad, así que el otro escucha como si estuviera a tu lado. No se si es bueno o malo, sino extraño. Ahora todo es más intenso y eso ha afectado mi forma de trabajar. Vivo en plaza Dignidad, vengo del estallido social. La música que estoy haciendo es más intensa, pero falta para sacar conclusiones de lo sucedido. Siento que debiera venir un estallido creativo, pero no se si necesariamente es un reflejo de calidad”.

Sebastián Gallardo (We are the grand)

“Ha dado un poco más de tiempo para la creación desde cero. También produzco y estoy con el nuevo álbum de Denisse Malebrán. Con el encierro juegas con una montaña rusa de emociones, días optimistas, otros sin salida. A veces me lanzo y compongo, después puedo estar más bloqueado. Si bien el streaming es una herramienta, no me gustaría que la industria se fuera a ese lado. El vivo es irreemplazable”.

we are the grand
Benjamín Walker

“Creo que los artistas tenemos más herramientas que antes. Algunos han aprendido a promocionar su música, diseñar flyers, es como partir de nuevo. En mi caso fue con la producción. Mejoré mi equipamiento y puedo grabar en calidad comercial. Creo que desde el estallido, y la cuarentena lo intensificó, veo una intención de poner la creación en principios más grandes que uno mismo. La cuarentena ha ayudado a la organización gremial, socializar los temas de la precariedad musical”.

Natisú

“Marzo y abril fueron difíciles. Vivo de las clases de canto y asesorías vocales, meses duros sin saber cómo adaptarse. Pero en mayo todo on line, me llegaron más alumnes. Empecé a producir cosas mías, de otros y explotó. Mucha gente me pide que le produzca y no imaginaba que podía ser tan fructífera. Ahora es un nicho muy importante en mi vida, me gusta. Tengo más tiempo y no pierdo en desplazarme. Puedo desarrollar mejor mis técnicas, conocimientos y estética. Habría sido más lento en otras condiciones”.

Paz Court

“Muchas colaboraciones a distancia y he descubierto ahí un potencial tremendo. Así son casi todas las colaboraciones para mi nuevo disco. Hicimos un videoclip donde la coreógrafa estaba en otro país y ahora trabajamos así también la obra de teatro experimental que estrenaré el 2021 con artistas de Chile, México e Israel. Me alucina reafirmar que realmente no existen límites cuando de creación se trata, que los artistas tenemos avanzada esta capacidad de adaptación y resiliencia a la adversidad”.

paz-court-2017

Deja un comentario

Músicos chilenos: pandemia y resiliencia – Sarraute Educación María Magdalena

A %d blogueros les gusta esto: